Conecte con nosotros

Política

CPC presentó su informe nacional de competitividad 2021-2022 | Gobierno | Economía

Publicado

en

Las universidades que anunciaron retorno presencial total para 2022 | Economía

El Consejo Privado de Competitividad (CPC) presentó su ‘Informe Nacional de Competitividad 2021-2022’, en el cual la entidad, que desde 2007 se ha dedicado a analizar los retos y oportunidades que tiene Colombia para ser un país más competitivo, presentó recomendaciones en torno a 16 capítulos sectoriales, entre los que se tiene la eficiencia del Estado, energía, educación, salud, mercado laboral, productividad y emprendimiento y sistema tributario, entre otros.

La presidente del CPC, Ana Fernanda Maiguashca, destacó como “para avanzar en la construcción de una sociedad más prospera y equitativa, es necesario tomar decisiones que nos hagan más productivos en el largo plazo”, y enfatizó en que “la competitividad del país afecta su capacidad productiva y el día a día de todas las personas que en él vivimos”.

(Ciudad, covid y competitividad). 

Masiguasca destacó los retos adicionales que trajo para el país el año de pandemia.

“Hemos querido traer un enfoque un poco distinto, el último año fue de tremenda exigencia, la pandemia afectó profundamente nuestra salud, afectó profundamente nuestra economía y a nuestra sociedad, en 2020 3,5 millones de personas cayeron en la pobreza monetaria. Pero de la misma manera se han hecho esfuerzos extraordinarios para mitigar los efectos de esa crisis”, dijo.

Uno de los temas claves que tocó la presentación y hace parte de las discusiones a corto plazo que plantea el informe es la necesidad de acelerar el regreso a la presencialidad, universalizar la educación preescolar, y remediar las pérdidas de aprendizaje por el cierre de centros educativos.

(Infraestructura y competitividad). 

En el marco de la presentación del informe estuvo presente Emiliana Vargas, investigadora y codirectora del Centro para la Educación Universal de Brookings Institution, quien mencionó que “en Colombia en promedio las escuelas estuvieron cerradas 59 semanas, es un impacto muy grande. La reapertura de las escuelas y la continuidad de la asistencia escolar debe ser una prioridad para todas las escuelas, pero no es solo abrirlas como antes”.

Según la experta, hay cinco factores para mejorar la educación en Colombia: implementar políticas docentes efectivas, invertir en la primera infancia, mejorar la inversión en educación, fortalecer las instituciones y actores y aprovechar la tecnología para el aprendizaje y la gestión.

Así mismo, las otras necesidades que destaca el CPC para atender en el corto plazo son ajustar las normas laborales y de seguridad social para ofrecer empleos formales a la población, e implementar el Marco Nacional de Cualificaciones para promover el aprendizaje pertinente a lo largo de la vida.

El reporte también revisa un escenario a mediano plazo, y sostiene que se debe “crear más mercado para competir y ser mejores” en torno a revisar regulaciones y medidas no arancelarias para promover la competencia y poner al consumidor en el centro, internacionalizar la economía para fomentar la absorción de conocimiento en el aparato productivo e incentivar una transición progresiva hacia la neutralidad en carbono sin poner en riesgo la seguridad energética del país.

(Colombia mejoró en competitividad, según empresarios). 

El informe de competitividad señala entonces la importancia de trabajar de forma conjunta, entre el sector privado, el Estado, la academia y la sociedad civil, y menciona por ello que se deben hacer esfuerzos para extender los servicios digitales a zonas rurales y la población vulnerable, seguir diversificando la matriz de generación eléctrica y ampliar el abastecimiento de gas natural y consolidar un transporte multimodal competitivo en todo el territorio y permitir que los costos de transporte se generen en condiciones de competencia.

En cuanto a los compromisos del Estado, el reporte informe anual del CPC enfatiza en que se debe acelerar la transformación digital de este, reformar el sistema pensional para avanzar en cobertura, equidad y sostenibilidad fiscal y “retomar la senda hacia una estructura tributaria que se apoye más en las personas naturales y menos en las empresas. Y además, eliminar exenciones y tratamientos especiales”.

PORTAFOLIO

Fuente de la Noticia

Tendencias