Connect with us

Tecnología

“Creo firmemente en el potencial de la tecnología legal, aplicada con sentido común”

Published

on

“Creo firmemente en el potencial de la tecnología legal, aplicada con sentido común”

“Creo firmemente en el potencial de la tecnología legal, aplicada con sentido común” | Noticias de Buenaventura, Colombia y el Mundo

  • “Un buen abogado de empresa contribuye muy positivamente a la gestión de riesgos de cualquier naturaleza”
  • “Prevemos hacer uso de nuevas soluciones tecnológicas, que nos permitan liberar recursos y destinarlos a tareas de mayor valor para el Grupo Tendam”
  • “Para Tendam, el comportamiento ejemplar, íntegro y honesto forma parte de nuestra cultura empresarial”

Mar Oña es, desde septiembre de 2018, directora General del área Legal del Grupo Tendam, propietario de las marcas Cortefiel, Pedro del Hierro, Women’secret y Springfield. Es además miembro del Comité de Dirección y secretaria del Consejo de Administración. Licenciada en Derecho por la Universidad Autónoma de Madrid y posgrado en Fusiones y Adquisiciones, fue abogada asociada del departamento de Derecho Mercantil de Clifford Chance desde 2005 y hasta su incorporación en 2011 al Grupo Prosegur, en el que llegó a ser Secretaria General y del Consejo de Administración de Prosegur Cash. Posee una amplia experiencia legal y de gestión a nivel tanto nacional como internacional. Su paso, primero, por la prestación de servicios jurídicos externos para, posteriormente, incorporarse al mundo empresarial en puestos de máxima responsabilidad, han contribuido a forjar su visión transversal de la función legal.   

¿Cómo compatibiliza la asunción de la responsabilidad del Área Legal del Grupo Tendam, formar parte del Comité de Dirección y ejercer la secretaría del Consejo de Administración?

Cada una de estas tres responsabilidades contribuye a un mejor desempeño de las restantes. Desde mi punto de vista, el área legal de una empresa debe ser entendida en una doble dimensión: asesora, facilita y canaliza, en lo técnico-jurídico, las necesidades del negocio. Pero, además, debe ser actor principal en la gestión de riesgos. Algunos estrictamente legales, otros multidisciplinares. Creo que un buen abogado de empresa, acostumbrados como estamos a evaluar situaciones en función de criterios de riesgo, contribuye muy positivamente a la gestión de riesgos de cualquier naturaleza. Especialmente esta segunda faceta, exige un conocimiento profundo de las dinámicas del negocio y de las necesidades de la empresa, que no siempre está al alcance de los equipos legales cuando no forman parte de los órganos de dirección. Formar parte del Comité de Dirección y, más aún, asumir la Secretaría de su Consejo de Administración, aseguran esta compresión y permiten que los riesgos, y entre ellos los de naturaleza legal, estén presentes en la definición de las estrategias empresariales y en la toma de decisiones al más alto nivel.

¿Qué le aportan sus 17 años de experiencia en cargos de máxima responsabilidad en diferentes compañías en el ámbito legal y jurídico?

A lo largo de mi carrera he ocupado puestos de responsabilidad en sectores, negocios y compañías muy diferentes, que me han brindado la oportunidad de colaborar con personas de muy distinto perfil, en diferentes países, en proyectos altamente complejos y en roles no estrictamente jurídicos. Todo ello ha contribuido a que mi perfil sea hoy más polivalente y a que afronte mi día a día como un ejercicio de aprendizaje continuo. Cualquier iniciativa que acometo o lidero, procuro hacerlo no tanto -o no sólo- como Directora Legal, sino como cabeza visible de un proyecto multidisciplinar. Creo en el trabajo en equipo y en las ventajas de combinar perfiles; valoro no sólo la excelencia, que, por supuesto, sino también la versatilidad en personas y equipos; creo que, con este modelo, se proponen mejores soluciones.

¿Cuáles son las principales dificultades a las que se está teniendo que enfrentar el área legal de Tendam desde el inicio de la pandemia? ¿Qué particularidades tiene su sector en este ámbito?

El ejercicio 2020 está siendo tremendamente duro para toda la organización. El cierre de nuestras tiendas durante meses ha provocado una caída de ingresos sin precedentes, que nos obliga a todos a la máxima eficiencia. Hemos tenido además que adaptarnos de la noche a la mañana a un modelo de trabajo en remoto, con las enormes dificultades técnicas y organizativas que implica. Para el área legal ha sido y es, adicionalmente, un periodo muy exigente desde el punto de vista regulatorio. Nuestras tiendas, pilar básico de nuestro negocio, llevan meses sujetas a una regulación cambiante, altamente dispersa, novedosa por su componente sanitario y, en no pocas ocasiones, imprevisible. Mantenernos actualizados e informar en tiempo real a toda la organización de las condiciones vigentes en cada momento, país o región, ha supuesto un verdadero desafío para todo el equipo, que se suma al día a día del trabajo legal de la compañía. Su respuesta, profesionalidad, esfuerzo y compromiso han estado y siguen estando a la altura de las circunstancias.      

¿Por su modelo de negocio, de qué manera ha demostrado la tecnología su verdadero potencial durante los últimos meses para trabajar en entornos colaborativos con los equipos, clientes, socios y proveedores?

Creo firmemente en el potencial de la tecnología legal, aplicada con sentido común. La mayor parte de nuestro trabajo como abogados no es automatizable, es obvio, pero los abogados aún dedicamos demasiado tiempo y esfuerzo a tareas de escaso valor añadido. Aunque a menudo resulta fácil identificarlas, lo difícil es asumir el reto -y en ocasiones el riesgo- de cambiarlas. Tampoco ayuda que resulte complicado explicar, a nivel ejecutivo, y cuantificar en términos de coste/beneficio, las ventajas de su implantación. Por ejemplo, hace aproximadamente dos años que implantamos en Tendam la firma electrónica. Pese a ser una herramienta muy básica, al principio experimentamos cierta resistencia, interna y externa, y unos niveles de uso modestos. No quedan hoy muchos, ni en Tendam ni entre nuestros colaboradores, que después de lo vivido en los últimos meses, no sean fervientes defensores de las ventajas de esta solución. Es, creo, buen momento, después de un año que ha demostrado que otra forma de trabajar es posible, para ser más ambiciosos y con el objetivo de ganar en agilidad y eficiencia, plantearnos un uso más intensivo de la tecnología legal.

El ministro de Justicia declaró en el V Congreso Internacional de Compliance que organiza Thomson Reuters que los modelos de cumplimiento normativo son ejes fundamentales en cualquier organización. ¿Cómo trabaja en el ámbito del cumplimiento normativo el Grupo Tendam?

Un buen sistema de cumplimiento normativo debe, efectivamente, vertebrar cualquier organización. Para Tendam, el comportamiento ejemplar, íntegro y honesto forma parte de nuestra cultura empresarial y, como tal, lo promovemos. Desde el punto de vista organizativo, el nuestro es un modelo centralizado, en cuanto a la toma de decisiones y la definición de planes de acción. Desde el punto de vista material, nuestro modelo pone el foco y la organización sus mayores esfuerzos, en aspectos como pueden ser los relativos a privacidad o a relaciones con terceros y cadena de suministro, en función de la magnitud del riesgo asociado.

¿Cuáles son los retos que se plantea su departamento Legal para 2021?

El año 2021 aún será para Tendam y, por tanto, para nosotros como equipo legal, un año complicado. El entorno continuará siendo complejo y cambiante, muy impactado por la situación sanitaria. Todo ello nos obligará, además de a atender las necesidades del día a día de nuestro negocio, a persistir en el compromiso de ofrecer a la organización una visión, completa pero sencilla, del marco regulatorio aplicable en cada momento. Pero 2021 será también un ejercicio de oportunidades, comerciales y legales. El negocio online, que ya venía creciendo de forma sostenida en los últimos años, y sofisticándose en paralelo, ha experimentado una aceleración sin precedentes que, previsiblemente, añadirá nuevas complejidades, también en el plano legal. Tendremos, en definitiva, que hacer frente a una carga de trabajo mayor y más compleja, con la misma estructura. Se nos exigirá ser más productivos, más eficientes y redefinir procesos y metodologías de trabajo, para continuar ofreciendo un servicio legal de máxima calidad. Prevemos, para ello, hacer uso de nuevas soluciones tecnológicas, que nos permitan liberar recursos y destinarlos a tareas de mayor valor para el Grupo.

Si quieres disponer de toda la información y la opinión jurídica para estar al día, no pierdas de vista a Actualidad Jurídica Aranzadi “Creo firmemente en el potencial de la tecnología legal, aplicada con sentido común” | Noticias de Buenaventura, Colombia y el Mundo

Fuente de la Noticia

Advertisement
Advertisement

Tendencias

Copyright © 2021 - Buenaventura en Línea - Powered By SodyeGroup SAS