Conecte con nosotros

Tecnología

Data Science para analizar el COVID, una tecnología que salva vidas

Publicado

en

Data Science para analizar el COVID, una tecnología que salva vidas

Cuando se escuchan términos como big data y otros anglicismos relacionados con el mundo de la recopilación y el tratamiento de datos, la imagen que aparece en la cabeza es la de gigantes tecnológicos como Facebook o Google.

Más allá de la importancia del big data para estas compañías, su implicación en la ciencia supone ventajas y aplicaciones que antes no hubieran podido ni siquiera imaginarse. Esto es lo que se ha denominado data science o ciencia de datos (en español).

Su nacimiento proviene del matrimonio entre dato y ciencia, como ha asegurado Carlos Picazo, fundador y profesor de MIOTI, el instituto de Data Science e Internet de las Cosas. “El data science nos dota de las herramientas necesarias para poder responder cualquier pregunta gracias a la compresión y lectura de los datos”, ha explicado.

Así, este ámbito supone una punta de lanza para luchar contra las pandemias, a través del análisis de los datos y su tratamiento. De esta forma, en 1845, el médico John Snow –no el de Juego de Tronosfue capaz de controlar un brote de cólera en Londres, gracias a un uso arcaico del data science, analizando las defunciones en relación con la cercanía a pozos de agua infectados.

Ahora, desde MIOTI han detallado las bondades de esta herramienta traídas a la actualidad, por ejemplo, en la lucha contra la pandemia de COVID-19, la que ha dejado numerosas defunciones y ha colapsado las urgencias de los hospitales.

Ciencia de datos para luchar contra la pandemia y predecir escenarios futuros

Tal y como ha comentado Picazo, los datos nos rodean y, actualmente, se generan 25 millones de gigas al día, una cifra abrumadora. 

“La ingente cantidad de datos nos ha permitido tener una visión ultra detallada de la realidad como nunca antes se había visto; la tecnología nos ha permitido ver casi en tiempo real, dónde se está extendiendo el virus, cómo está mutando, así como sus diferentes efectos en las diversas economías mundiales”, ha apostillado.

Lea También
Hubble celebra su 31 cumpleaños compartiendo una foto espectacular de la estrella en explosión AG Carinae

Una unión entre ciencia, tecnología y big data que hace posible, en la actualidad, comprender mejor cómo el coronavirus ha afectado al conjunto de la sociedad, lo que ha categorizado Picazo como “un salto espectacular hacia delante”. 

Varios países europeos están recopilando datos sanitarios para las investigaciones contra el coronavirus: qué riesgos implican para los ciudadanos

“Se han podido generar hipótesis y simulaciones sobre qué pasaría si se incrementaran las medidas de confinamiento, cuándo tomarlas o, incluso, prever el colapso de los hospitales para generar soluciones antes de que aconteciese”, ha asegurado.

Así, la pandemia ha ofrecido a los data scientist (científicos de datos, en español) numerosos datos sobre hospitalizaciones, contagios a nivel mundial, etc. Desde MIOTI, han confirmado que han trabajado esta área, pudiendo elaborar predicciones sobre los picos máximos de la segunda y tercera ola.

En este vídeo, el profesor Carlos Picazo explica la importancia del uso de Data Science en la tercera ola de COVID-19:

De esta forma, el data science puede salvar vidas, gracias al desarrollo de terapias más avanzadas y eficaces, así como la elaboración de fármacos más apropiados. En este sentido, esta herramienta se utiliza en la búsqueda de un fármaco contra el propio COVID-19.

“Los investigadores están utilizando algoritmos de aprendizaje automático para detectar rápidamente anticuerpos terapéuticos con una alta probabilidad de éxito”, ha añadido Picazo. “Lo que para un laboratorio podría llevar años, al algoritmo le toma tan solo unas semanas; estos también se han empleado en el desarrollo de las vacunas, por ejemplo, secuenciando el ADN a unas velocidades nunca antes vistas”.

Sin duda alguna, todos estos beneficios de la aplicación del Data Science en el COVID-19 suponen pasos de gigante para todos los sectores que toque esta herramienta, tan útil para la humanidad, aparte de aplicable en ámbitos muy variopintos.

Lea También
Amazon presiona al gobierno para que legalice la marihuana a nivel federal después de que el gigante tecnológico relaja sus pruebas de drogas

La importancia del data science en un mundo hiperconectado y cada vez más sostenible

El contexto post-pandémico en el que vive la sociedad a nivel mundial ha configurado un mundo más conectado entre sí, en el que los datos se sitúan en el centro de cualquier disciplina profesional, no solo en el ámbito sanitario.

Por su parte, Fabiola Pérez, CEO de MIOTI, ha asegurado que la aplicación del Data Science en diferentes sectores puede ayudar a que las empresas sean más “eficientes”. Así, su desarrollo en otros ámbitos podría servir para “realizar una siembra, predecir un fallo mecánico o decidir qué inversión será más rentable”, entre otras cosas.

Por ello, esta herramienta implica ventajas para compañías de sectores muy diferentes, como el financiero, gran consumo, energía, comercio, defensa… Más aún si se observa el crecimiento del comercio electrónico debido a la pandemia y al confinamiento.

“Cualquier sector es susceptible de aplicar data science, ya que esta tecnología asienta las bases para realizar predicciones, tomar decisiones y obtener respuestas”, ha explicado Pérez sobre sus bondades.

Aparte de utilizar los datos recabados para mostrar picos de contagio y utilizar el Internet de las Cosas (IoT) en hospitales, para reducir el contacto físico, su uso ha crecido con el ya citado comercio online, ya que las empresas se han interesado por ofrecer productos más personalizados para los consumidores, algo que puede garantizarse gracias a la combinación de big data e inteligencia artificial.

Además de los usos sanitarios y comerciales, la ciencia de datos también supone una esperanza para la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible marcados por las Naciones Unidas, ya que con esta tecnología se puede controlar, por ejemplo, el nivel de deforestación de la Tierra, a través de imágenes por satélite.

En resumen, ofrece la posibilidad a casi todos los sectores de la economía de ser más eficientes y dar soluciones a problemas como la pandemia global o el cambio climático. Por ello, la labor de los profesionales de esta tecnología será esencial durante el siglo XXI.

Lea También
Cuando las jirafas pelean, son honorables

La labor del científico de datos, la profesión más sexy del siglo XXI

Aunque la labor de un data scientist parezca titánica, su profesión puede darse en cualquier sector económico, siempre y cuando ese profesional conozca realmente el entorno en el que se está moviendo; no será lo mismo el trabajo de este en el comercio online que en la búsqueda de terapias más adecuadas para el coronavirus, por ejemplo.

“Debe buscar la aplicabilidad y atacar problemas concretos, así como visualizar todos los datos posibles, para después converger en los más relevantes y que afecten directamente a la actividad del negocio”, ha detallado Pérez sobre su importancia.

Concretamente, en MIOTI, utilizan una metodología de enseñanza denominada Learning by doing, 100% práctica y con casos reales. Para ello, utilizan plataformas específicas, como Jupyter Notebook o Google Colab, así como librerías para aplicar los últimos modelos como Tensorflow, Pandas, Matplotlib o Azure ML, entre otros.

Es decir, que su labor es la de mostrar a sus alumnos y al mundo, en general, la gran importancia de la ciencia de datos, para el cual han desarrollado una plataforma propia, en el propio ecosistema innovador de TheCUBE. Por otro lado, para ayudar a los estudiantes también usan bots que realizan seguimientos personalizados.

Por último, MIOTI también está cerrando acuerdos con diferentes universidades privadas para fomentar el estudio de estas tecnologías y cubrir las necesidades que se darán en el mercado laboral en cuanto a esta profesión o la gobernanza de datos.

No es de extrañar que el data scientist se convierta en una de las profesiones más importantes de los tiempos actuales. Además, no hay excusa para no trabajar en este entorno, ya que, según Harvard, es la profesión más sexy del siglo XXI.

Fuente de la Noticia

Anuncio

Tendencias