Conecte con nosotros

Tecnología

¿De dónde vino la sandía? Estudio resuelve el misterio del origen de la fruta

Publicado

en

watermelon

La domesticación de plantas y animales hace 10.000 se considera una de las cuencas hidrográficas clave en la historia de la humanidad. Las gramíneas como el trigo, la cebada, el arroz y el mijo fueron de las primeras en ser domesticadas, mientras que las frutas, debido a sus largas fases juveniles, fueron domesticadas mucho más tarde. Algunas frutas como manzanas, dátiles y granadas se domesticaron no antes de hace 4000-5000 años.

Un estudio internacional ahora ha arrojado luz sobre la historia evolutiva de la sandía domesticada, aprovechando los genomas de sus variedades silvestres.

El registro arqueológico de frutas es escaso, ya que las personas se trasladaron a variedades sin semillas (aunque ese no es el caso de las sandías) y adoptaron el injerto y la propagación vegetativa como método de cultivo. Por lo tanto, la genómica se ha convertido ahora en un método clave para comprender las relaciones evolutivas de los frutos cultivados.

El estudio concluyó que el melón Kordofan de Sudán, Citrullus lanatus cordophanus, es el pariente más cercano y probablemente el progenitor salvaje de la sandía moderna, Citrullus lanatus vulgaris.

Se cree que el melón Kordofan una vez se extendió hasta el Sahara durante el período húmedo africano del Holoceno (hace 14,8-5,5 mil años), cuando África era mucho más húmeda de lo que es hoy.

Click here to preview your posts with PRO themes ››

Sin embargo, las poblaciones modernas de melón Kordofan o descendientes del progenitor existen hoy solo en la región del este del Sahel. Los agricultores locales en Darfur, Sudán, todavía cultivan el melón Kordofan porque necesitan una variedad que se adapte de forma única a la muy corta temporada de lluvias en la región.

Si bien no está claro qué personas domesticaron las primeras sandías, o cuáles fueron sus patrones de migración, el melón Kordofan de Sudán fue definitivamente un recurso clave para la domesticación de la sandía.

Curiosamente, otros estudios han identificado el melón Kordofan en la iconografía egipcia antigua. En las tumbas de Meir (2350-2200 a. C.) y en Saqqara (2360-2350 a. C.) y de Saqqara (2360-2350 a. C.) se han identificado dos representaciones que se consideran del melón sudanés. Una tercera representación también confirmada como la del melón Kordofan, proviene de la de un papiro fechado en 1069-945 a. C. «Estos registros arqueológicos son consistentes con que el melón Kordofan es un progenitor directo de la sandía cultivada», afirma el documento.

Enfoques genómicos

Al comparar las secuencias del genoma de varias variedades silvestres y cultivadas, el estudio encontró una mezcla significativa entre el melón Kordofan, el melón egusi y otras variedades domesticadas. Esto se debió a la proximidad de los centros de cultivo a la extensión de las poblaciones silvestres. Con todo, «estos resultados apoyan que el melón Kordofan de Sudán podría ser el progenitor directo del melón domesticado».

Click here to preview your posts with PRO themes ››

Los enfoques genómicos, sin embargo, tienen sus limitaciones, como señalan los autores. Las variedades silvestres, en muchos casos, podrían haberse extinguido. O, como en el caso de la sandía, podría haber habido múltiples eventos de hibridación / mezcla.

¿Escaparon de la domesticación?

Igualmente probable es la posibilidad de que las variedades domesticadas se vuelvan salvajes, es decir, que «escapen» de la domesticación y se establezcan en la naturaleza. Por ejemplo, en este estudio, los autores examinan si la relación entre el melón Kordofan y la sandía domesticada podría ser al revés. Es posible que el melón Kordofan sea un salvaje. Sin embargo, llegaron a la conclusión de que el Kordofan es el progenitor, ya que posee más diversidad genética que los domesticados.

Hacer que la planta sea más apetecible, ya sea sin semillas o menos amarga, es uno de los resultados clave de la domesticación de la planta, especialmente en el caso de las frutas. En el caso de las cucurbitáceas, como los melones y los pepinos, el amargor surge de una clase de compuestos químicos llamados cucurbitacinas, que surge de un gen llamado gen Bt.

Click here to preview your posts with PRO themes ››

Los autores del estudio encontraron que un cambio en el gen Bt, que hace que las frutas sean menos amargas, ya está presente en el melón Kordofan, así como en los pepinos de los melones con miel. Por lo tanto, el estudio señala que la pérdida de amargura podría haber estado ya presente en los silvestres que fueron elegidos para el cultivo por los antiguos agricultores.

¿Qué hay detrás del color rojo de las sandías de hoy?

Las sandías modernas tienen una modificación en un gen llamado gen lcyb, que da como resultado la acumulación del licopeno químico, que conduce al inconfundible color rojo de la pulpa de la sandía que conocemos. La mayoría de las sandías, incluida la Kordofan, carecen de esta mutación y, por lo tanto, tienen una pulpa blanca a verdosa.

Además, la yuxtaposición del genoma del melón Kordofan con el del cultivar moderno típico muestra un marcado aumento en las frecuencias de una forma variante de un gen responsable de la dulzura de la fruta. Esto indica que «la dulzura de la fruta ha aumentado gradualmente durante el transcurso de la domesticación».

– El autor es un comunicador científico autónomo. (correo[at]ritvikc[dot]com)



Fuente de la Noticia

Anuncio

Tendencias