Conecte con nosotros

Política

¿Debería Colombia restablecer relaciones con la Venezuela de Maduro?, no cesa el debate

Publicado

en

¿Debería Colombia restablecer relaciones con la Venezuela de Maduro?, no cesa el debate

Sigue la polémica en Colombia, luego de que el Senado de la República aprobara una proposición para restablecer relaciones diplomáticas con Venezuela.

En tanto que el presidente Iván Duque rechazó la iniciativa, otros sectores del país le han dado su respaldo, indicando que se trata de asunto económico, no ideológico.

La proposición, que fue radicada por los senadores de la Alianza Verde, Yezid García y Jorge Guevara, no solo pedía le al Gobierno colombiano recomponer las relaciones diplomáticas con el país vecino, sino que también le solicitaba a los presidentes del Congreso de la República y a la Asamblea de Venezuela la creación de una comisión bilateral y trabajar en la normalización de relaciones diplomáticas.

“Mientras yo sea el Presidente de Colombia y en defensa de la Carta Democrática y de los valores que hemos construido con muchos países, no vamos a reconocerlo (a Nicolás Maduro), sería una claudicación en los valores que ha defendido históricamente nuestro país, sería una claudicación frente a la miseria que ha tenido que vivir el pueblo venezolano”.

Esta fue la respuesta de Duque, quien en ese momento le estaba dando la bienvenida al secretario de Estado de los Estados Unidos, Antony Blinken, y reiteró que Colombia no reconocerá la “dictadura oprobiosa” que está vigente en el vecino país, por cuenta del régimen chavista.

Lea también: “Mientras sea presidente no reconoceré la dictadura de Maduro”: Duque sobre Venezuela

A esta reacción se sumaron las voces de algunos senadores colombianos que, pese a que habían aprobado la propuesta, se retractaron e incluso explicaron que todo había sido resultado de una mala jugada.

John Harold Suárez, del Centro Democrático, dijo que “la reactivación económica con Venezuela es necesaria, pero eso no nos puede alejar de nuestros principios democráticos, no podemos tener relación con un gobierno tirano, como el de Nicolás Maduro”.

Y su copartidaria María Fernanda Cabal explicó en su cuenta de Twitter el por qué de la aprobación: “Inaudito. Después de cuatro horas de debate sobre el proyecto de Ley del Presupuesto, se camufla una propuesta para volver a activar las relaciones con Venezuela con la ilegítima Asamblea del chavismo de Maduro. Esas facultades son exclusivas del Ejecutivo. Lo hicieron a escondidas, las camuflaron entre otras dos proposiciones”.

Y agregó: “Es inconstitucional. ¿Hasta cuándo van a seguir usurpando las facultades del Ejecutivo?”.

Respondiendo a esas inquietudes, el presidente de esa corporación, Juan Diego Gómez, aseguró que “la proposición aprobada en el Senado, de ninguna manera sustituye las facultades constitucionales del manejo de las relaciones internacionales, en cabeza del presidente Iván Duque”.
Para él, “cualquier avance en el restablecimiento de las relaciones diplomáticas es facultad exclusiva del Presidente de la República, a través de la Cancillería. Pensar que se puede reconocer o desconocer desde el Congreso de Colombia un gobierno, es un enorme error”.

Según expertos, el tema migratorio venezolano es hoy uno de los puntos más complejos de los que se debería hablar en la política exterior colombiana.

El papel del Legislativo

Ronald Rodríguez, politólogo e internacionalista de la Universidad del Rosario, aclara que “si bien el Presidente maneja la política exterior, no podemos olvidar que el foro político colombiano maneja todos los temas, entre ellos la política exterior”.

Es decir, aunque el Legislativo no pueda tomar decisiones del alcance de la proposición, sí le corresponde evaluar la política internacional y, en este caso, hacer debates de control sobre temáticas migratorias.

De su lado, el analista político Jhon Mario González confirma que, en efecto, la política exterior la conduce el Gobierno Nacional, pero agrega que “es natural que a estas alturas distintos actores, entre ellos algunos congresistas y mandatarios en la frontera, estén exigiendo el restablecimiento de las relaciones”.

Y es que para el senador Yezid García, uno de los impulsores de la iniciativa, “el espíritu de la proposición es interpretar la situación y el sentimiento de los colombianos que están en la frontera, de los pequeños y medianos industriales que perdieron un mercado, de las dificultades que tenemos por no tener ningún contacto con una nación hermana”.

El senador proponente de la iniciativa, Yezid García, en su Twitter envió un mensaje a Duque: “Aunque le duela, fue aprobada (la proposición) por unanimidad”.

Rodríguez coincide con él en tanto que el Jefe de Estado no puede darle “la espalda” a las más de doce millones de personas que viven en la frontera ni a los nacionales que en algún momento emigraron a Venezuela y han quedado desprotegidos.

“Hay otros países que no son democracias con los cuales Colombia mantiene relaciones, obviamente siendo Venezuela el vecino más importante y dados los niveles de interdependencia, pues es apenas natural que tengamos que establecer vínculos diplomáticos y, sobre todo, recuperar las relaciones consulares”, dice.

Siguiendo la misma línea, el también internacionalista Mauricio Jaramillo manifiesta que el Gobierno colombiano es incoherente frente a lo que pretende hacer con las relaciones internacionales, porque rechaza a Maduro porque ha violado los Derechos Humanos, pero mantiene una renovada relación con el presidente de Brasil, Jaír Bolsonaro.

Lea además: Líderes políticos celebran la captura de alias ‘Otoniel’, peligroso y buscado narcotraficante

¿Es posible?

Respecto a qué tan posible es que se restablezcan las relaciones diplomáticas entre Bogotá y Caracas, se sabe que el Gobierno del vecino país aplaudió la propuesta y le agradeció al Senado colombiano.

Los analistas, sin embargo, reiteran que el presidente Duque ha sido enérgico en desconocer el régimen dictatorial de Maduro, por lo que preven que no será hasta la instalación del nuevo Gobierno, en el 2022, que se emprendan conversaciones con el régimen chavista.

“Es una necesidad sentida de los dos países, sin embargo, la relación deberá ser instrumental o de utilidad, esto es de comercio y sanitaria, mas no de auténtica fraternidad, porque el régimen venezolano es antidemocrático y representa y representará una amenaza contra Colombia”, advierte el analista González.

Lo cierto es que el próximo Mandatario colombiano deberá hacer un esfuerzo por recuperar la institucionalidad entre ambas naciones y gestiuonar el presupuesto que implicaría el retorno de los consulados, es decir, analizar aspectos que “van mucho más allá de la simple presencia de un embajador o un equipo diplomático”, dice el internacionalista Rodríguez.

A lo que agrega que: “Independientemente de que se recuperen las relaciones, Venezuela siempre tendrá una posición hostil hacia Colombia y hacia la representación colombiana”.

A quién beneficia la propuesta

De acuerdo con analistas, el restablecimiento de las relaciones diplomáticas beneficiaría mutuamente a los países.

“Colombia en la medida en que puede recuperar algo del comercio y detener un poco el flujo migratorio que tanta afectación ha causado”, dice el analista político Jhon González.

Y agrega que favorecería al país hermano dado que “necesita legitimarse internacionalmente”.

El politólogo Ronald Rodríguez señala que no solo Venezuela se encuentra en una situación límite, sino también la frontera donde se presencia el paso irregular de población, negocios de la ilegalidad y la trata de personas.

“Por más que haya posiciones diferenciadas, hay que desideologizar la política exterior entre Colombia y Venezuela y construir la relación bilateral sobre unos mínimos básicos”, afirma el politólogo.

Rodríguez ve necesario recordar que en los años 80 se estuvo cerca de enfrentarse a una guerra y “cuando tuvimos que desescalar la situación, construimos una relación comercial permitió un gran crecimiento en las economías de los países”.

Así, el académico cuenta que hoy es fundamental emprender un plan de esa envergadura, pero siendo el tema migratorio el eje central.

Maduro responde

  • Como se sabe, el presidente del Congreso de Colombia, Juan Diego Gómez, le envió la proposición de restablecer las relaciones a la Asamblea de Venezuela.

  • ”Tenemos que resolver nuestros problemas en paz, tenemos que regularizar, normalizar las relaciones comerciales, productivas, económicas, tenemos que normalizar las relaciones diplomáticas”, dijo al respecto el presidente Nicolás Maduro.

  • “Nosotros le damos un aplauso por esta iniciativa tomada por el poder Legislativo de Colombia y el poder Legislativo de Venezuela”, indicó.

Fuente de la Noticia

Tendencias