in

Dolor en la bomba para los automovilistas de Myanmar, ya que la escasez de combustible hace que los precios se disparen

Dolor en la bomba para los automovilistas de Myanmar, ya que la escasez de combustible hace que los precios se disparen | Noticias de Buenaventura, Colombia y el Mundo

La escasez de combustible obligó a cerrar gasolineras en las principales ciudades de Myanmar y elevó los precios a su segundo nivel más alto desde el golpe, lo que provocó críticas de que las restricciones de la junta a las importaciones y la manipulación del tipo de cambio son las culpables.

El viernes, el Comité de Supervisión de Importación, Almacenamiento y Distribución de Combustible del Ministerio de Energía de la junta anunció que la escasez de combustible había elevado los precios en 600 kyats (0,30 dólares estadounidenses), o casi un 40% en los cinco días desde el 7 de agosto.

Un litro (0,25 galones) de diesel y 92 octanos que costaron un promedio de 1.970 kyats (US $ 0,94) y 1.615 kyats (US $ 0,77) el domingo costaron 2.550 kyats (US $ 1,21) y 2.245 kyats (US $ 1,07), respectivamente, el Viernes.

La escasez que eleva los precios ha llevado a las estaciones de servicio en las principales ciudades de la mayoría de los estados y regiones, incluidas las ciudades más grandes de Myanmar, Yangon y Mandalay, a cerrar cuando se quedan sin combustible, mientras que otras se han visto obligadas a limitar sus ventas.

Las fuentes le dijeron a RFA Burmese que la adquisición de combustible se había convertido en una pesadilla.

“Esta mañana, cuando fui a buscar combustible, encontré algunas tiendas que vendían solo gasóleo, algunas tiendas que vendían 95 [octane] y algunas tiendas cerraron”, dijo un residente de la ciudad de Muse, en el norte del estado de Shan, cerca de la frontera de Myanmar con China.

“Algunas tiendas fuera de los límites de la ciudad venden 92 octanos a 2850 kyats (1,36 dólares estadounidenses) el litro, y vendían 2000 kyats (0,95 dólares estadounidenses) por cada motocicleta y 20 000 kyats (9,53 dólares estadounidenses) por cada automóvil. También había vendedores ambulantes que vendían bombonas pequeñas de gasolina a varios precios”.

El residente, que habló bajo condición de anonimato, dijo que los automovilistas en Muse tenían que pagar entre 7.000 y 10.000 kyats (3,33 a 4,76 dólares estadounidenses) por una botella de combustible de 1,5 litros «dependiendo del vendedor», mientras que las botellas más pequeñas se vendían por en cualquier lugar entre 3.000 y 5.000 kyats (US $ 1,43 a $ 2,38).

Llamó a la situación del combustible «la peor que he visto en mi vida».

Otras fuentes dijeron a RFA que los servicios cruciales proporcionados por organizaciones benéficas para compensar el déficit administrativo de la junta se estaban reduciendo como resultado de la escasez.

Un portavoz de un grupo de caridad con sede en Yangon que brinda asistencia a quienes necesitan atención médica le dijo a RFA que se había visto obligado a rechazar solicitudes por falta de combustible.

“En nuestro trabajo, es difícil negarse cuando recibe una llamada de un paciente”, dijo. “No puedo evitar preguntarme si una persona llamó porque estaba desesperada y realmente nos necesitaba”.

El vocero dijo que incluso cuando el precio del combustible es asequible, organizaciones como la suya no tienen suficiente dinero para comprar más de lo que cabe en sus tanques de gasolina.

“Cuando los precios suben, tenemos problemas mucho mayores con los que lidiar”, dijo.

Un conductor alimenta su vehículo en Yangon, Myanmar, el 12 de agosto de 2022. Credit: RFA

Dolor en la bomba para los automovilistas de Myanmar, ya que la escasez de combustible hace que los precios se disparen | Noticias de Buenaventura, Colombia y el Mundo

mala gestión de juntas

A pesar de la escasez de combustible nacional y los precios por las nubes, el jefe de la junta Snr. El general Min Aung Hlaing anunció el 8 de agosto en una reunión de coordinación del trabajo gubernamental que el régimen busca reducir los gastos mediante la reducción de sus importaciones anuales de petróleo y productos derivados del petróleo por valor de 1.300 millones de dólares estadounidenses.

Un distribuidor de combustible, que se negó a ser identificado por razones de seguridad, dijo que la escasez de combustible y el aumento de los precios son el resultado de las restricciones de la junta a las importaciones extranjeras.

“El dólar se ha vuelto tan escaso que conseguir gasolina se ha vuelto difícil. Cuando hay cierta cantidad disponible, nos vemos obligados a comprarla en grupo y luego dividirla entre nosotros”, dijo.

“Antes hacíamos las compras nosotros mismos, individualmente, no en grupo. … Ya no podemos hacer eso. En su lugar, tenemos que obtener nuestro suministro a través de la [junta]. Va a empeorar si las cosas siguen así”.

Los economistas dijeron a RFA que la escasez de combustible también es el resultado de los controles y las tasas de cambio fijas del dólar estadounidense establecidas por la junta.

Un dólar estadounidense costaba 1.850 kyats en abril, pero la junta cambió la tasa a 2.100 kyats el 5 de agosto.

“Como ha subido la tasa oficial, seguramente subirá el precio de las importaciones. Y como el fuel oil es una de las importaciones, otros precios de las importaciones también subirán”, dijo un economista, hablando bajo condición de anonimato.

“Creo que por eso cambiaron el tipo de cambio, para que los importadores de combustible pudieran abastecerse. De lo contrario, sería demasiado difícil porque el precio es demasiado diferente”.

Los economistas también señalaron que el aumento del costo del combustible está aumentando los precios en todos los ámbitos de otros bienes básicos a medida que el transporte se vuelve más caro.

Los intentos de RFA de comunicarse con el Comité de Supervisión de Importación, Almacenamiento y Distribución de Combustibles del Ministerio de Energía para obtener comentarios quedaron sin respuesta el viernes.

Según los registros de la gasolinera, el 31 de enero de 2021, el día antes de que los militares tomaran el poder en un golpe de estado, un litro de diesel costaba 720 kyats (US $ 0,34), un litro de 92 octanos costaba 695 kyats (US $ 0,33) y un litro de 95 octanos costaba 815 kyats (0,39 dólares estadounidenses).

La escasez ha provocado que los precios del combustible aumenten constantemente desde el golpe.

Para el 31 de mayo de 2022, el diésel costaba 2330 kyats (US $ 1,11) por litro, el de 92 octanos costaba 2225 kyats (US $ 1,06) por litro y el de 95 octanos costaba 2340 kyats (US $ 1,11). Muchas gasolineras se quedaron sin combustible.

A principios de julio, los precios del combustible comenzaron a bajar, pero nunca bajaron de los 1.650 kyats (0,79 dólares estadounidenses) por litro.

Traducido por Khin Maung Nyane. Escrito en inglés por Joshua Lipes.



Fuente de la Noticia

Report

Te gusto la publicación?

32 Points
Upvote
El primer barco de granos con destino a África llega al puerto de Ucrania desde la invasión: Ministro de Infraestructura | Noticias de Buenaventura, Colombia y el Mundo

El primer barco de granos con destino a África llega al puerto de Ucrania desde la invasión: Ministro de Infraestructura

Vladimir Putin releva al almirante Igor Osipov como comandante de la Flota del Mar Negro | Noticias de Buenaventura, Colombia y el Mundo

Vladimir Putin releva al almirante Igor Osipov como comandante de la Flota del Mar Negro