Buenaventura en Linea
DS 4: tecnología para competir

DS 4: tecnología para competir

La última incorporación a la gama del fabricante premium contará con una opción híbrida de 225 CV, junto a versiones gasolina de 130, 180 y 225 CV y una diésel de 130 CV, todas ellas con caja de cambios automática de ocho velocidades.

Por Laura Menéndez | Madrid

La apuesta por la electrificación se ha convertido en el corazón de la estrategia de DS. La voluntad de la división premium del grupo galo por ser protagonista en esta tecnología se va haciendo realidad en una familia E-Tense formada por el DS 3 Crossback 100% eléctrico, el DS 7 y el DS 9, estos últimos también con el apellido Crossback y con mecánica híbrida enchufable. La última incorporación, con la que se completa la gama, es el DS 4, un compacto que desde su lanzamiento en el cuarto trimestre del año contará con una opción híbrida de 225 CV, junto a versiones gasolina de 130, 180 y 225 CV y una diésel de 130 CV, todas ellas con caja de cambios automática de ocho velocidades.

Sus propulsores limpios no son la única muestra de la preocupación de DS por el medio ambiente, sino que también lo manifiesta en la construcción del vehículo. En este sentido, el DS 4 presenta un 95% de materiales reutilizables y un 85% de piezas reciclables. El 30% de la masa está hecha de materiales renovables o reciclados, divididos entre metales y polímeros. El salpicadero está realizado de cáñamo al 20% en su parte no visible.

Basado en una profunda evolución de la plataforma EMP2 con un 70% de piezas nuevas o exclusivas, su oferta se articula sobre tres líneas o versiones: DS 4, DS 4 Cross y DS 4 Performance Line. Las medidas de este nuevo compacto le otorgan una importante presencia: 4,40 metros de largo, 1,83 de ancho y 1,47 de alto, con el refuerzo visual de llantas de 19 y 20 pulgadas. Del frontal podríamos destacar la nueva firma luminosa y la posibilidad de disfrutar del sistema DS Matrix Led Vision, que combina luces matriciales y direccionales, en unos faros estilizados que van unidos a la calandra por las ya míticas DS Wings.

En su vista lateral se observan unas líneas fluidas dibujadas por un techo que se alarga y desciende muy bajo sobre una luneta que está especialmente inclinada, lo cual hace que su silueta destaque, además de por su estilo, por la aerodinámica. Se proponen siete colores para la carrocería, incluyendo los nuevos Copper Gold y Lacquered Grey. Pero es en los pequeños detalles donde marca la diferencia, como la protección en negro mate que lleva el paragolpes o la parte superior de los marcos de las ventanillas en negro brillante, así como la parrilla de la calandra en el mismo tono, un diseño de llantas distintivo y el techo en el mismo color de la carrocería.

Si hubiese que destacar dos aspectos del interior del DS 4, el primero sería el lujo. Lo lleva en el ADN de la marca y lo muestra, entre otros, a través de materiales como el Alcántara, el carbono forjado, la madera y las nuevas técnicas de confección. El segundo sería el orden impecable. Para este modelo se ha decidido agrupar en tres zonas los mandos: en el salpicadero incorpora el aire acondicionado y los mandos DS Air —un sistema de ventilación con aireadores centrales con direccionalidad hacia arriba y abajo—; otra zona sería la de los mandos de los elevalunas, que están alineados con las rejillas de ventilación laterales integradas en las puertas; y por último, en la consola central se sitúa el DS Smart Touch —una pantalla táctil de cinco pulgadas— y el DS E-Toggle —el mando compacto de caja de cambios automática—.

Al igual que el resto de productos de la marca, el DS 4 también disfruta de conducción semiautónoma. En su caso, el DS Drive Assist 2.0 se enriquece con tres nuevas características:  adelantamientos semiautomáticos, ajuste de velocidad en curvas y recomendación anticipada de la velocidad anunciada en las señales de tráfico. Y para evitar distracciones, el volante está equipado con un sensor de pretensión para saber en todo momento si el conductor está activo porque sigue siendo quien controla los mandos.

En cuanto a seguridad, el DS 4 está a la altura, a la más elevada. Los diversos sensores que equipa permiten recibir las alertas de colisión, actividad en ángulo muerto y tráfico trasero. Y desde el punto de vista dinámico, el sistema DS Active Scan Suspension anticipa las irregularidades del terreno adaptando la rigidez de la suspensión para proporcionar el mejor confort posible a los ocupantes. Y como opción exclusiva, el DS 4 Cross puede estar equipado con el sistema Advanced Traction Control para mejorar la tracción a través de sus modos arena, nieve y barro, junto al control de descenso Hill Assist Descent Control.



Fuente de la Noticia

Síguenos

Para que no te pierdas nada de nada.