in

Economía colombiana: PIB se distanciaría de tasas altas | Finanzas | Economía

Economía colombiana: PIB se distanciaría de tasas altas | Finanzas | Economía

El desempeño de la economía colombiana durante 2022 ha sido sobresaliente, pero el reto que tiene hacia delante está en no perder el impulso que le ha dejado la reactivación. A pesar de que para el próximo año se esperan tasas bajas, el reto está en mantener una senda de crecimiento constante.

(Vea: Economía colombiana se alista para volver al crecimiento prepandemia)

Recientemente el Ministerio de Hacienda ratificó su expectativa para el producto interno bruto (PIB) de 2022 en 7,0%, pero recortó su pronóstico del próximo año a 2,2%. El Banco de la República también elevó su proyección para 2022, a 6,9%, pero su perspectiva de 2023 llega a solo 1,1%, y desde Corficolombiana llegó también otra revisión en la proyección de crecimiento: para este año a 8,0%, desde 6,5%, y ajustaron a la baja la estimación para 2023 a 1,8%, desde 2,0%.

Al igual que estas, son varias las entidades que están revisando sus pronósticos. En Itaú se ha mantenido la proyección para 2022 en 6,5%, pero para 2023 recientemente se revisó de 1,2% a 1,0%. En el caso de Scotiabank Colpatria, se espera que se dé un crecimiento de toda la economía este año entre 6,6 % y 6,7 %, pero según Sergio Olarte, su economista jefe, aún está pendiente una revisión, y la tendencia apunta hacia 7,2%. Y para el próximo año el pronóstico está entre 2% y 2,6%, con una tendencia a la baja.

(Vea: ¿Cuánto tributan las empresas?, el pulso entre el Gobierno y la Andi).

Hay tres factores: el efecto base de crecimientos altos, el ambiente internacional cada vez más deteriorado, y el retiro del estímulo monetario, que generan está desaceleración de la economía colombiana. No es que esté cayendo la actividad productiva, sino que estamos retornando a los niveles de crecimiento económico que eran más estándar antes de la pandemia”, aseguró el director ejecutivo del centro de estudios económico Fedesarrollo, Luis Fernando Mejía.

Desde la entidad, por su parte, las proyecciones están en 6,5% y 2,5%%, para 2022 y 2023 respectivamente. Según Mejía, para impulsar el crecimiento más allá de esas cifras “hay factores de corto plazo, como que el gobierno pueda impulsar la actividad productiva a través de sectores como la construcción”, especialmente en las obras civiles, que no han tenido una reactivación importante tras la pandemia. Para el largo plazo, Mejía destacó la importancia de seguir avanzando en medidas que permitan impulsar la competitividad y la productividad. “Esto tiene que ver con infraestructura, logística, también reformas al mercado laboral que permitan aumentar la formalidad, y con temas de fondo en materia de educación”, dijo.

(Vea: Papa, carne, cerveza: así afecta la inflación a sus precios).

Desde otro centro de análisis económico, Anif, se espera que el PIB se expanda en el rango 6,8%-7,2% y en 2023 entre 2,5% -2,9%, según Anwar Rodríguez, vicepresidente de la entidad, “a razón de la normalización en la demanda por la reducción de ahorro, el creciente desincentivo al endeudamiento que se deriva de las actuales medidas de política monetaria y el contexto internacional que se torna incierto en términos de crecimiento de las mayores economías”.

Según el economista, el país debe brindar señales claras a los mercados en términos de su manejo de política económica que haga atractivo el hecho de invertir en nuestro territorio. Esas señales además beneficiarán variables como el tipo de cambio, evitando mayores salidas de capitales que devalúan nuestra moneda y agregan más presiones inflacionarias a las que ya registra el país.

Esta mezcla de factores es lo que desde Bancolombia, por otra parte, se ha llamado ‘un aterrizaje gradual, pero incierto’. En la última actualización de proyecciones hecha por el banco se destacó como, en medio de unas condiciones internacionales inusualmente retadoras y volátiles, la economía colombiana ha mostrado “un proceso de recuperación que solo puede catalogarse como sobresaliente”, por lo que la entidad espera un PIB de 7,2% en 2022.

(Vea: Los hombros de las empresas).

Sin embargo, según señaló el director de investigaciones económicas del banco, Juan Pablo Espinosa, “el carácter excepcional de esta recuperación no implica que será indefinida”. Según Bancolombia, a partir del punto alto al que ha llegado a mediados de 2022, el producto agregado avanzará en adelante a un ritmo más contenido, que lo llevaría el próximo año a un solo dígito, alrededor de 2,3% según los cálculos de la entidad.

Al igual que Fedesarrollo, desde BBVA Research el empleo y la productividad son otras de las claves en el panorama para que la economía se mantenga a buen ritmo, a pesar de la desaceleración que le espera. Mauricio Hernández, economista de BBVA Research para Colombia, aseguró que el país necesita seguir trabajando por mejorar la cantidad y la calidad del empleo, haciendo énfasis en la formalidad empresarial y laboral.

Además, dijo, “se requiere mejorar los niveles de productividad agregada y sectorial, mediante la mayor provisión de infraestructuras eficientes y de buenos bienes públicos”. Hernández también puso sobre la mesa la importancia de reducir los desbalances fiscal y externo, “que le agregan volatilidad a la economía del país cuando las condiciones del mundo son menos beneficiosas para el crecimiento de los países emergentes”. Desde BBVA también están revisando sus cifras.

PORTAFOLIO

Fuente de la Noticia

Report

Te gusto la publicación?

32 Points
Upvote
Las conversaciones sobre la vacuna COVID de segunda generación llevarán meses y podrían fracasar, advierte Valneva | Noticias de Buenaventura, Colombia y el Mundo

Las conversaciones sobre la vacuna COVID de segunda generación llevarán meses y podrían fracasar, advierte Valneva

Giuseppe Penone: la poesía de la naturaleza | Noticias de Buenaventura, Colombia y el Mundo

Giuseppe Penone: la poesía de la naturaleza