Buenaventura en Linea
Educación | Decanos de negocios piden alivios a empresas para reactivar economía en Colombia | Economía

Educación | Decanos de negocios piden alivios a empresas para reactivar economía en Colombia | Economía

Nueve académicos dieron la receta para darle un impulso al tejido empresarial.

ARCHIVO CEET

POR:

enero 28 de 2021 – 09:00 p. m.

2021-01-28

2021-01-28

La receta para impulsar la confianza y proteger el empleo es, precisamente, que haya una mayor claridad de los cierres y en el manejo de las vacunas, así como mayores alivios para las empresas.

Eso manifestaron siete decanos y decanas de administración de negocios de las principales universidades del país, así como el rector del Colegio de Estudios Superiores de Administración (Cesa), Henry Bradford, y el director general de INALDE Business School, Alejandro Moreno, quienes dieron sus perspectivas.

Las preguntas a los expertos: 

1. Teniendo en cuenta las medidas que se han tomado, ¿cuál es su pronóstico de crecimiento de la economía y el comportamiento de la actividad industrial en 2021?
2. ¿Qué riesgos o amenazas ve para las empresas este año?
3. ¿Qué le recomendaría al gobierno para la reactivación, la generación de empleo y la protección de las empresas?

1

ALEJANDRO MORENO SALAMANCA
Director general de INALDE Business School.

1.Colombia ha demostrado ser un país resiliente y optimista en la región. Las tasas de decrecimiento en 2020 proyectadas para Colombia no fueron tan agresivas como en Perú, Argentina, México o Ecuador. Los analistas prevén que el crecimiento del PIB será de alrededor del 5% para 2021. Todos tenemos una enorme responsabilidad para que este crecimiento sea una realidad.
Comenzamos la actividad industrial en este nuevo año y vemos cómo el Gobierno ha tomado las medidas necesarias y prudentes para proteger tanto las vidas humanas como la economía. En este sentido, los alivios a los empresarios han sido una realidad.

2. Uno de los riesgos más importantes para las empresas en este año es la falta de sincronía regional en la toma de decisiones para afrontar las consecuencias de la pandemia. Es muy difícil para un empresario gestionar realidades, cuando la toma de decisiones es tan diferente incluso de una ciudad a otra.

Por otra parte, la gestión de productos y servicios con más componentes de logística tienen retos para lograr sus niveles de venta. Adicionalmente, aunque Colombia no es un país que dependa del turismo ni de la actividad hotelera está viendo riesgos porque las nuevas normas empiezan a afectar la movilidad y los desplazamientos locales y globales.

Por todo lo anterior, una clara amenaza para las empresas colombianas tiene que ver con los cambios en el comportamiento del consumidor.

Es muy importante tener en cuenta que la economía se mueve por las expectativas. La esperanza, que es una fuerza motora de la acción humana, es la que nos lleva a actuar.

3. Colombia no debe olvidar que a través de la generación de empleo es que se genera la riqueza. Por lo tanto, un país que no cuida a sus empresarios de manera prioritaria está condenado al fracaso económico.

ALEJANDRO MORENO SALAMANCA

Cortesía

2

HENRY BRADFORD
Rector del Cesa

1. Las perspectivas de la economía para 2021 están atadas a los vaivenes de la pandemia. En un escenario optimista, en el cual los elementos mencionados tengan una buena evolución, se puede pensar en un rebote de cerca del 4,5%.

2. El principal riesgo es la evolución de la pandemia. Comenzando 2021, no tenemos una idea cierta de cuándo se podrá volver a algo parecido a una normalidad, y eso no es bueno para los negocios. Una amenaza latente es perder espacios en los mercados internacionales, que se frene el proceso de internacionalización de la economía colombiana, lo cual sería negativo para el tejido empresarial colombiano.

3. Aprovechar la crisis para abordar las reformas tributaria, laboral y pensional que sienten las bases para una sociedad menos desigual (recomendación OCDE), lo cual redundará en el mediano plazo en un mayor nivel de ingreso que favorecerá a la demanda interna y por lo tanto a las empresas. Todo esto requiere acuerdos políticos; sería necesario que el Gobierno los fomentara.

Unido con lo anterior, revisar esquemas de exenciones tributarias a las empresas para reasignar fondos hacia aquellas firmas que mantengan o incrementen el empleo. Además, para generar trabajo de forma masiva, continuar con las 5G, y abrir lo antes posible los colegios y universidades.

HENRY BRADFORD

Cortesía

3

ENRIQUE RAMÍREZ
Decano de Ciencias Administrativas y Económicas de Icesi

1. El crecimiento de la economía para el 2021 podría estar alrededor del 4%.

2. A pesar de la esperanza que se tiene con la llegada de la vacuna, se mantiene una alta incertidumbre, lo cual hace que empresarios aplacen sus planes de inversión y que los consumidores hagan lo propio consumiendo menos. Hay que generar ayudas que los permitan mantenerse a flote y no desaparecer.

3. Una de las vías para la reactivación es la de las obras de infraestructura.

ENRIQUE RAMÍREZ

Cortesía

4

VENETA STEFANOVA ANDONOVA Z
Decana de Administración Uniandes

1. Según previsiones del Banco Mundial el crecimiento global, basado en muchos supuestos, es de 4% en el 2021. Nadie se atreve a hacer predicciones definitivas y de largo plazo, incluido en Banco Mundial. De manera que, desde esta misma lógica de precaución, la previsión es de un crecimiento de casi 5%.

2. Las empresas dependen mucho más de las acertadas políticas públicas, así que allí residen los riesgos principales. La efectividad de las instituciones y las políticas públicas serán determinantes. Para muchos sectores, como los commodities, los riesgos geopolíticos y el cambio de la administración en EE. UU, y sus futuras decisiones sobre las relaciones con China, Rusia e Irán van a influir en la rapidez de la recuperación.

3. Recomendaría políticas de productividad basadas en tecnologías e innovación adaptadas al contexto colombiano. Creo que nadie va a proporcionar una receta para Colombia y que el Gobierno debe generar el ambiente para que haya un proyecto colectivo empresarial apalancado en las realidades nacionales.

Las universidades deben ser unas de las anclas para esta transformación productiva.
Y lo más importante es la educación. La industria educativa en el mundo está en una etapa de trasformación sin precedentes y el Gobierno debe tener una visión y una estrategia para este sector.

Veneta Stefanova Andonova

Cortesía

5

ANDRÉS ROSAS
Decano de Facultad FCEA de U. Javeriana

1. Dado que, según el Gobierno, el proceso de vacunación tomará por lo menos todo el 2021, la actividad económica no podrá regresar a niveles prepandemia. Es muy difícil que la economía crezca más del 8% este año, que es lo que se necesitaría para regresar a donde estábamos. Creo que la economía va a crecer entre el 3% y el 4% en el 2021.

2. El mayor riesgo seguirá siendo la evolución de la pandemia, una baja efectividad de las medidas para combatirla y una demora en la implementación de un plan de vacunación. La economía no se podrá recuperar satisfactoriamente mientras siga viva la pandemia.
Por otro lado, medidas de aislamiento caprichosas y/o innecesarias, pueden hacer aún más difícil cualquier tipo de recuperación.

3.
En el corto plazo, es necesaria una mayor inversión del Gobierno para evitar que más empresas y empleos desaparezcan.
En el mediano plazo sale mucho más costoso en términos fiscales, económicos y humanos dejar que el sector empresarial se deteriore aún más por no haber sido suficientemente ambicioso.

Es necesario también apoyar la transformación económica de industrias de alto valor agregado, que además de generar altos ingresos se pueden llevar a cabo remotamente.

ANDRÉS ROSAS

Cortesía

6

OCTAVIO IBARRA CONSUEGRA
Decano de la Escuela de Negocios de la Universidad del Norte.

1. De acuerdo con la CEPAL (2020), el pronóstico de crecimiento del PIB de Colombia en el 2021 es 5%. Por lo anterior, resulta importante tomar medidas de políticas públicas que mitiguen los efectos colaterales de la pandemia y que eviten el cierre de más empresas, y por ende, un aumento en la tasa de desempleo.

2. Sin duda el 2021, será un año en el cual no solo Colombia sino el mundo deberá aprender a convivir con la covid-19 y mantener los protocolos exigidos mientras avanza la llegada de la vacuna. Entre las principales amenazas o riesgos que deberán enfrentar las empresas en el 2021, se distinguen: estar a la vanguardia en temas de digitalización con el fin de dinamizar sus negocios; mantener sus ventas y conservar su personal de trabajo

3.
Es clave el control y rastreo de vacuna, así como y centros de datos para monitorear el número de personas que accedan a la vacuna.
Asimismo, identificar necesidades de recuperación de sectores económicos por comunidad a través de una alianza estratégica con stakeholders; apoyo a homemade Business; encadenamientos productivos locales y la implementación negocios digitales. Eso último tendrá como fin brindar capacitaciones y programas a los empresarios, que les permita impulsar sus negocios en nuevos canales de distribución y redes sociales.

OCTAVIO IBARRA CONSUEGRA

Cortesía

7

RICARDO URIBE MARÍN
Decano de la Escuela de Administración de EAFIT.

1. La pandemia le ha generado a las organizaciones una serie de retos importantes. Hay muchos riesgos de liquidez y de mercado, así como operativo. También las que tienen una estructura de gastos fijos muy alta los ha puesto en problemas. En términos generales, ninguna organización se ha escapado en los retos de la sostenibilidad.

2. Si los ingresos caen, las compañías ven impactado los indicadores financieros de liquidez, y eso frena el capital de trabajo requerido en el corto plazo. La pandemia no solamente compromete la sostenibilidad, sino el crecimiento y modernización en el tiempo de las empresas.

3. El primer elemento que quiero resaltar es el papel que juega el Estado desde la parte impositiva. Por eso hay que ver la manera de aliviar a las organizaciones de toda esa carga, que en un momento de crisis como el actual genera unos compromisos que algunas de ellas no van a estar en capacidad de hacer. Por ejemplo, muchas organizaciones pagan IVA por sus materiales, pero al momento de venderlo no lo pueden descontar. Podría ser un gran alivio buscar alternativas para esta situación.

Por otro lado, las organizaciones deben replantear sus modelos de negocios. El otro papel fundamental en estos tiempos de crisis es el de la banca, para así proteger empleos.

RICARDO URIBE MARÍN

Cortesía

8

ANTONIO DÍAZ MORALES
Decano de PRIME Business School de la Universiadad Sergio Arboleda.

1. El PIB en 2021 puede estar entre el 3% y el 5 % de crecimiento, dependiendo de cómo siga la tendencia de contagios y cuán efectivo sea el esfuerzo de vacunación masiva. En cuanto a desempeño industrial, seguirá el buen momento de la construcción de vivienda de interés social.

Por otro lado seguirán afectados los servicios de restauración, hotelería, turismo, artes, entretenimiento, así como la venta de bienes durables, como automóviles.

2. La incertidumbre del mercado genera contracción del consumo y ajustes en las estructuras laborales de las empresas. Si se centran más en la reducción de costes, que en la identificación de oportunidades, tendrán una salida más lenta de la crisis que no afectará de la misma manera a todos los sectores.

Por otro lado, la crisis viene acompañada de la revolución digital 4.0. Las empresas que no aborden la transformación digital de sus negocios a tiempo pueden tener riesgos estructurales, y perder su negocio.

3. Fomentar el consumo interno y apostar por ayudar los sectores más intensivos en mano de obra para acelerar la reactivación de la economía.
De igual manera debe haber un apoyo a la formación para el trabajo orientada a las nuevas profesiones generadas en la cuarta revolución industrial.

ANTONIO DÍAZ MORALES

Cortesía

9

SANDRA CHACÓN
Decana de la Escuela de Admon. de U. Rosario

1. Es importante mencionar que a pesar de que el crecimiento anual para 2021 puede estar entre el 4,2% y el 5,3%, el primer semestre del año puede mostrar aún un bajo dinamismo y la economía podría despegar en el segundo semestre de 2021. Adicionalmente, este crecimiento no será homogéneo entre sectores productivos ni entre regiones del país.

La actividad industrial podría repuntar no sólo por el efecto de “rebote estadístico”, sino también dependiendo del amortiguamiento de demanda y de la apertura del comercio. Esa recuperación del sector industrial podría llegar a 3,2%.

2. Los riesgos o amenazas estarían en función de: Calendarios tardíos en la aplicación de las vacunas; continuidad del choque de demanda; prolongación del choque de oferta en el mercado doméstico; baja demanda y precios de nuestras exportaciones; y mayor impacto de la devaluación.

Hay un riesgo para las empresas que no hayan profundizado lo suficiente en sus procesos de transformación digital, así como para las que aumentaron su endeudamiento y no logren recuperarse en 2021

3. Actualmente el Gobierno Nacional cuenta con un plan de reactivación productiva nacional, que sin duda alguna aseguraría que las medidas se puedan fortalecer recíprocamente. Es por ello que será fundamental incorporar las instituciones de educación superior en ese plan.

También es importante la coordinación eficaz y oportuna de una política fiscal y monetaria para apuntalar la productividad, la competitividad y la efectiva promoción del empleo.

De igual manera, las empresas nacionales deben ser fortalecidas en función de ayudas directas, de promoción comercial y de créditos que efectivamente lleguen en especial a pequeñas, medianas y microempresas.

SANDRA CHACÓN

Cortesía

Siga bajando
para encontrar más contenido

Fuente de la Noticia

Síguenos

Para que no te pierdas nada de nada.

%d bloggers like this: