Buenaventura en Linea
El 2021, el año clave para la recuperación de la economía | Economía

El 2021, el año clave para la recuperación de la economía | Economía

Luego de un año en el que la economía se desplomó a causa de la pandemia, los ojos están puestos en que Colombia logre recobrar la senda de crecimiento que tenía para 2019 y los dos primeros meses de 2020. Según los analistas, el rebote para este año estaría alrededor del 4%.

Para lograrlo, el país tiene el reto de adaptarse a los desafíos que trajo la pandemia, como el de conseguir que la tasa de desempleo vuelva a un dígito, impulsar la informalidad, sanar las finanzas públicas, bajar la deuda, tapar el hueco fiscal, adaptarse a la transformación digital y acelerar la transición energética.

En ese sentido, recientemente la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif), señaló en un informe que “el Producto Interno Bruto registró la caída más grande en la historia reciente del país, más aguda incluso que la de finales de los 90, que fue de -4,9%. Un año complejo e inesperado para el mundo que ha dejado aprendizajes, aciertos y grandes vacíos a los que habrá que hacer frente en los años venideros. El reto que enfrentamos de aquí en adelante gira en torno a evitar que esos vacíos se conviertan en una condición estructural de nuestra economía”.

Por eso es que la reforma tributaria o fiscal que se espera que se tramite próximamente ante el Congreso de la República será clave para darle un impulso a las finanzas públicas, fomentar la formalización empresarial y aumentar el recaudo del Gobierno.

Aunque todavía no se conocen todos los detalles de la propuesta del Gobierno en ese frente, los expertos dicen que su trámite ayudará, entre otras cosas, a que las calificadoras de riesgo puedan mantener o mejorar la nota soberana de Colombia. Carlos Sepúlveda, decano de economía de la U. del Rosario, resalta en esa línea que “el gasto del Estado colombiano no es sostenible frente a los impuestos que se recogen. Es decir, los gastos son estructuralmente superiores a los ingresos, por lo que necesariamente debemos encontrar un equilibrio de largo plazo que le de sostenibilidad financiera al país”.

Además de la necesidad de una reforma tributaria, el Gobierno y el sector privado también le están apuntando a que se acelere el proceso de transformación digital, que por la pandemia aumentó la urgencia de que el país mire en esa dirección.

De hecho, en el documento Conpes de reactivación, que fue publicado y aprobado recientemente, el Ejecutivo recalca que “es necesario realizar análisis técnicos y económicos sobre la viabilidad de soluciones en conectividad, que complementen los esfuerzos del Gobierno nacional para reducir la brecha digital”.

Con una mejor infraestructura y conectividad, dice el Gobierno, se le podrá dar paso a la diversificación del portafolio de empresas y de productos que ofrece Colombia, se puede aumentar la productividad y la competitividad.

El otro componente clave de lo que necesitaría el país para adaptarse a la nueva realidad económica y social es el proceso de aceleración energética. Precisamente, en el plan de reactivación de Colombia, llamado ‘Compromiso por Colombia’, uno de los ejes es el impulso a las energías limpias. En ese compromiso, el Ejecutivo se está encargando de acelerar 32 proyectos por $19,2 billones, recursos en su mayoría privados, con el fin de impulsar ese proceso energético que necesita el país. Esas iniciativas generarían 114.300 empleos en los próximos años.

LAS PERSPECTIVAS 

Ante esos retos, los expertos señalan que si el plan de vacunación es exitoso y cumple los tiempos estipulados por el Gobierno y se evita otro pico de contagios, Colombia podrá empezar a meterle el acelerador a las tareas pendientes que tiene para mejorar la situación económica.

De acuerdo con Anif, “En el corto plazo, hay que hacer un esfuerzo por no volver a caer en cuarentenas estrictas, incluso si hay un aumento en los niveles de contagio”.

Asimismo, señalan que será clave que el Gobierno mantenga las ayudas a empresas y a hogares, con el fin de mitigar los efectos de la crisis en los empleos y en la demanda.

“De la agilidad y el rigor del proceso de vacunación depende buena parte de lo que podamos esperar del 2021. Por último, las discusiones que debemos enfrentar como país, porque nos conciernen a todos, van a estar en el frente fiscal y de política social”.

Siguiendo esa senda de recuperación, el Gobierno calcula que la economía crecería 5%, mientras que otros analistas dicen que podría estar alrededor de 4%.

Siguiendo esa senda de recuperación, el Gobierno calcula que la economía crecería 5%, mientras que otros analistas dicen que podría estar alrededor de 4%. 

Redacción Portafolio

Fuente de la Noticia

Síguenos

Para que no te pierdas nada de nada.

%d bloggers like this: