in

El cáncer le ganó la batalla a Kathe, murió en su casa en Chachagüí

Jose Rodrigo Rosero Tobar

Remembranzas consaqueñas
La leyenda del volcán
Por José Rodrigo Rosero Tobar
[email protected]

Consacá se encuentra a los pies del volcán, tan cerca que en épocas de erupción, los moradores del lugar percibimos fuertes olores a azufre y se lo siente rugir y se siente también sus tremores y temblores. Nuestros aborígenes lo llamaron Urcunina, que en quechua significa cerro de fuego, luego volcán de Pasto, en 1854 de la Galera y desde 1904 se lo conoce con el nombre de Galeras a nuestro majestuoso volcán.

En 1985, la presidencia de la República lo declaró santuario de flora y fauna y en el 2001 fue seleccionado por el periódico el Tiempo como parte de la obra nuestro patrimonio, 100 tesoros de Colombia.

Se conoce que durante su historia ha desplegado mucha actividad, siendo catalogada la erupción del 27 de agosto de 1936 como la más grave que haya tenido lugar. Las cenizas inundaron los campos de Consacá, que debido a las aguas que cayeron posteriormente se condensaron y causaron grandes quebrantos en las plantas, originando una hambruna general, superada años después cuando los bloques conformados empezaron a diluirse, convirtiéndose de paso en abono natural.

En abril de 1988, después de cincuenta años de relativa calma, volvió a iniciarse un periodo de reactivación que subsiste hasta la época actual.  El 14 de enero de1993, se produjo una erupción relativamente leve, pero cobró la vida de nueve personas que se encontraban alrededor del cráter recogiendo muestras de gases como parte de actividades de un taller internacional, siendo las primeras y únicas víctimas de que se tenga conocimiento y abatidas por las rocas expulsadas por el cráter principal.

Los moradores de la región hemos aprendido a convivir con el imponente volcán. Todos los días cuando me levanto, lo primero que hago es mirarlo como está. Algunas veces se esconde tras grandes neblinas, otras aparece radiante y colosal, aunque confieso, no deja de causarme la impresión que tiene una marcada personalidad, que es déspota, calmado, reluciente, apagado, lento y afanado y que tiene la capacidad de ufanarse que le ha correspondido ser testigo mudo de los vaivenes de la historia comarcal.

Pero que hay más allá de su aparente calma? La leyenda cuenta que esconde tesoros invaluables imposibles de explotar, pues se encuentran resguardados por especies de carácter fantasmal, que impiden su llegada incluso hasta las riberas del cráter principal; que las fortunas que guarda deben su origen a bella indígena a quien le impidieron congeniar, con su amor escondido, por lo que decidieron los dos lanzarse con sus bienes desde la cima dormida, la despertaron para siempre y formaron las riquezas del volcán. Cuando la noche se enrarece con negrura inusual, una luz se desprende del cono y en raro pero esplendoroso paseo nocturnal, cual vigilante furtivo, cruza en círculo concéntrico los cielos de la geografía del lugar, hasta depositarse nuevamente en el cono del volcán. Un espectáculo excepcional imposible de descifrar.

Consacá, 17 de diciembre de 2021

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin por la página Informativo del Guaico y no reflejan la opinión o posición de este medio digital.



Vistas de publicaciones:
93

Fuente de la Noticia

Escrito por Redacción

EL EGOÍSMO | Noticias de Buenaventura, Colombia y el Mundo

EL EGOÍSMO

becas

¡Pilas! A esta hora el Túnel de Oriente está cerrado