Conecte con nosotros

Pacífico Ecológico

En el Pacífico custodian manglares para pianguar y velar por el ambiente

Publicado

en

En el Pacífico custodian manglares para pianguar y velar por el ambiente
Pobladoras de Bazán Bocana en Buenaventura. FOTO: CVC

Ese molusco bivalvo crece en los manglares del Pacífico colombiano y es uno de los principales tesoros en esta región.

La piangua que, además de ser uno de los más representativos sustentos en casi 20.000 hogares del Litoral, es una de las especies que ayuda a mantener oxigenado el ambiente y los mismos manglares como su hábitat y para el de otros animales.

De unas 285.000 hectáreas en todo el país con manglares, unas 195.000 están en el Pacífico y eso equivale al 68 por ciento.

Es así que en Valle con Buenaventura, Cauca y en Nariño vienen haciendo acuerdos con mujeres y hombres, dedicados a la piangua para conservarla y buscar mecanismos que eviten su desaparición, pues para la economía de esta familias sería muy grave.

Tras este propósito, piangüeras de la Asociación de Mujeres Multiactivas Transformadoras del Pacífico, pobladoras de Bazán Bocana en Buenaventura, son ahora las custodias de viveros con capacidad de producir 2.000 natos y 3.000 mangles, entre rojos y rosados.

En esta tarea de impulsar viveros para entregar su manejo a estas mujeres están funcionarios de la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca (CVC).

Son dos viveros con 5.000 plántulas de dicho ecosistema.

Un aspecto a destacar es que el vivero de mangle es flotante, gracias a una estructura en forma de balsa para la reproducción de las especies en su estado de velillo.

Según el director de la CVC, Marco Antonio Suárez, los mangles rosados y rojos deben crecer en un vivero que pueda ajustarse al cambio de marea, ya que las plántulas necesitan estar en los cambios entre el agua del manglar y el pantano.

Añadió que la CVC tiene vedada esta especie para cortar mangle y nato en el Valle del Cauca desde 2007.

“Hace un año, me comprometí con estas salas cunas para revitalizar los manglares vallecaucanos y hoy le estoy cumpliendo a estas mujeres, tan comprometidas con la conservación de estos ecosistemas marinos”, dijo el funcionario. “Así, también estamos cumpliendo con hacer un Valle Más Verde”, anotó.

El año pasado se inició la siembra de 3.000 unidades de mangle rojo en los manglares de 10 cuencas hidrográficas del Pacífico. Fue allí que se dialogó con las mujeres organizadas para implementar acciones de conservación del manglar, con la instalación de viveros.

“El mangle es vida, vida para las especies que están en el manglar, y si en este momento cortáramos el manglar se moriría cada una de las pianguas y se afectaría seriamente la vida de las comunidades”, dijo Margarita Hurtado, líder de la asociación y quien fue la que recibió el compromiso de la CVC para construir los viveros.

El valor ecológico, ambiental y social del manglar es incalculable e irremplazable, reiteraron en la asociación y en la CVC.

Los manglares son uno de los ecosistemas más valiosos sobre la tierra, además de ser, a la vez, la sala cuna de muchas especies necesarias para la subsistencia de las comunidades como la piangua, el camarón y varios peces.

Los manglares evitan la pérdida y desplazamiento de tierra; la remoción de sedimentos y rocas a lo largo de la costa, actuando como barrera frente el aumento del nivel del mar producido por el cambio climático y las dinámicas naturales de las mareas.

La CVC trabaja en la protección y recuperación del manglar por medio de educación ambiental, planes de gestión de riesgos y la declaración y manejo de áreas protegidas que buscan preservar 32.073 hectáreas de manglar en el Pacífico vallecaucano.

EL TIEMPO – CALI

Tendencias