Conecte con nosotros

Locales

Es vergonzoso como vive la gente: Padre de Roux sobre crisis en Buenaventura

Publicado

en

Es vergonzoso como vive la gente: Padre de Roux sobre crisis en Buenaventura

En su visita al municipio, la Comisión de la Verdad recibió denuncias sobre alianza de funcionarios estatales con grupos criminales de la zona.

Una delegación de la Comisión de la Verdad adelantó una visita por dos días a esa población afectada por la emergencia humanitaria y conoció de primera mano las denuncias de los pobladores sobre la pobreza en varios sectores y la penetración de las estructuras delincuenciales en el municipio.

El padre Francisco de Roux, presidente del órgano transicional, hizo un duro llamado a las autoridades luego de recorrer barrios como Juan 23.

“Es tan vergonzoso que yo no entiendo cómo es posible que Colombia acepte una cosa tan inhumana, es de tales proporciones lo que uno ve, es tan degradante, es una forma de vivir la gente tan horriblemente inhumana que uno se queda preguntando cómo es posible que hombres y mujeres con la misma dignidad de nosotros tengan que vivir así”, manifestó.

El Comisionado Leyner Palacios en su intervención pidió respuestas sobre las informaciones que recibieron de la comunidad, relacionadas con alianzas entre funcionarios y bandas criminales.

“Me impresionaba al escuchar la complacencia de algunas autoridades y algunos funcionarios en la corrupción, la alianza macabra entre instituciones y autoridades que permiten y facilitan la matanza de la gente”, indicó.

La delegación además conoció la realidad que viven varios de los jóvenes en el municipio quienes deben salir de sus casas para que no los recluten forzosamente o los asesinen.

“Los muchachos han tenido que salir, no pueden volver porque si vuelven los matan, quedan muy poquitos realmente presentes”, indicó el padre Francisco de Roux.

Los Comisionados asimismo lamentaron que debido a la violencia hay sectores en los que la gente no puede salir de sus casas después de las cuatro de la tarde y en el caso de los líderes sociales les dijeron que sienten que “tienen la lápida puesta en la cabeza”.

“Es que la gente está consciente, los líderes incluso están conscientes que los van a matar y el país está como tranquilo, eso es una cosa terrible”, señaló el Comisionado Leyner Palacios.

De acuerdo con Palacios, el racismo es también una barrera para que el Estado colombiano lleve soluciones estructurales a esa población.

Wradio

Tendencias