Buenaventura en Linea
estudiantes de primaria, profesionistas y científicos

estudiantes de primaria, profesionistas y científicos


7 min read

Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.


La Inteligencia Artificial (AI) está revolucionando la forma en la que vivimos y trabajamos, por lo que hoy te invito a conocer más de este tema abordándolo desde tres segmentos diferentes y de complejidad creciente.

En líneas generales, podemos referirnos a la AI como la simulación de inteligencia humana por parte de las máquinas. Dicho de otro modo, una disciplina que trata de crear sistemas capaces de aprender y razonar como las personas.

Es importante destacar que la Inteligencia Artificial es la tecnología más debatida del siglo XXI. Hoy en día se utiliza ampliamente para resolver problemas complejos y facilitar las tareas humanas.

¿Sigues teniendo dudas acerca de lo que es la inteligencia artificial? Entonces acompáñame a desarrollar los siguientes segmentos.

Segmento 1: Explicación para estudiantes de primaria

Imagen: Depositphotos.com

Imagínate una máquina que organiza tu armario como más te gusta, o que sirve refrescos a tus amigos durante una fiesta. Es decir, un robot que realiza las actividades que haces tú diariamente. Bueno, precisamente esto es lo que posibilita la Inteligencia Artificial. A través de algoritmos y funciones matemáticas, la AI proporciona a las máquinas una inteligencia similar a la de un humano para que realice tareas cotidianas como jugar futbol contigo o inclusive darte algunas clases de baile

A través de la Inteligencia Artificial las máquinas pueden aprender, razonar y solucionar problemas. Tres capacidades que hacen al robot artificialmente inteligente.

Segmento 2: Explicación para profesionistas

Imagen: Depositphotos.com

La inteligencia artificial funciona combinando grandes cantidades de datos con procesamiento rápido e iterativo, así como con algoritmos inteligentes, los que le permiten al software aprender automáticamente e identificar patrones. El objetivo que tiene la AI es crear sistemas que puedan funcionar de manera inteligente e independiente de los seres humanos Y realizar tareas en el ámbito profesional por ejemplo en la construcción de edificios o en fábricas automatizadas por robots inteligentes.

La inteligencia artificial tiene subcampos, entre los que se destacan:

El procesamiento del lenguaje natural: es la capacidad de las computadoras de analizar, entender y generar lenguaje humano, incluyendo el habla. Algunos productos en esta área son Amazon Alexa, Google voice

  • Una red neural: es un tipo de aprendizaje basado en máquinas que se componen de unidades interconectadas (como neuronas), que procesan transmiten información.
  • El cómputo cognitivo: aquí se busca una interacción de tipo humano con las máquinas. Utilizando la inteligencia artificial y el cómputo cognitivo, el objetivo final es que una máquina simule procesos humanos a través de la capacidad de interpretar imágenes y el habla. Algunas aplicaciones en esta área son los vehículos autónomos en los cuales trabajan compañías en Silicon Valley California como Cruise, Zoox y Nuro 

Segmento 3: Explicación para científicos

Imagen: Depositphotos.com

Para desarrollar este segmento me voy a enfocar en que la Inteligencia Artificial permite crear máquinas que pueden resolver problemas como lo hacen las personas. Aquí lo interesante es compararlas con los humanos y comprender cómo éstas interactúan con ellos. Para realizar esto hay que tener en cuenta los siguientes puntos:

Cabe mencionar que actualmente existen 4 tipos de Inteligencia Artificial, según el profesor Arend Hintze:

Puramente reactiva: no tiene la capacidad de formar recuerdos, por lo tanto, no pueden usar su experiencia en las tomas de decisiones. Se trata de máquinas que realizan predicciones en base a unos parámetros. Un ejemplo de este tipo es Deep Blue, la supercomputadora fabricada por IBM que derrotó al gran maestro y campeón del mundo de ajedrez, Garri Kasparov, en 1997.

Memoria limitada: las máquinas de este tipo sí almacenan recuerdos y usan ese “pasado” para tomar decisiones, es decir, usan los conocimientos de sus experiencias previas para elaborar una respuesta. Sin embargo, esta información la conservan por un tiempo determinado, por lo que su visión del pasado es muy “limitada”. Por decirlo de alguna manera, almacenan solamente un número limitado de experiencias recientes que usan para realizar sus cálculos y actuar sobre el entorno, no usan esa experiencia para aprenderlo para siempre, como haríamos las personas. Un ejemplo de este tipo son los automóviles autónomos.

Teoría de la mente: uno de los objetivos de la Inteligencia Artificial es lograr que las máquinas puedan emular el proceso de aprendizaje que tienen las personas. Las máquinas de esta clasificación son entonces más avanzadas, son capaces de procesar y expresar emociones. El conocimiento teórico de dichas emociones les permite saber cómo piensan y sienten las personas o elementos de su entorno, y predecir lo que esperamos que hagan, para posteriormente ajustar su comportamiento según esas predicciones.

Autoconciencia: este sería el escalón más alto en la jerarquía propuesta por el profesor Hintze. En él estarían las máquinas que tengan conciencia de sí mismas, reconozcan sus estados internos y tomen conciencia del lugar y posición que ocupan dentro de un entorno. En este caso no solamente podrían predecir comportamientos sino también emociones porque entenderían lo que estas suponen en toda su complejidad.

Asombroso, ¿no?

Como podemos ver en los tres segmentos explicativos anteriores, la Inteligencia Artificial está diseñada para trabajar con humanos y facilitarles las tareas diarias. Actualmente la encontramos aplicada en: bancos, atención al cliente online, seguridad cibernética, asistentes virtuales, teléfonos inteligentes, coches, redes sociales, videojuegos y en muchos otros aspectos de la vida cotidiana.

Este panorama nos deja ver que en un futuro próximo ya no pensaremos en cómo usar las tecnologías emergentes, sino que tendremos que aprender a relacionarnos con ellas y a convivir con las máquinas de forma natural.

Si deseas aprender más sobre Inteligencia Artificial te invito a ser parte de Ai Lab School, el primer programa de educación práctica en programación de IA en México. El curso tiene una duración de 9 meses, en donde aprendes, a base de proyectos, a desarrollar soluciones utilizando algoritmos avanzados con Ai. Una vez finalizado el cursado accedes a la siguiente etapa: colocación laboral. Aquí el equipo de Ai Lab School te guía y ayuda para que apliques a ofertas de trabajo en Silicon Valley y en los hubs tecnológicos de Estados Unidos,  en colaboración con el programa de coneccion de talento Mexicano en empresas y startups de innovación y tecnología  Talentum Space.

  • Reconocimiento de voz, punto importante en la actualidad
  • La detección de objetos
  • Resuelve problemas y aprende de los datos proporcionados
  • Enfoque de planificación para las pruebas futuras que se realizarán

Fuente de la Noticia

Síguenos

Para que no te pierdas nada de nada.

%d bloggers like this: