Conecte con nosotros

Deportes

Faustino Asprilla contó intimidades de por qué perdió la Selección Colombia en el Mundial del 94 – Fútbol Internacional – Deportes

Publicado

en

Faustino Asprilla contó intimidades de por qué perdió la Selección Colombia en el Mundial del 94 - Fútbol Internacional - Deportes


Faustino Asprilla se volvió a convertir en tendencia. Una vez más lo hizo por las declaraciones que dio sobre la Selección Colombia. Sin embargo, en esta oportunidad no fueron palabras sobre el equipo actual, sino lo que vivió en el combinado nacional del Mundial de 1994.

Le puede interesar: (Boca Juniors habría cerrado el fichaje de un jugador de Millos).

El exfutbolista colombiano aseguró que aquel Mundial “fue muy complicado”, porque 
“la gente fue la que ya nos veía campeones”, según contó en declaraciones en Espn.

Además aseguró: “Ya después había presión, no nos reíamos tanto sino que etábamos tensionados. Cuando viene el segundo partido uno dice ‘vamos con todo’. Sabíamos que teníamos que ganar, pero cuando vos llegás a una charla técnica y te encontrás al profesor Matuana llorando porque te mandaron amenazas, dijeron ‘si juega Barrabás (Gómez),vamos a matar a tu familia, la de Bolillo, la de Barrbás. la de todo el mundo’. Ahí se derrumbó todo. Maturana lo único que dijo fue ‘vayan a sus habitaciones, llamen a sus casas porque la policía va para allá poruqe los van a… ’. No hicimos charla técnica, no hicimos nada. Entramos a la cancha asustadísimos. Yo miraba y decía que era imposible que esto nos pasara a nosotros. Todos amenazados, después llega el autogol y ya era muy difícil”.

También lea: (James y la cantidad de faltas que recibe en Liga Premier con Everton).

Finalmente y a modo de reflexión, Faustino afirmó que “ojalá el Mundial hubiera sido cuando acaban las Eliminatorias, no un año después.

¿Por qué perdió la Selección?

Lea la crónica de José Clopatofsky, enviado especial al Mundial de Estados Unidos 1994, quien retrató detalladamente a qué obedeció la eliminación de la Selección Colombia, cuando todos hablaban de ellos:

Para dejar los rodeos, basta decir que reinó la indisciplina, reflejada en disputas internas de las grandes estrellas, en excesos de comidas y licor, en la falta de manejo del grupo, entre otras perlas. Días antes, el ex técnico de América de Cali y de Colombia, Gabriel Ochoa había dicho: Si la disciplina falla, la Selección no llega lejos . Faustino Asprilla, uno de los que se iba a meter entre los grandes, andaba en otro mundo. No se le encontraba en las concentraciones. Se creyó vedette del Mundial, aun sin haber jugado el primer partido. Carlos Valderrama, capitán del equipo, perdió el liderazgo y allí se gestó parte del naufragio.

Además: (Yuri Alvear el contó a EL TIEMPO la verdad sobre su presente y futuro).

El técnico Maturana, un día antes del asesinato de Andrés Escobar, conoció el contenido de este artículo. Aquí está su defensa.

La indisciplina llevó al caos total El principal protagonista de estos actos fue Faustino Asprilla. Una situación que se le había tolerado desde las eliminatorias y que se repitió en la toda la preparación.

Freddy Rincón, jugador de la selección de fútbol de
Colombia, intenta un disparo, frente al arquero de Suiza, el 26 de Junio, durante partido por el Mundial USA 94.

Si la disciplina falla, la Selección no llega lejos.

En una conversación premonitoria con dirigentes de la Federación, unos meses antes del Mundial, Gabriel Ochoa Uribe, extécnico del América y del combinado nacional, advirtió que todo se podía derrumbar si no se cuidaba ese punto.

El descalabro del conjunto no se debió simplemente a un mal día del equipo. Tras esta frustración nacional hay una historia de indisciplina, de celos profesionales y hasta de brujos, que llevó a Colombia a ser el primer equipo eliminado de b.

Los actos contra la disciplina venían de tiempo atrás. Faustino Asprilla fue expulsado de la concentración tras fugarse del hotel donde se hospedaba el equipo, por no haber sido alineado en el partido de Barranquilla contra Argentina, en la eliminatoria.

Le recomendamos: (Hijo de Diego Maradona no tuvo piedad con el médico de su padre).

Selección Colombia

Herman Carepa Gaviria, jugador de la selección de fútbol de
Colombia, cabecea el balón, durante partido contra Suiza, el 26 de Junio, en el Mundial USA 94.

Sus actos de indisciplina llevaron a los técnicos a no incluirlo y por eso se escapó. Luego, cuando volvió, lo hizo como una seda y se jugó los mejores partidos de su vida , dijo una fuente cercana al caso.

El Tino había aprendido la lección. Pero muy pronto, tanto el jugador como el cuerpo técnico la olvidaron y así comenzó el naufragio de la más grande ilusión nacional de todos los tiempos.

El día en que la Selección viajaba a Los Ángeles, contó una persona del hotel donde se hospedaban, Tino llegó borracho a altas horas de la madrugada. Los técnicos se enteraron de la situación, pero no hicieron nada al respecto. Es más, le habían acolitado la tomadera de trago en Pereira y en Tuluá unos días antes y ya no podían frenarlo , relató una fuente del interior del equipo.

Pero el desorden del jugador, quien supuestamente iba a ser una de las grandes figuras del Mundial y resultó por el contrario el gran fiasco, no terminó con este incidente.

Tras la derrota ante Estados Unidos, El Tino ingirió licor en su habitación hasta las 2 de la mañana con unos amigos, como si nada hubiera pasado. Los mismos familiares que le alcahuetearon la vagabundería en las eliminatorias, le metían trago al hotel , sostuvo alguien que estuvo hospedado en el hotel Marriot de Los Ángeles. Fue un acto de desvergenza total , agregó.

El principal responsable de lo que le pasó a Colombia es El Tino , dijo una persona allegada al equipo. A las estrellas les faltó vergenza y amor por la camiseta del país. A ellos, con sus jugosos contratos en los equipos del exterior, no les interesaba nada más. Les importó un comino jugar para el cuadro nacional , confirmó en su momento otra fuente de la concentración.

Asimismo, Carlos Valderrama sufrió una transformación que solo con el paso de los días se explica. El Pibe era el líder, y Colombia sin el balón era un equipo de barrio. Por eso él era tan importante, pues era quien mantenía el control de la pelota , comentó una fuente. Todo empezó a cambiar cuando llegaron El Tino , Adolfo El Tren Valencia y Freddy Rincón al equipo.

Selección Colombia

Luis Carlos Perea de la selección de fútbol de
Colombia, trata de alcanzar al delantero de Estados Unidos, el 22 de Junio, durante partido por el
Mundial USA 94.

De un momento a otro, todo el mundo hablaba de ellos y ese liderazgo ante la opinión pública lo perdió Valderrama , agregó. Lo que más le dolió fue que se hablara de Freddy como el jugador más completo, el volante con gol , dijo. Ahí comenzó a cambiar la cosa. Hasta dejó de hacer fisioterapia y llegó sin la fuerza muscular que necesitaba , complementó otra fuente.

Maturana, que supo de esto, no le prestó mayor atención.

De un momento a otro, Valderrama cambió su actitud hacia el equipo. Incluso llegó a decir yo ya hice lo mío antes del Mundial . No le gustaba nada de la concentración. Se quejaba por la comida y si un día le servían papas a la francesa, se molestaba. Y si al siguiente hacían papa asada preguntaba por qué no les habían dado papas a la francesa. Era una actitud displicente, desinteresada , relató alguien cercano al equipo.

Pero fue al final del partido contra Suiza cuando mostró el cobre. Se duchó rápidamente y quería que dejaran a quienes se encontraban en el control antidoping, sin importarle que Leonel estaba desconsolado y ni siquiera se había bañado. Al otro día, a las 8 de la mañana, llamó a un miembro del cuerpo técnico y le pidió su plata por haber jugado el Mundial, pues él se iba , dijo una persona que estuvo allí.

Al Pibe le pasó lo del niño que es el dueño del balón, y porque no lo ponen o porque hay alguien que juega mejor, decide llevárselo para la casa , expresó una persona que estuvo al pie del equipo. Ese es otro de los responsables del fracaso de Colombia. No estuvo a la altura y la camiseta no le dolió , complementó otra fuente que confirmó el desprecio con que actuó el capitán de la Selección.

Pero no solo estos dos jugadores cometieron actos de indisciplina. De Avila y Valenciano, además del Pibe y del Tino, se volaron de la concentración antes del juego contra Estados Unidos. A De Avila, Barragán lo buscó cuarto por cuarto y no lo encontró. Se lo comentó a Maturana y este lo alineó como si nada hubiera pasado , dijo un huésped del Marriot de Los Angeles.

(También: Los terribles rivales de Urán y Gaviria en el UAE Tour)

La falta de amor propio de los futbolistas llegó al extremo con Iván René Valenciano, quien azuzado por una fotógrafa de El Heraldo, que le decía que él debía ser titular, especialmente cuando los delanteros estaban jugando tan mal, creó un ambiente de cizaña al interior del equipo.

Era una actitud que tenía antecedentes. Por ejemplo, durante un pesaje dijo que no le importaba estar pasado de kilos, pues ya estoy inscrito para el Mundial y no me pueden sacar .

Hasta los brujos tuvieron que ver en el fracaso de la Selección. Freddy Rincón, de quien se esperaba mucho, recibió una llamada de su brujo de cabecera, un hombre del Chocó, tres días antes del partido contra Rumania. Esta persona le dijo que Colombia iba a perder por tres goles y que él sufriría una fractura que lo mantendría alejado de las canchas por un año.

El día antes del juego volvió a llamarlo y le advirtió que lo de Colombia no se arreglaba, pero que si él se cuidaba, lo de la fractura se podía evitar. Asimismo, antes del compromiso frente a Estados Unidos, el brujo se comunicó nuevamente para recordarle que Colombia era insalvable, pero que si no se exponía, nada le iba a pasar. Los videos de los encuentros muestran a un Rincón desconocido que no arriesgó en ningún momento .

Pero ese no fue el único brujo del fracaso. El de cabecera de Valenciano y de José María Pazo les dijo que la Selección de Estados Unidos tenía uno africano que los había rezado y que les estaba echando algo en la ropa.

Otros jugadores estuvieron lejos de su nivel no por indisciplina, sino por otros factores. Luis Fernando Chonto Herrera nunca pudo recuperarse de una lesión de meniscos en las rodillas. Durante las eliminatorias, Chontico volaba. No le ganaban la espalda y subía y bajaba como un avión. Después, nunca logró recuperar su rendimiento.

(Siga con: Nacional quiere consolidar su juego enfrentando a Once Caldas).

Durante la gira por Arabia Saudita empezó a sufrir de las rodillas. Incluso, en algunos partidos jugó Gustavo El Mísil Restrepo. De regreso a Colombia, según fuentes cercanas al equipo antioqueño, en el Atlético Nacional le hicieron un examen especial que mostró daños en los meniscos. Se le practicó un tratamiento que supuestamente lo mejoró, pero según una fuente, Herrera nunca se recuperó. Todos los ataques de los rivales y la mayoría de los goles entraron por ese sector. Creo que por no perderse el Mundial aguantó el dolor. Pero su rendimiento estuvo lejos del que tuvo en las eliminatorias .

Lo de Oscar Córdoba también tuvo que ver con la inseguridad que reinaba en el seleccionado. El es un gran jugador, pero lo que estaba pasando por dentro lo afectó y se contagió del nerviosismo que cundía en el equipo. Eso le pasa con frecuencia a los arqueros jóvenes , agregó otra fuente.

Ni siquiera las dietas a las que estaban sometidos los jugadores se respetaron. Adolfo pedía comida al room service sin estar autorizado. Incluso, antes de un entrenamiento se metió un club sandwich. A cada rato se encontraban platos con restos de comida en su cuarto , dijo una persona allegada al equipo.

(No deje de leer: Boca Juniors habría cerrado el fichaje de un jugador de Millos)

Como si lo anterior fuera poco, las amenazas acabaron por derrumbar al grupo. Esas amenazas debieron ser con nombre propio, pues no me explico cómo Maturana actuó de esa manera , dijo una fuente. Durante la charla técnica previa al juego ante Estados Unidos, Maturana se puso a llorar como un niño y luego muchos jugadores se reunieron en una habitación del hotel adonde llegaron completamente derrotados.

Hasta Leonel, que ha sido de los más fuertes, se afectó tremendamente. Incluso, comentó que estaba bloqueado y que así no podía jugar . Como epílogo a esta comedia de indisciplina, el viaje de vuelta de la Selección de Los Ángeles a Bogotá fue fiel reflejo de lo sucedido en la concentración. Uno de los jugadores montó a su novia en el avión, y el trago rodó a borbotones, especialmente en las gargantas de Asprilla y Valenciano , dijo un pasajero de ese vuelo de Avianca.

Al equipo le faltó raza , dijo Maturana en una entrevista con este diario. Pero a los técnicos se las ganaron los jugadores. Se los comieron enteros , comentó tristemente un personaje cercano a la Selección que hoy no quiere saber nada del fútbol…

(Lea: David Ospina, en problemas: parte médico del portero de la Selección)

DEPORTES

Fuente de la Noticia

Tendencias