Buenaventura en Linea
Finanzas públicas reciben alivios, pero sigue deficit fiscal en Colombia | Economía

Finanzas públicas reciben alivios, pero sigue deficit fiscal en Colombia | Economía

Mientras el Gobierno da a conocer su propuesta para una reforma tributaria o fiscal, así como el informe de la Comisión de expertos en beneficios tributarios, el Ejecutivo recibirá $6,6 billones de utilidades del Banco de la República, que aunque alivian parte del hueco fiscal para 2021, no solucionan los problemas de fondo que tiene el Colombia para los próximos años.

(El virus en las finanzas públicas). 

Precisamente, ese hueco fiscal asciende a 2 puntos del PIB, lo que equivale a aproximadamente $20 billones, y que podría estar aliviado por los $6,6 billones que recibirá por parte del Emisor.

“De acuerdo con el marco legal del Banco, el remanente de las utilidades, una vez descontada la inversión neta en bienes para la actividad cultural y apropiadas las reservas estatutarias, será de la Nación. Teniendo en cuenta lo anterior, y considerando las pérdidas por implementación y por adopción de NIIF pendientes por enjugar, la Junta Directiva del Banco de la República aprobó trasladar la suma de $6,6 billones al Gobierno Nacional en 2021”, confirmó el Banco el viernes pasado.

(Lo que debe hacer el Gobierno para que las finanzas cuadren). 

Además de esos alivios por parte del Banco de la República, el Gobierno también espera recibir otros ingresos por la venta de ISA, que podría ser de aproximadamente $14 billones, sumado a las utilidades de otras organizaciones en las que el Estado tiene alguna participación accionaria, como es el caso de Ecopetrol.

Para el 2020, la petrolera anunció que recibiría $1,7 billones de utilidades, de los cuales el 41,4% se repartirá en $17 por acción y el resto se reservará para la sostenibiidad financiera de la compañía.

Esas ganancias podrían lograr reducir el déficit fiscal para este año, luego de que, en línea con otros países del mundo, se calcula que este pueda rondar el 9% del PIB para 2020, según estimaciones de Minhacienda. Sin embargo, no resuelven los problemas estructurales que tiene el país en materia fiscal. De acuerdo con Mario Valencia, profesor de economía de la Universidad Nacional y del Cesa, “seguramente las utilidades del Banco de la República no serán suficientes, puesto que son menores a las de 2019, pero el Gobierno y el Emisor deben considerar seriamente otras fuentes diferentes a las de incrementar el IVA, que afectaría el consumo y la desigualdad”, resaltó.

De hecho, Valencia subraya que en la reunión de Ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, del G20 el viernes pasado, “instruyeron al Fondo Monetario Internacional para realizar emisión de Derechos Especiales de Giro para aliviar la crisis global. Si se concreta una emisión de 3 billones de dólares, a Colombia le corresponderían unos 12.000 millones de dólares, que pueden entrar directamente al presupuesto de la Nación”.

Por su parte, Andrés Giraldo, director de la carrera de economía de la U. Javeriana, recalca que pese a que esas utilidades son una buena noticia para las finanzas públicas, “casi siempre están presupuestadas, entonces no deben tomar por sorpresa al Gobierno, que además son ingresos por una sola vez y alivian un poco las finanzas”.

En ese sentido, José Ignacio López, director de investigaciones económicas de Corficolombiana, señala que “no pensamos que esto pueda cambiar las necesidades de una reforma tributaria. Probablemente, eso se ajusta a que la cifra del déficit para este año no sea del 8,3% del PIB que teníamos, sino un 8% y quizá la venta de ISA podría ser de $14 billones. Pero un déficit de $8 billones sigue siendo muy amplio y el tema es que las necesidades estructurales de ingreso van a permanecer”.

Con ese panorama y aunque hay altas expectativas por parte de las calificadoras de riesgos para que se conozcan los detalles de la propuesta este año, y especialmente en el primer semestre del año, también los analistas señalan que el Gobierno está ajustando su proyecto según el avance del plan de vacunación, y el plan de reactivación.
Según Andrés Langebaek, director de estudios económicos de Davivienda, en ese escenario también hay que tener en cuenta que lo que se discuta de una reforma para este año, entraría en vigencia desde el próximo, por lo que las decisiones que se tomen tienen que tener en cuenta la foto económica para 2021, que es todavía incierta
.

“En el 2020 tuvimos un año de recesión y este será el de la recuperación y no hay certidumbre para este año, pero sí sabemos que hay un un crecimiento positivo y eso se debe reflejar en un buen recaudo y dependiendo de la dinámica de la pandemia, algunos de los gastos extraordinarios el año pasado no van a tener que hacerse este año. Esa será la foto para la reforma tributaria que entre en vigencia en 2022”, apunta.

Mientras tanto, Minhacienda asegura que en los próximos días se conocerá la propuesta para mejorar las finanzas públicas.

​¿PRIORIZAR RENTA O IVA?

Ante la discusión sobre las prioridades que debería tener el Gobierno para aumentar el recaudo y tapar el hueco fiscal que tiene actualmente, los analistas coinciden en que buscar eliminar beneficios del impuesto del renta podría ser la mejor salida para que el Ejecutivo tenga más recursos. “No debería discutirse una reforma este año. Pero si el Gobierno llegara a insistir en ella, el Congreso debería concen- trarse en el impuesto a la renta. Allí las exenciones son enormes y no están justificadas. La fuga de capitales hacia paraísos fiscales es descomunal y las personas naturales más ricas, el 5 % más rico de la población, pagan menos impuestos que un profesor universitario”, manifiesta Valencia. A su turno, Langaebaek dice que esta puede ser una salida que se ajuste a la crisis actual.

Fuente de la Noticia

Síguenos

Para que no te pierdas nada de nada.

Lo más leído

%d bloggers like this: