in

Gabriel Meluk analiza el paso de Santa Fe a la final de la Liga que será contra América – Fútbol Internacional – Deportes

Gabriel Meluk analiza el paso de Santa Fe a la final de la Liga que será contra América - Fútbol Internacional - Deportes


El mejor equipo de la Liga es finalista. Enhorabuena y por justicia. El mejor: el de juego confiable, el de fútbol y campaña regular –por lo constante–, el de más alto puntaje, el de mejor diferencia de gol; el de ideas claras desde la presidencia hasta el aguatero, con la misma claridad de concepto en el pizarrón y la cancha…

(Le puede interesar: Cucchi y Gómez: así se gestó el gol que puso a Santa Fe en la final)

Sí, Santa Fe es finalista de la Liga y enfrentará por el título al América, que dio un golpe de estadio al vencer a Junior en Barranquilla 1-2. Curioso: la misma final que en la Liga femenina. Algo hicieron bien.

Este Santa Fe es el ejemplo de que el sueño colombiano en la Liga se cumple: pelear el título con un equipo bueno, bonito y barato. El mismo sueño que cumplieron recientemente Tolima, Pasto o La Equidad.

El año pasado, Eduardo Méndez llegó a la presidencia del equipo, que estaba de último y haciendo cuentas en del descenso. Nombró como entrenador encargado a Harold Rivera, un técnico juicioso, pero sin fama. El DT que quería era Alberto Gamero, pero Millonarios, su archirrival, se le adelantó. ¡Cómo es la vida: hoy Santa Fe con el mismo Rivera pelea el título y Millos juega con los eliminados!

El festejo de Santa Fe por la clasificación a la final de la Liga.

Foto:

Dimayor – Vizzor Image – Felipe Caicedo

(Lea también: ¡Qué fin de semana! Santa Fe, campeón de la Liga Femenina)

Una paradoja que se extiende al debate de julio pasado, cuando Millos lideró la idea de crear una Liga paralela sin contar con los clubes de la llamada oposición en la que Méndez y Santa Fe eran influyentes contradictores. El máximo accionista de Millos, Gustavo Serpa, acusó a Méndez y a Santa Fe de defender a “equipos de garaje, parásitos, que viven de nosotros”. La lengua a veces castiga.

Así, Santa Fe, esa Cenicienta que limpiaba el fondo de la tabla logró, como por arte de magia, una serie de siete victorias sin recibir goles y clasificó en la Liga pasada. Y ahora, un año después, está a tiro de título y cumple el sueño colombiano: ser un equipo competitivo y de resultados, un posible campeón barato, de nómina sin nombres rutilantes.

De los 46 partidos dirigidos por Rivera desde el 11 de agosto de 2019, Santa Fe ha ganado 24, empatado 14 y perdido 8. Ha anotado 66 goles y le han hecho 32. Tiene un rendimiento espectacular del 62 por ciento.

Paralelamente, el equipo que está acogido a la ley de salvamento económico (¡debe casi 30.000 millones de pesos!) rebajó los salarios de su plantilla en un 30 por ciento en promedio por la pandemia.

Hoy, el plantel vale 500 millones de pesos mensuales y se mantendrá así hasta que se autorice de nuevo la entrada de público a los estadios.

Además, según el portal Transfermarkt, la de Santa Fe es la séptima nómina más cotizada del país, nivelada con la de La Equidad, y por debajo de las de Junior, Tolima, Nacional, América, Millonarios y Cali. Es el grande más barato.

Así, este equipo es finalista con Castellanos o sin Castellanos, con Sambueza o sin Sambueza; por su juego simple y práctico de obreros y entrega; de dos volantes de marca a toda fuerza; con salida por fuera con los laterales y juego por dentro con Sambueza y Velásquez y por su tremenda efectividad anotadora en pelota quieta: ¡46,1 por ciento de sus goles fue por esa vía, con cuatro penaltis!

¿Cómo hizo Santa Fe para cumplir con el sueño colombiano de la Liga?, le pregunté este domingo a Eduardo Méndez. Según él, no hay magia. Lo que hay es persistencia en el trabajo, en la idea, sobre la base fundamental de mantener buena relación con los jugadores, siendo claros en cómo, cuándo y cuánto se les va a pagar.

(Lea también: América aguantó y luego festejó: es finalista de la Liga)

“Ser muy tranquilos y muy claros. Los jugadores saben que si ganan, pueden ganar más dinero y cotizarse más y tendrán más y mejores ofertas”, dijo.

Los jugadores saben que si ganan, pueden ganar más dinero y cotizarse más y tendrán más y mejores ofertas

Santa Fe es un equipo bueno, bonito y barato. Méndez prefiere decir que “es bueno, juega bien y es más barato”. Y agrega: “Es la demostración de que con salarios normales se puede hacer una Liga manejable que dé espectáculo y permita sostener las nóminas y el trabajo, la idea, con la llegada de dos o tres refuerzos”.

Santa Fe, el mejor equipo de la Liga, ya está en la final. Ha cumplido el sueño colombiano: alta participación con baja inversión.

GABRIEL MELUK
Editor de Deportes
@MelukLeCuenta

Fuente de la Noticia

Report

Te gusto la publicación?

32 Points
Upvote
Si quieres cambiar, te damos 3 pasos críticos para reinventarte

Si quieres cambiar, te damos 3 pasos críticos para reinventarte

Fernando López Iervasi dice que Microsoft fue

Gerente general de Microsoft Argentina: «Entrenaremos a 1 millón de argentinos en tecnología» | Apertura Negocio