Conecte con nosotros
Golpe a demanda y al empleo, el efecto de cierres en Bogotá | Economía Golpe a demanda y al empleo, el efecto de cierres en Bogotá | Economía

Economía

Golpe a demanda y al empleo, el efecto de cierres en Bogotá | Economía

Avatar

Publicado

en

Bogotá cumplirá esta semana un mes de restricciones que, para el caso de nueve Unidades de Planeación Zonal (UPZ) continuarán hasta el próximo 12 de febrero. En un primer balance de los cierres de enero, empresarios reportaron caída en las ventas y analistas creen que eso tendrá un efecto en los ingresos de los hogares y en el empleo.

(Lea: Comerciantes de Bogotá rechazan las nuevas restricciones)

Precisamente, la Cámara de Comercio de Bogotá (CCB) calcula que al menos 53.000 empresas se verán impactadas por los cierres de las nueve UPZ, que están ubicadas en las localidades de Suba, Kennedy, Engativá, Fontibón y Usaquén.

(Lea: En San Victorino, preocupados por las restricciones)

“Es preocupante la ampliación de las restricciones. Entre el 5 y el 18 de enero estuvieron en cuarentena las localidades de Usaquén, Engativá y Suba, en donde se encuentra el 33% de las empresas de la ciudad. Con esta decisión nuevamente se ponen en cuarentena tres UPZ en Suba, dos en Engativá y una en Usaquén”, dice la CCB, en un reporte que conoció este diario.

El documento añade que, “igualmente, entre el 7 y el 21 de enero estuvieron en cuarentena las localidades de Kennedy y Fontibón, en donde se encuentra el 15% de las compañías de la capital. Con esta medida van a estar en cuarentena dos UPZ en Kennedy y una en Fontibón hasta el 12 de febrer”.

Según el análisis de la CCB, de las firmas que están ubicadas en las zonas con restricciones, el 45% están dedicadas a servicios, el 34% al comercio y el 11% a la industria. “Estas empresas nuevamente verán afectadas sus actividades, lo cual pone en peligro su supervivencia”.

Precisamente, desde que se conocieron las nuevas medidas para la capital del país la semana pasada, en varias de las localidades afectadas los comerciantes salieron a protestar en contra de las restricciones por el efecto que esto tendrá en sus negocios. “Exigimos nuestro derecho al trabajo”, se leía en uno de los carteles de los manifestantes del barrio Cedritos, al norte de Bogotá.

Y es que todo lo que suceda en Bogotá es clave si se tiene en cuenta que la ciudad pesa el 25,4% del PIB nacional, y que lo que ocurra en la capital tendrá un efecto sobre el desempeño de la economía del país.

Incluso, Fedesarrollo reportó en un análisis que las cuarentenas en todo el territorio colombiano le restarían entre $8,3 billones y $12,5 billones mensuales a Colombia, por lo que se perderían entre 146.000 y 220.000 empleos en un mes. Y Bogotá aportaría casi la mitad de ese deterioro, con una participación de 48,8%.

Luis Fernando Mejía, director de Fedesarrollo, manifestó en ese sentido que “el costo final dependerá de eventuales restricciones adicionales a las tomadas hasta la fecha, de acuerdo con la evolución de la ocupación de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), y de la rapidez con que los flujos de actividad productiva retornen a las condiciones previas a la implementación de estas medidas”.

Aunque todavía no se han contabilizado las pérdidas que las restricciones han tenido en las empresas, sobre todo en las mipymes, en la encuesta que hizo la CCB, el 56% de las compañías consultadas dijo que estaba operando con limitaciones, y apenas el 7% respondió estar trabajando con toda su capacidad.

En ese sentido, en cuanto a lo que se prevé para febrero, el 38% espera una mejor adopción de los protocolos de bioseguridad, el 21% un mejor uso de canales digitales, y apenas 6% espera que aumenten sus ventas. Incluso, para las restricciones de enero, 67% de los empresarios reportaron caídas en sus ventas.

“El sector empresarial ha venido haciendo un gran esfuerzo e inversión para adoptar protocolos de bioseguridad y el impacto de estas medidas los afecta, e incrementa la incertidumbre.
Hacemos un llamado a la administración para que no se impida el funcionamiento de las empresas y los negocios formales que están cumpliendo a cabalidad con las medidas decretadas por los gobiernos nacional y distrital”, manifestó Nicolás Uribe, presidente de la CCB.

LO QUE SE VIENE

Ante ese panorama, los expertos alertan sobre la necesidad de buscar alternativas para aliviar el impacto de las restricciones en las empresas, sobre todo en las mipymes, así como el impacto en el empleo y en los ingresos de los hogares.

De acuerdo con Iván Jaramillo, del Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario, “la reactivación económica está condicionada por el equilibro de las políticas económicas y sanitarias, que deben incorporar la extensión del Programa de Apoyo al Empleo Formal más allá de marzo de 2021.

Esto debe incluir a pequeñas empresas de menos de tres trabajadores y establecer condiciones sociales para acceder al Paef, con el fin de promover la estabilidad en el empleo y la protección del ingreso”, apuntó.

Finalmente, Mauricio Santamaría, presidente del centro de estudios Anif, alertó recientemente que la “economía no podría resistir más restricciones”, por lo que instó a buscar alternativas que sean más efectivas en términos de contagio, y con las que el golpe de los cierres no sea tan severo para la economía.

LA PÉRDIDA DE INGRESOS

Además del impacto en los negocios, la crisis también estaría afectando los ingresos de los hogares.

De acuerdo con un análisis de la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif), a noviembre la pérdida de ingresos laborales de los hogares ascendía a $29,6 billones, por lo que se espera que a cierre de 2020, esas pérdidas superen los $30 billones.

Fuente de la Noticia

Tendencias

%d bloggers like this: