Buenaventura en Linea
Hay riesgo de incremento de casos de covid-19 en Semana Santa: Salud del Valle

Hay riesgo de incremento de casos de covid-19 en Semana Santa: Salud del Valle

Es miércoles, en Cali llueve, y pese a ello en la oficina de la Secretaria de Salud del Valle, María Cristina Lesmes, algunas de las ventanas que ofrecen una vista espléndida del centro de Cali desde el piso 11 de la Gobernación, permanecen abiertas. La Secretaria se explica diciendo que es cierto que la pandemia del coronavirus está en descenso, pero no tanto como lo indican las estadísticas, por lo que hay que seguir cuidándose con el tapabocas y una adecuada ventilación. “Hay un alto subdiagnóstico de los casos, lo que quiere decir que no se están identificando todos los positivos”.

¿Cómo está el Valle hoy con respecto a la pandemia?

Estamos en alrededor de 316 casos diarios, y una disminución notoria en el número de defunciones. Eso significa que tenemos una curva de bajada del único pico que ha tenido el departamento. Pero creemos que debemos estar concentrados entre 400 y 500 casos positivos diarios. Hay una disminución muy importante en el número de pruebas tomadas, lo que significa que no estamos haciendo un diagnóstico preciso de todas las personas que tienen covid. Hay un subdiagnóstico.

Tenemos sin embargo la certeza de que ha bajado el covid grave porque las solicitudes de camas UCI han disminuido, aunque la ocupación en Cali no merma del 80%. Pensamos que eso se debe a las otras patologías no covid. Entonces es evidente que tenemos menos casos, es evidente que ha disminuido la mortalidad por covid, pero también sabemos que se están tomando alrededor de 1600 pruebas diarias, cuando estuvimos en 5000. Entonces sí tenemos un comportamiento de disminución de la pandemia que no nos puede generar tranquilidad. El uso del tapabocas no lo podemos perder, así como el lavado de manos, el distanciamiento, mantener los espacios ventilados, etc.

¿Por qué no aumentar las pruebas?

Estamos haciendo un ejercicio grande en ese sentido, ya nos reunimos con el Ministerio de Salud para subir el número de pruebas y hacer más diagnósticos. Solo cuando hacemos el diagnóstico logramos hacer que la persona se aísle y pare la ruta del contagio. Yo creo que la vacunación nos está distrayendo, porque se pensó que con la vacunación los riesgos pasaron, y estamos equivocados. Apenas esta semana empezamos la segunda dosis de un grupo, entonces el pico de covid es un riesgo que existe, pero creemos que no sería de forma tan intensa como en enero.

¿Qué análisis hace de ese posible pico de contagios por Semana Santa?

En el Valle apenas hemos tenido un pico, el de diciembre y enero. Antes tuvimos una meseta larga de 6 meses, con un promedio de 500 casos diarios, que era en lo que debíamos estar ahora. Y pienso que el comportamiento de la comunidad en Semana Santa no es el mismo que en diciembre. En Semana Santa por lo regular salimos de paseo en familia. En diciembre lo que hacemos es ir a buscar los ancestros, los amigos, la familia con la que no compartimos en el resto del año, y eso causó ese desorden tan terrible, además que diciembre está asociado a fiesta. Semana Santa es más paseo familiar, de quienes viven en la misma casa. Pero evidentemente hay un riesgo de que se incrementen los casos. Por eso desde la Secretaría de Salud del Valle les estamos pidiendo a las familias que no se reúnan con personas ajenas a sus núcleos familiares, que si van a salir de paseo sea en su núcleo familiar, y apliquen las medidas de protección. Estamos expectantes a lo que pueda pasar.

¿Se van a tomar medidas que restrinjan la movilidad en Semana Santa?

Esas decisiones no las tomo yo, y creo que no las van a tomar. Pero si en mis manos estuviera, limitaba la movilidad en Semana Santa. Sin embargo, no creo que vaya a ocurrir, y hay una cosa que es evidente y es el empobrecimiento. Cali es una ciudad empobrecida. Viene pasando por situaciones muy difíciles. Entonces desde ese punto de vista sí creo que va a haber salidas en Semana Santa, y a la economía le conviene.

¿El subdiagnóstico explica las bajas cifras de contagios en las últimas semanas?

No solamente. La curva en descenso es un comportamiento normal de la pandemia. Porque después de una alta exposición viene un descenso de casos, la gente empieza a tomar medidas estrictas y las cifras bajan. Ese es el comportamiento natural. Yo estaría más tranquila si tenemos entre 400 y 500 casos diarios durante una meseta prolongada. Eso significaría que el virus está circulando pero que estamos haciendo un diagnóstico temprano. La única certeza es que la persona que está sintomática se aísle. Es lo único que nos da tranquilidad para cortar la transmisión. Hoy, cualquier gripa, mientras no se demuestre lo contrario, es covid. El que tiene gripa debe aislarse y tomarse la prueba, pero no tantas personas lo hacen. Es posible que haya sintomáticos o asintomáticos en la calle y ese es el riesgo más alto. Es evidente que estamos de bajada, pero no que se acabó el virus. Estábamos en un promedio de 24 muertes diarias por covid, bajamos a 20, hemos tenido días con 11 muertes, entonces la pandemia no ha terminado, los cuidados no se pueden perder. Uno puede hacer muchas cosas si se guardan las medidas de bioseguridad.

¿Es posible que la baja mortalidad se deba a una cepa menos agresiva?

Eso no se puede determinar aún. Yo lo que veo es que es el comportamiento normal de un virus. Y lo hemos visto en todo el mundo. Hay países que bajaron a cero los contagios y volvieron a subir. Es un comportamiento normal. Estamos de bajada. El problema es que se invierta la curva. Como lo que pasa en Brasil, país con el que siguen cerradas las fronteras. Ojalá la gente no salga al exterior, lo que nos podría introducir nuevas cepas. Que hagan turismo en Colombia. La vacuna está al doblar la esquina. Lo lógico es preservarnos sanos hasta que nos llegue el turno de la vacunación.

¿Cuánta gente se ha vacunado en el Valle, por cierto?

Llevamos alrededor de 40 mil personas. Es el 0.1% de lo que estamos esperando. Estamos vacunando al personal institucional, el personal de primera línea que está en servicios de urgencias, ya vamos para la segunda línea de hospitalización, pero estamos en la primera línea en Cali, en los demás municipios llegamos a la segunda porque hay una disponibilidad diferente de las vacunas. El problema ahora es encontrar a las personas mayores de 80 años. Hay muchas personas de esta edad que no tenemos forma de encontrarlas.

¿Por qué?

Hay que usar la plataforma de Mi Vacuna del Ministerio de Salud, y estamos haciendo alta promoción de este mecanismo. Así están apareciendo las personas de esta edad. Pero es difícil encontrarlas porque no todas las EPS caracterizaron su población, solo las muy buenas EPS lo hicieron y saben dónde están, y tienen contacto cercano con ellos, pero hay otras que no. Entonces es muy difícil encontrarlos. Además la gente cambia de dirección y de número de celular con mucha facilidad. También hay adultos mayores con enfermedades crónicas que la familia ha relegado, o personas con demencia senil que no sabemos dónde están, y hay familias que no están interesadas en vacunar a sus adultos mayores. No será una tarea fácil.

¿Usted ya se vacunó?

No. Tengo 62 años, así que me vacunaré cuando me toque el turno y mi EPS me llame. Tengo mucha ansiedad pero no me voy a saltar la lista. Toda la vida he tratado de ser coherente.

Los fines de semana se nota que en ciertos lugares como centros comerciales los aforos no se están respetando. ¿Qué se va a hacer?

Es cierto. El aforo no se está respetando y es una responsabilidad de cada una de las alcaldías hacer controles, porque los aforos se mantienen. Pero también hay una responsabilidad personal. Si hay un sitio lleno, devuélvase. ¿Para qué buscar lo que no se ha perdido? El virus no se ha ido, insisto.

Si pasa esta Semana Santa y se mantienen los niveles de contagio bajos, ¿se podría pensar en el inicio del fin de la pandemia?

Todavía no. Siempre he pensado que esto se acaba en abril de 2022. El alto nivel de vacunación es apenas una escala hacia la inmunidad de rebaño. Mientras que el 75 o el 80 por ciento de la población esté inmunizada, no podemos pensar en el fin de la pandemia. Los únicos resultados reales los está viendo Israel, que ya tiene al 50% de la gente vacunada. Entonces no se darán grandes cambios por ahora, a no ser que la vacunación sea masiva como en Israel. Pero a este ritmo y según la disponibilidad de vacunas, vamos a tardar un año para vacunar a toda la población. El ritmo ha dependido del flujo de las vacunas.



Fuente de la Noticia

Instagram

Error validating access token: The session has been invalidated because the user changed their password or Facebook has changed the session for security reasons.

Síguenos

Para que no te pierdas nada de nada.

Lo más leído

%d bloggers like this: