Buenaventura en Linea
HumanITcare: Inteligencia artificial para salvar vidas a distancia | Tecnología

HumanITcare: Inteligencia artificial para salvar vidas a distancia | Tecnología

Hace cuatro años, cuando dirigía proyectos tecnológicos en el Instituto de Investigación Médica del Hospital del Mar de Barcelona, Núria Pastor (Barcelona, 27 años) concibió un sistema para vigilar a distancia la salud de personas enfermas. Ahora ha llevado su idea a la práctica y es la cofundadora y CEO de HumanITcare, una plataforma de monitorización remota que permite al médico seguir distintos biomarcadores y constantes vitales del paciente, entre ellos el ritmo cardíaco, la presión sanguínea, el peso, la saturación de oxígeno, la calidad del sueño, la temperatura y los niveles de glucosa. El sistema, basado en inteligencia artificial se utiliza ya en hospitales punteros de varios países.

El algoritmo aprende de los datos de salud y envía alertas si detecta cualquier anomalía, pero el médico es quien toma siempre la decisión, no la toma un software. “Se utiliza, por ejemplo, para el seguimiento de las personas que han sufrido algún infarto o tienen una enfermedad crónica”, explica Pastor, que es licenciada en Psicología con Máster en Investigación en Neurociencias y estudios en la Harvard Medical School.

La fundadora de HumanITcare puso en marcha el proyecto junto al ingeniero Unai Sánchez y lo presentó en el evento 4 Years From Now (4YFN) del Mobile World Congress de Barcelona, la mayor feria sobre telefonía móvil del mundo, suspendida en sus dos últimas ediciones por la pandemia. “Allí arrancó todo”, recuerda Pastor. Ahora la empresa es sostenible gracias a los ingresos que logra por el servicio que ofrece y al apoyo de los fondos públicos del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) del Ministerio de Ciencia e Innovación y de la Comisión Europea, que les han aportado medio millón de euros.

La plataforma se utiliza ya en centros como el Vall d’Hebron, en el Clínic y en el Hospital del Mar (todos en Barcelona); en el Academical Hospital of Maastrich (Holanda), en el Heildelberg University Hospital (Alemania), en el hospital de Braga (Portugal) y en los servicios de salud de Galicia y Canarias, así como en grandes farmacéuticas en el ámbito de investigación clínica y monitorización de pacientes en ensayos clínicos.

La pandemia ha multiplicado la lista de centros que usan esta tecnología. “Aquellos hospitales, aseguradoras o farmacéuticas que no se habían digitalizado, ahora se han visto obligados a ello, porque no lee ha quedado otra. Y los que lo habían hecho, ahora ofrecen nuevos servicios, confirmando la necesidad de plataformas como Humanitcare”, destaca. Este auge ha provocado, a su vez, “muchísimo interés inversor”. “Nos han contactado más de 15 fondos de inversión privados”, revela.

Pastor considera que no es una tendencia pasajera, sino que “la salud digital ha llegado para quedarse”. Sin embargo, reconoce que “no se puede digitalizar todo ni sustituir la figura de los sanitarios, aunque sí facilitarles la conexión con los pacientes y los datos mediante la tecnología”.

Ante el “miedo” al uso que se da de los datos en plataformas digitales de salud, la fundadora de HumanITcare asegura que la suya, “no es una aplicación, sino un producto sanitario que cuenta con el marcado CE y cumple con el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR) en salud, que impide que en ningún momento aparezcan datos privados del paciente además de haber sido aprobada por más de 20 comités éticos de hospitales”.

Pastor tiene claro que “los datos en salud salvan vidas”. “Nuestra finalidad es hacer algoritmos inteligentes para ayudar al paciente, que es el propietario del dato”, explica la CEO de esta startup que tiene un acuerdo con Fitbit, la empresa de relojes y pulseras inteligentes recientemente adquirida por Google. Cree que el gigante tecnológico “lo está haciendo bien” porque “está sentándose con los reguladores europeas para crear las políticas que garanticen que esos datos nunca se van a utilizar en contra del usuario”. La falta de uso de la aplicación Radar COVID, impulsada por el Gobierno para rastrear los contactos de las personas que dan positiva por coronavirus, la atribuye a “problemas de usabilidad y a la falta de colaboración público-privada”.

El próximo reto de HumanITcare será entrar en el sistema público de Alemania durante 2021. Allí se “financian y regulan” las soluciones digitales. “Aseguran que cumplas la regulación europea, que has publicado resultados de algún estudio en revistas de alto impacto y que seas evaluado para saber si la solución funciona y es positiva para el paciente”, explica.

Puedes seguir a EL PAÍS TECNOLOGÍA en Facebook, Twitter, Instagram o suscribirte aquí a nuestra Newsletter.



Fuente de la Noticia

Síguenos

Para que no te pierdas nada de nada.

Lo más leído

%d bloggers like this: