Conecte con nosotros

Tecnología

ÍCONOS / Adidas Superstar, el sueño frustrado de Michael Jordan

Publicado

en

Adidas Superstar

En la aclamada serie documental The Last Dance, que ahonda en la carrera de Michael Jordan, la gloria del baloncesto hace una confesión: siempre quiso usar las zapatillas de Adidas. Pero específicamente nombra un modelo: la Superstar.

Luego Jordan firmaría con Nike -poco motivado, según reconocen tanto él como su mamá, Deloris-, pero eso es otra historia. El ÍCONOS de hoy narra los orígenes de las Adidas Superstar, dominantes en los años 70 y 80.

Las Adidas Superstar son fabricadas por la empresa alemana desde 1969, una versión low-top de las Pro Model de baloncesto. Tenía varios apodos: pezuña de camello, zapatos de concha o conchas marinas, siempre evocando la dureza de su puntera.

“Los años 70 nos trajeron música, moda y cultura que se han convertido en emblemas de una época, así como momentos clave en la historia del deporte”, describe Adidas en su línea de tiempo. “Desde el Telstar, el primer balón de fútbol oficial de la Copa Mundial, hasta la primera edición de la mítica Adidas Superstar, la década de los 70 demostró ser un periodo influyente en la cultura de hoy”.

Adidas Superstar, a la conquista de la NBA

El objetivo principal era conquistar el mercado de la NBA, y lo logró en esas décadas. Kareem Abdul-Jabbar, leyenda que brilló en el mejor baloncesto del mundo, fue el máximo exponente de las zapatillas.  

Nacido como Ferdinand Lewis Alcindor Jr. en 1947, tras convertirse al islam adquirió el nombre con el que saltó a la historia. Un pívot portentoso en lo físico, y artístico en sus movimientos, inmortalizó el Sky Hook -Gancho del cielo- como lanzamiento clásico.

Abdul-Jabbar jugó con los Milwaukee Bucks y los Lakers de Los Ángeles durante 20 temporadas, desde 1969 hasta 1989. Es el jugador con más puntos anotados en la historia de la NBA, con 38.387, y el dueño de más MVP en temporada regular, seis en total.

Kareem, la gran carta en la competencia contra Converse

Las Superstar compitieron frente a frente con Converse, que era la gran marca comercial de la época. La gran diferencia es que las zapatillas de Adidas protegían más al atleta, dándole también mayor agarre.

“Una vez que la gente se hizo una idea de cómo el calzado de calidad reduce las lesiones y mejora su juego, tenemos los avances tecnológicos que se hicieron”, señaló Abdul-Jabbar en una entrevista con The Daily Street. “Pero creo que es todo un proceso de evolución que ha ocurrido en esa área”.

Kareem Abdul-Jabbar con sus Adidas Superstar

“(Cuando las vi) yo estaba como ‘¡Wow! ¡Un zapato de cuero!’. Eso era diferente, pero yo estaba dispuesto a usarlos. Y me alegro de haberlo hecho”.‎

No obstante, las Converse eran más populares, tanto por sus orígenes norteamericanos como por las estrellas que las usaban.

Memorabilia de Kareem, con sus Adidas Superstar y sus lentes protectores

En los 70, el mejor era Julius Erving; en los 80, Magic Johnson y Larry Bird. Solo los mejores.  

Pero en 1976, Abdul-Jabbar recibió 25 mil dólares anuales por usar las Superstar. El pívot se encargó de llevarlas a lo más alto del mercado en la NBA.

Michael Jordan y Adidas, la historia de amor que no pudo ser

Sin embargo, se estancaron en la carrera de la liga. Y aquí entra la frustración de Michael Jordan.

Refiere David Falk, agente del 23, que en esa época Adidas era una marca “muy disfuncional, y me dijeron ‘Nos encantaría tener a Jordan, pero en este momento no podemos hacer zapatillas”. Incluso, se dice que la marca alemana lo rechazó por no medir más de 2 metros: ¡era muy bajo! (1.96 mide Su Majestad).  

Nike le ofreció al novato de los Chicago Bulls un contrato por 250 mil dólares y una edición exclusiva para él. El resto es historia.

El paso a la cultura urbana

Adidas, distanciada del baloncesto, llegó a otros escenarios: el del rap y el streetwear. El grupo Run-DMC las hizo suyas, dedicándole incluso un tema, My Adidas.

Sus fanáticos fortalecieron a la marca, llevándola a lo más alto en la cultura musical en los 80 y principios de los 90. Hoy por hoy, las Adidas Superstar son un clásico entre las zapatillas, que forman parte de los ÍCONOS.

Fuente de la Noticia

Tendencias