in

Informe del Banrep revela cómo se recupera el empleo aunque se evidencia deterioro en asalariados | Empleo | Economía

Informe del Banrep revela cómo se recupera el empleo aunque se evidencia deterioro en asalariados | Empleo | Economía

El mercado laboral colombiano ha venido mostrando señales positivas recientemente, pues la semana pasada, el Dane dio a conocer que la tasa de desempleo volvió al terreno de un solo dígito en junio, a 9,3%. Sin embargo, al revisar a profundidad las dinámicas recientes del empleo, no todas las noticias van por buen camino.

(Vea: El pedido de la Andi ante la nueva presentación de la reforma laboral). 

El Grupo de Análisis del Mercado Laboral (Gamla) del Banco de la República presentó un nuevo informe en el que revisa como, si bien se ha dado una recuperación en el empleo, se estaría viendo un deterioro en los asalariados.

El informe, que revisa las cifras del mercado al cierre de mayo, destaca que “en los últimos meses el segmento no asalariado crece significativamente, mientras que el segmento asalariado se estanca”.

Según señalan los investigadores, mientras que en el período posterior a la pandemia el segmento asalariado había mostrado un buen dinamismo “recientemente ha dado señales de agotamiento”.

Al comparar los datos del trimestre terminado en febrero con el trimestre terminado en mayo, la variación del empleo asalariado que encontraron los investigadores es de -0,9 %, lo que implica 92.000 puestos de trabajo menos.

En contraste, el segmento no asalariado, que tiene un alto componente de informalidad, reflejó, según los cálculos del Grupo de Análisis del Mercado Laboral del Emisor, que en ese mismo período se dio un crecimiento de 4,8% en el empleo, lo que equivale a 561.000 empleos.

(Vea: Este es el mayor obstáculo de los trabajadores al buscar empleo formal). 

Según el Gamla, se entiende como no asalariado a los ocupados con posiciones ocupacionales de empleado doméstico, trabajador por cuenta propia, patrón o empleador, trabajador familiar sin remuneración y jornalero o peón.

Sumado a ello, el informe reconoce que otras variables de demanda laboral formal muestran ‘señales mixtas’, como es el caso de los diferentes indicadores de vacantes.

Para ello, el Gamla tomó en cuenta las vacantes calculadas con los avisos clasificados, las cuales mostraron un deterioro en el trimestre de referencia, y también aquellas que tienen como fuente el Servicio Público de Empleo y las contrataciones reportadas en la Gran Encuesta Integrada de Hogares del Dane, y ambas “se mantuvieron relativamente estables”.

Según los cálculos de los investigadores, todos los indicadores de vacantes muestran tendencias negativas, y acumularon en promedio una reducción de 18,2 puntos porcentuales.

(Vea: Desempleo volvió a un dígito, con tasa de 9,3%, tras 7 meses). 
Así mismo, el reporte enfatiza en que esa tendencia negativa “es acorde con los datos de expectativas de contratación” de la Encuesta trimestral de expectativas del Banco de la República. En esta, al primer trimestre del año, “el balance esperado de contratación se mantiene bajo, como lo ha sido en los últimos tres trimestres”, indica el reporte.

Vale la pena acotar como señala el informe del Gamla, que las opiniones expresadas en los artículos son las de sus autores y no necesariamente reflejan el parecer y la política del Banco o de su Junta Directiva. 

Otra de las conclusiones del informe tiene que ver con los ingresos que reciben los trabajadores. El informe encontró que los ingresos laborales reales de los asalariados se contraen, mientras que aquellos de los no asalariados crecen.

Esto pues, según los cálculos de los investigadores, mientras que entre abril del año pasado y abril de 2023 los ingresos laborales nominales de los asalariados crecieron, en términos reales se contrajeron 3,6%.

“Esto se explica, principalmente, por el estancamiento de los salarios de trabajadores con educación superior, que tienden a presentar menores niveles de indexación al salario mínimo”, reconoce el reporte.

En contraste, en los no asalariados, los ingresos laborales reales crecieron 6,4% en el mismo lapso. 

(Vea: Flexibilidad, el espíritu del revolcón laboral hace 20 años). 

Un mercado ‘estrecho’

Sin tener en cuenta la cifra de desempleo de junio, el reporte del Gamla señala que el dato de mayo (10,5%) y las cifras de vacantes muestran un mercado laboral “aún estrecho”.
Según el informe, en los últimos meses el indicador de vacantes “se ha venido corrigiendo de los niveles históricamente altos observados durante 2022”, lo que mostraría una menor demanda de empleo por parte de las firmas según el reporte. Pero también señalan que “la actual tasa de desempleo continúa siendo baja, lo que podría indicar algunas dificultades por parte de las firmas para contratar”.

Así mismo, otro indicador que se destaca es el del desempleo de corta duración, de menos de tres meses, como porcentaje del total de la población desempleada. Este ha aumentado 7 puntos porcentuales en el último año, según los cálculos del Gamla, y suma alrededor de 1,5 millones de personas.

(Vea: Las reuniones ‘matan’ la productividad en el trabajo, según Mark Cuban). 

LAURA LUCÍA BECERRA ELEJALDE
Periodista Portafolio 

Fuente de la Noticia

Usme: nuevos detalles del crimen a bala al interior de un asadero en Santa Librada Dos hombres serían los presuntos responsables de cometer el crimen a bala contra Reinaldo Ríos, el dueño de un asadero de pollos ubicado en el barrio La Sureña, en Santa Librada (Usme).

Usme: nuevos detalles del crimen a bala al interior de un asadero en Santa Librada

Google News Logo

Más de 800 casos de dengue se registran en la capital cordobesa