Investigan cuatro muertes por dengue en el Valle

0
42
Investigan cuatro muertes por dengue en el Valle

La capital del Valle es una de las ciudades del país que más casos de dengue ha reportado en lo corrido de este año. Así lo demuestran las cifras.

Según la secretaria de Salud de Cali, Miyerlandi Torres, “hay 1653 casos notificados de dengue, 15 de grave -hemorrágico- y 3 casos sospechosos de muerte a causa de esta enfermedad en Cali y uno más en el Valle, desde el primero de enero a la fecha”.

Entre tanto, el Instituto Nacional de Salud (INS), registra 8512 casos de dengue en el sistema, el 50,2 %, es decir, 4273 casos se reportan en 25 municipios, con mayor frecuencia en Cali, seguido de Ibagué y Barranquilla. Además, informa 18 muertes probables por dengue total en el país.

Le puede interesar: ¿Qué se sabe del caleño que llegó de China y está hospitalizado por sospecha de coronavirus?

De estos, los cuatro casos presentados en el Valle “son muertes que se llaman relacionados, es decir que la persona tenía diagnóstico de dengue, estamos haciendo las revisiones para confirmar o descartar esa posibilidad”, aseguró María Cristina Lesmes, secretaria de Salud Departamental.

Asimismo, la funcionaria aclaró que el dengue es una enfermedad endémica. “Nosotros tenemos dengue todo el año, alrededor de 50 casos a la semana se presentan. Ahora tenemos una epidemia de dengue. El inconveniente que hemos tenido este año es la dificultad con dengue grave que ha causado algunas muertes”, dijo Lesmes.

Quizá uno de estos casos, aunque no está confirmado, pudo haber sido el de Lizbeth Andrea Téllez Montoya, una joven de 24 años que falleció el pasado 15 enero en la ciudad, al parecer por tener dengue hemorrágico y no haber sido tratado a tiempo.

“La necropsia sale que pudo haber sido por una meningitis o un dengue hemorrágico lo que causó su muerte, pero dicen que es más factible que haya sido por el dengue porque ella tuvo hemorragia por la boca y nariz, además le encontraron dos picaduras del mosquito (Aedes Aegypti)”, comentó su mamá, Nancy Montoya.

Un día antes, Nancy había llevado a su hija a un centro hospitalario en el Oriente donde solo le aplicaron un medicamento y el doctor no le dio un diagnóstico de dengue, a las horas le dieron de alta. Al siguiente día, Lizbeth tuvo que ser llevada de nuevo al mismo instituto de salud, donde fue remitida a otra clínica, pero en el traslado en ambulancia sufrió un paro del que no se pudo salvar.

Otra de las caleñas que ha sido infectada por la picazón del mosquito es Beatriz Vargas, quien por una atención oportuna se pudo salvar del dengue hemorrágico. A finales del año pasado, Beatriz empezó a sentir desaliento y brote en la cara (algunos de los signos de alarma), por ello acudió a la clínica.

“Me tomaron exámenes y el médico me dijo que las plaquetas estaban por debajo de 150.000 microlitro (mcL) que es lo mínimo, era peligroso que me llegara a un tope de 50.000 porque podría sangrar por la nariz, entonces la advertencia fue tomar mucho líquido, reposo, poco a poco con el cuidado fueron subiendo más el porcentaje de las plaquetas”, recuerda.

De acuerdo con Lesmes, “el incremento de los casos con dengue se da porque estamos en epidemia, es lo que ocurre generalmente”. De hecho, comentó que el 2019 era un año epidémico: “nosotros debíamos haber entrado en una epidemia de dengue en marzo, pero nuestro ejercicio de control nos permitió tener la población libre de epidemia hasta la segunda semana de octubre, ahí empezó la epidemia. Ya sumamos más de 10.000 casos y eso implica la presencia de la enfermedad y la necesidad de cuidarla permanentemente”.

En enero, detalló, se ha presentado el pico más alto y se espera que en dos o tres semanas desaparezca. “Nosotros estaríamos atentos a que nuevamente una epidemia ocurriera en unos tres años”, dijo.

De igual forma, la jefe de cartera Municipal, Miyerlandi Torres, explicó: “Todas las personas nos podemos enfermar cuatro veces por dengue porque hay cuatro serotipos del virus y se espera que cada cuatro años haya un brote porque hay un nuevo virus circulando y hay una generación susceptible inmunológicamente, por eso los riesgos aumentan y ocurren los brotes”.

Ante la epidemia en la ciudad, Torres enfatizó que se están “haciendo fumigaciones por las comunas 6, 13, 14, 15, 18, que son las más afectadas. También estamos haciendo control de sumideros, visitas a las fuentes que tienen aguas estancadas, visitas domiciliarias a las casos con dengue graves y visitas a las IPS para dar acompañamiento técnico”.
La funcionaria señaló que se están “brindando capacitaciones con el Dagma, con la Secretaría de Educación en las escuelas dentro de las comunas priorizadas para capacitar a las personas del aseo a que nos ayude a eliminar los riesgos de residuos con agua”.

El dengue es una infección transmitida por la picadura del mosquito Aedes aegypti, las hembras de esa especie necesitan de la sangre humana para su reproducción.

Tenga en cuenta

De cada 100 personas diagnosticadas con dengue “el 70 % no tiene ningún síntoma o son muy leves, y del 30% restante, el 25% presenta cuadro de fiebre, malestar general y hasta brote, solo el 5% se complica con signos de alarma que puede ser desánimo, vómito, dolor abdominal. La gran mayoría de las personas va presentar casos leves, pero es muy importante reconocer los signos de alarma”, recomienda Fernando Rosso, médico infectólogo de la Fundación Valle del Lili y docente de la Universidad Icesi.

Por otro lado, la Secretaria de Salud del Valle recomienda “evitar el cúmulo de aguas recogidas por ejemplo en florelos y lavaderos, son lugares donde se reproducen. Recomendamos usar anjeos, y embarazadas cubrirse la piel”.



Fuente de la Noticia

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí