Buenaventura en Linea
El presidente de Colombia, Iván Duque, habla durante un programa diario de televisión en medio del brote de COVID-19 desde la sede de la Presidencia en Bogotá.

Iván Duque defendió la reapertura de actividades y la vida social en Colombia: “Nadie puede quedarse encerrado indefinidamente”

El presidente de Colombia, Iván Duque, habla durante un programa diario de televisión en medio del brote de COVID-19 desde la sede de la Presidencia en Bogotá.

El presidente Colombiano Iván Duque se refirió al proceso de reapertura que vive el país y al pico de la pandemia que se espera llegue durante el mes de agosto y dijo que, aunque había que ser precavidos y continuar guardando las medidas de bioseguridad, el país no podía detenerse pues el virus no iba a desaparecer.

“El mensaje es: tenemos todos que adaptarnos como sociedad y ese proceso de adaptación se ha venido dando. En la medida en que vamos pasando por los momentos más críticos, hay que seguir rehabilitando la economía, pero también la vida social”, dijo duque en entrevista con Blu Radio.

Retomó las recientes declaraciones de la Organización Mundial de la Salud en las que se señaló que lo más probable es que nunca los libremos del todo del coronavirus, interpretando en ellas un mensaje claro de que “nadie puede quedarse encerrado indefinidamente”.

Cuando este virus, dice la OMS, que no tiene vacuna, que no hay tratamiento ni inmunidad y que seguramente hay un riesgo de que no haya una solución, claramente la OMS nos está diciendo que nadie se puede quedar encerrado indefinidamente”, resaltó.

Personas con máscaras faciales caminan por una calle céntrica de Bogotá.
Personas con máscaras faciales caminan por una calle céntrica de Bogotá.

Sobre el confinamiento en Colombia, uno de los más largos del mundo, matizó que más que un encierro en el país ha habido un aislamiento preventivo con ciertas características especiales que ha permitido mantener restricciones sobre las interacciones sociales y gradualmente retomar la actividad económica.

“No hablaría de un encierro de 160 días, sino de un concepto de aislamiento que ha ido tomando decisiones progresivas, en las que se han recuperado aspectos importantes de nuestra vida progresiva y sociedad”, dijo.

Agregó que actualmente el énfasis del aislamiento está en unos sectores de la población: los mayores de 65 años que son alrededor de 4 millones de colombianos, otros 5 millones que están entre los 5 y 18 años; los que presentan comorbilidades, los que tienen la posibilidad de hacer teletrabajo. En total, el 57% de la población, aproximadamente, debería permanecer aislada.

Sobre el pico de la pandemia, resaltó que más que un pico nacional, en el país se presentarán picos regionalizados, ya que el virus se ha desarrollado de manera distinta en los distintos territorios de Colombia. Tal es el caso de ciudades como Barranquilla, que llegó de primero al pico y reportó entre las ultimas semanas de junio y las primeras de julio una cifra muy alta de muertes y contagios, pero que viene mostrando desde hace dos semanas cifras a la baja; pero también ciudades como Bogotá donde según los epidemiólogos los ciclos de mayor presión pueden ser de unas seis semanas y que de acuerdo con los expertos del Gobierno la capital puede estar transitando su segunda o tercera semana de ese ciclo.

En ciudades como Cali los contagios también empiezan a aumentar mostrando un pico, pero de una forma más sostenida y no tan vertiginosa como en Medellín y Antioquia, por ejemplo, que fue uno de los últimos centros urbanos en empezar a reportar números importantes de contagios por Covid-19.

Duque también se refirió a la vacuna contra el coronavirus y dijo que Colombia estaba haciendo todos los esfuerzos por garantizar el acceso temprano a ella una vez estuviera lista. Sobre ese tema resaltó que se están llevando a cabo tres estrategias, una multilateral en la que el país pretende posicionarse como interlocutor relevante en las organizaciones internacionales de filantropía que están financiando investigaciones; una que lo tiene en constante comunicación con la OMS y la OPS; pero también iniciando desde ya las aproximaciones bilaterales con los eventuales proveedores de la vacuna.

El presidente resaltó que esperar la vacuna es un camino largo por lo que el país debe poner sus esfuerzos en la adaptación para convivir con el virus y que poco a poco se puedan retomar aspectos de la vida social, no solo comercial.

Duque entregó estas declaraciones en vísperas de cumplirse su segundo año de gobierno, el cual ha estado atravesado por la gestión de crisis frente a la pandemia.

Después de unos meses en que la pandemia se mantuvo bajo control, Colombia se ha convertido en uno de los países donde el ritmo de crecimiento de contagios y muertos es mayor en Sudamérica en las últimas semanas, sólo por detrás de Brasil y Perú.

MÁS SOBRE ESTE TEMA

Colombia superó la barrera de los 300.000 casos de coronavirus

Pablo Escobar, el asesinato de una de las voces más célebres del vallenato y una venganza: un misterio que se reabre

La guerrilla colombiana del ELN aprovechó los confinamientos para expandir vertiginosamente su presencia en territorio venezolano



Fuente de la Noticia

Comentar

Síguenos

Para que no te pierdas nada de nada.