in

La coalición oficialista en el Congreso le caminó a Petro

La coalición oficialista en el Congreso le caminó a Petro

¿Cómo ha sido la relación del presidente Gustavo Petro con sus principales socios políticos durante los cien días que han transcurrido desde que se posesionó el pasado 7 de agosto?

Previo a su posesión, en una primera gran movida del ajedrez político, el Mandatario ya había sumado a su lado a la mayoría de los partidos que hasta junio pasado le habían hecho oposición, incluso varios de los que por principios ideológicos no parecía factible que lo acompañaran.

Sin embargo, el 20 de julio, cuando se instaló el nuevo Congreso de la República, Petro ya tenía consolidada una coalición que juntó a la derecha y a la izquierda. Llegaron el Pacto Histórico, la Alianza Verde, la cual juntó a otros sectores de centro y el Partido Comunes. Todos ellos habían hecho campaña a la Presidencia a su lado.

Le puede interesar: «Dos decisiones mundiales nos condenaron a ser un lugar de muerte y fosas comunes»: Petro

La sorpresa vino con el aterrizaje del más tradicional de los grupos políticos de derecha en Colombia, el Conservador, y en menor grado con los partidos de la U y Liberal, este otro de los más antiguos, pero con tendencia más de izquierda, lo que hacía más previsible que le diera el apoyo a quien pasará a la historia como el primer Presidente ‘progresista’ en el país.

En las voces contrarias al nuevo Gobierno quedaron el Centro Democrático, que es la oposición clara, y un grupo de independientes que han mostrado ser más de contradicción política, como Cambio Radical, Mira y Colombia Justa Libres.

Al interior del petrismo se empezó a criticar que la coalición estuviera integrada por colectividades a las que precisamente Petro había combatido por años. Una de esas voces fue la del senador Gustavo Bolívar, uno de los dirigentes más cercanos al Mandatario, pero con una postura independiente a la de su partido, el Pacto Histórico.

Lo cierto es que, en medio de esas disonancias, a un mes de terminarse el primer periodo ordinario de sesiones de este Congreso de la República, el Ejecutivo está viendo los frutos de esa alianza, puesto que esas fuerzas amigas en el Legislativo ya le aprobaron la Ley del Acuerdo de Escazú, el Presupuesto General de la Nación para el 2023 y las dos normas fundamentales para la ejecución de su programa de Gobierno: la Paz Total y la Reforma Tributaria.

Pero ello no significa que al interior de la coalición oficialista no se hayan presentado dificultades o diferencias.

De hecho, en el trámite de la reforma tributaria los partidos de Gobierno no le caminaron al Presidente en la idea original de recaudar 25 billones de pesos sino que al final quedó cercana a los 20 billones. Uno de los puntos que no tuvo respaldo fue el de gravar las pensiones.

Le puede interesar: Reforma tributaria: se cayó definitivamente artículo sobre impuesto a las iglesias

La Ley de Paz Total igualmente tuvo serios tropiezos en su trámite, como cuando el Senado, por escasos tres votos, negó la posibilidad de crear el servicio social para la paz, con el que se pretende empezar a marchitar el servicio militar obligatorio.

El impase tuvo que superarse con el auxilio de los partidos amigos en la Cámara de Representantes que, tras aprobarlo, permitió que se incluyera en la conciliación e hiciera parte de la ley.

Para el representante por el Pacto Histórico Pedro Suárez Vacca, la coalición está cumpliendo con su propósito, pese a lo diversa que es y a las expresiones de algunos de sus miembros que, asegura, parecerían estar promoviendo una división.

“El presidente Gustavo Petro ha consolidado una buena relación, muy amplia, con distintos sectores, desde el mismo Pacto Histórico hasta los partidos Conservador y la U, de manera que han fluido los proyectos de mayor interés para el Gobierno Nacional, como la reforma tributaria que, a pesar de las múltiples diferencias, se logró concertar”, sostiene el congresista.

Para el exsenador uribista John Harold Suárez, “esta es una coalición mucho más política, engrasada desde el minuto cero, el expresidente Duque se demoró en entender que el Congreso se mueve con otros asuntos y no solo lo político, Petro es mucho más político y ha estado rodeado de personas más políticas y desde antes de posesionarse ya tenía una coalición bien armada”.

Incluso sostiene que “a diferencia de hace cuatro años, hoy solo hay caras felices, antes había incertidumbre, los ministros no nos atendían bajo el supuesto respeto de la división de poderes, pero ahora solo hay buenos comentarios de todas las bancadas, en donde dicen que están viviendo un momento soñado”, dijo el exsenador.

Frente a las opiniones diversas en la coalición, el representante Suárez dice que “las diferencias entre los diferentes partidos, o en algunos casos entre congresistas de la misma, dan cuenta de la forma democrática como se están manejando las relaciones entre el Gobierno y el Congreso, se necesita escuchar voces distintas”.

Le puede interesar: Paz, Amazonía y Venezuela: los temas de la reunión entre Gustavo Petro y Emmanuel

Sobre las declaraciones por parte de la representante Katherine Miranda, quien aseguró que hubo un chantaje de algunos congresistas de la coalición para que no se metiera el impuesto a las iglesias, el representante Pedro Suárez, estima que “con ella se han tenido diferencias sustanciales, pero creemos que no es la forma como debe referirse, debe tener respeto con quienes pensamos diferente sobre la reforma tributaria, respetamos su visión, pero esto no significa que haya una ruptura entre la coalición”.

Sobre el impuesto a las iglesias, el exsenador John Harold Suárez aseguró que “es un sofisma, eso no le quita ni le pone nada, ya estaba listo, lo que hace es que lleva a la prensa a desviar la atención y ponen una cortina de humo, toda la reforma tributaria quedó en el impuesto de las iglesias”.

Sobre el futuro de la coalición, Suárez dice que “no tiene ningún problema y se ve muy estable, tiene más peligro que se trate de romper el mismo Pacto Histórico, pero el liberalismo, el conservatismo y la U, son inamovibles, ellos están viviendo un mundo de fantasía. Los atienden a manteles, como decimos en el Valle, los chocholean”.

En concepto del analista John Mario González, lo visto en estos cien días en la relación de la coalición con el Mandatario es que “les ha ido bien en términos generales, han sacado las principales iniciativas legislativas adelante pero sobre todo, sin importar que haya tensiones, críticas y tropiezos que son naturales y más en una como esta que se está reconociendo, es la fortaleza de su caudillo, el presidente Petro, acá no importa si hay parlamentarios o ministros cuestionados”.

González también coincide con el congresista Suárez y el exsenador uribista en el sentido de que la coalición se mantendrá vigente. “Eso depende de cómo le vaya al líder, yo creería que va a tender a fortalecerse, con la posibilidad, incluso, de que recoja a otros partidos que terminen haciendo parte ya de lleno del Pacto Histórico”, sostiene.

Por ahora, los buenos vientos políticos y legislativos le seguirán acompañando a Gustavo Petro, los momentos difíciles con sus socios no se verán sino hasta después de un año cuando llegue el momento de hacer balances y cuentas sobre los compromisos.

Fuente de la Noticia

Report

Te gusto la publicación?

32 Points
Upvote
JXDN lanza nuevo sencillo 'Sober' a través de DTA Records de Travis Barker | Noticias de Buenaventura, Colombia y el Mundo

JXDN lanza nuevo sencillo ‘Sober’ a través de DTA Records de Travis Barker

LaMelo Ball de los Hornets hace un debut lleno de acontecimientos en la temporada: flotador que golpea la bocina, moneda de diez centavos detrás de la espalda, muchas faltas | Noticias de Buenaventura, Colombia y el Mundo

LaMelo Ball de los Hornets hace un debut lleno de acontecimientos en la temporada: flotador que golpea la bocina, moneda de diez centavos detrás de la espalda, muchas faltas