23.6 C
Buenaventura
jueves, diciembre 5, 2019

La jugada de La U que les devolvió la alcaldía de Buenaventura

No se Pierda

Por quinta vez en menos de cuatro años, en Buenaventura hay nuevo alcalde. Desde el viernes, el Ministerio del Interior designó al administrador Alexis Valencia, quien por menos de dos meses manejará los destinos del puerto más importante del Pacífico.

El nuevo mandatario es un administrador de empresas, quien ha trabajado en la Secretaría de Salud desde el 2016. Es militante de La U y cercano al enjuicioado exalcalde Eliécer Arboleda, aunque es poco conocido en los corrillos políticos en el puerto.

Ese nombramiento tuvo al menos dos efectos inmediatos: el primero que sacó del juego a Maby Viera, quien había sido nombrada por el presidente Duque en diciembre de 2018 abriéndole espacio al uribismo en el puerto, toda vez que como contamos, la familia de Viera era aliada al Centro Democrático y por nombramientos uribistas en la administración.

Viera había logrado estabilizar administrativamente al puerto en estos 11 meses y además obtuvo una favorabilidad del 89 por ciento entre los habitantes, según la primera encuesta Buenaventura Cómo Vamos.

Y el segundo que el Partido de La U, que avaló al enjuiciado Arboleda (quien renunció en abril al cargo tras salir de la cárcel), volvió al poder del puerto.

Detrás de eso está una tutela que puso el abogado Edinson Bioscar Ruiz, cercano a Arboleda y a La U: fue militante de ese partido, secretario de la administración del exalcalde y fue alcalde (e) del puerto antes de la designación de Viera.

El abogado pidió en la acción judicial que Duque nombrara un alcalde encargado de la terna enviada por el Partido el 14 de junio, luego de la renuncia de Arboleda. La Corte Suprema falló a favor de La U, pero no emitió orden judicial porque el Presidente aún estaba dentro del plazo de 90 días para hacerlo.

Plazo que se cumplió el 25 de octubre, dos días antes de las elecciones regionales. Pero el gobierno solo emitió el decreto de nombramiento el 8 de noviembre, casi 13 días después de los comicios.

Ese dato es clave porque precisamente en el entretanto La U perdió ese bastión político con su candidata Ligia del Carmen Córdoba, quien era candidata de Arboleda, frente al candidato del paro cívico, Víctor Vidal.

Además, la designación de nuevo alcalde ya se estaba ambientando en medios locales, según nos contó un periodista local.

Más allá de la movida, la llegada de un quinto alcalde en pleno empalme con el electo Vidal genera traumatismos.

Los líos de tener un nuevo Alcalde

Entre los equipos de Vidal y Viera ya había una metodología y unos grupos de empalme definidos, en cabeza de los secretarios, que no continuarán porque el nuevo alcalde (e) Mosquera nombrará a su propio equipo para 53 días de mandato.

La metodología consistía en crear unas comisiones por cada una de las 24 secretarías y dependencias que se iban a reunir todos los martes y jueves de 8 a 12 de la mañana. La primera reunión se realizó el jueves 7 de noviembre, y la segunda fue este martes.

Aún no es claro si el nuevo alcalde (e) Mosquera continuará con esta metodología que tuvo asesoramiento del Departamento Nacional de Planeación.

Por eso hay incertidumbre en el equipo de Vidal sobre cómo será el nuevo empalme.

“El Alcalde (Mosquera), debe hacer un empalme con la alcaldesa (Viera) y luego él debe hacerlo con Víctor. Eso genera traumatismos y caos porque no sabemos quién quedará en los equipos y es posible que haya cosas que no sepan”, le dijo a La Silla Narcilo Rosero, integrante del Paro Cívico y de la campaña de Vidal.

“Si no se hacen bien los empalmes, el alcalde entrante puede asumir responsabilidades que no debe o no conoce”, agregó Rosero.

Mosquera ya está ejerciendo y con él retornó La U al poder del puerto, luego de varios intentos fallidos, así sea por menos de dos meses.

La Silla Vacía /Laura Soto

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias

Más noticias relacionadas