Después de recoger hasta 250 muestras a una profundidad de 200 metros, un equipo de la Universidad de Otago no ha podido dar una respuesta concluyente sobre la misteriosa criatura.

Después de recoger hasta 250 muestras -a una profundidad máxima de 200 metros- a lo largo de un año, The Super Natural History no ha encontrado restos de ADN de una especie desconocida, por lo que no ha podido ofrecer una respuesta esclarecedora a propósito de la mítica criatura.

Así lo ha desvelado el profesor esta mañana en una multitudinaria rueda de prensa en el Centro Loch Ness (Drumnadrochit, Inverness).

DEJE SU COMENTARIO

Por favor escriba su comentario
Por favor escriba su nombre aquí