Buenaventura en Linea
La Nación / “Paraguay no tenía incorporada en ningún aspecto tecnología en aula”

La Nación / “Paraguay no tenía incorporada en ningún aspecto tecnología en aula”

Sofía Scheid, doctora en educación y máster en gestión educacional con énfasis en la promoción de la salud, brinda su punto de vista respecto a la reanudación de las clases en un escenario adecuado con la finalidad de evaluar las fortalezas y debilidades del uso de la tecnología para la ense­ñanza en el año covid. Para ello es importante evaluar los erro­res que el Ministerio de Educa­ción y Ciencias necesita corre­gir de urgencia y cuáles son los caminos que ni siquiera fueron explorados aún.

“El Paraguay no tenía incor­porada en ningún aspecto tec­nología en aula, una cosa es la tecnología en administración, pero otra cosa es la tecnología en aula como un medio pedagó­gico, en algunos lugares tenía­mos escasas incorporaciones, pero no masivamente, fue bru­tal, fue como decirle a una pro­fesora ‘vos andabas en moto y mañana de mañana tenés que conducir un avión’. Los profe­sores tomaron partido, hicie­ron de su parte, acá hay cosas muy válidas para tomar, quiere decir que el profesor teniendo la línea, la herramienta, puede hacer grandes cosas”, sostuvo en entrevista realizada por el programa “Fuego cruzado”, emitido por el canal GEN.

La doctora en educación calificó al 2020 como un año atípico, pero resaltó que hubo gran­des aprendizajes a pesar de todas las falencias en el sis­tema estructural.

“El 2020 fue un año atí­pico, pero sí un año donde hubo grandes aprendizajes y consecuentemente también grandes equívocos porque al no tener un marco teórico desde donde partimos para una cues­tión pedagógica. No olvidemos que el sistema educativo tiene un objetivo muy claro, estos existen para dar competen­cias. El gran déficit de nuestro sistema educativo ya eran los logros del aprendizaje. El 2020 significó para el mundo la caída del velo en muchas cosas, varios modelos educativos venían intentando incorporarse por medio de la tecnología”, refirió.

Alegó también que el sistema educativo debió prever la con­tinuidad de la enseñanza de manera virtual para el pre­sente año a pesar del retorno de las clases presenciales, ya que se aplicará aún el sistema alternado.

“Ahora hay un formato de aulas presenciales alternadas, no es que van los 30 alumnos, hay una alternancia con la pre­sencialidad. ¿Qué pasará con aquel alumno cuando no va a la escuela, tendrá un formato a distancia como algún ins­trumento digital o tendrá en el cuaderno? Acá ya se pudo haber instalado, asegurando internet con un dispositivo que cuando él no está en aula esté recibiendo el mismo hilo conductor pedagógico de ese contenido, yo voy a alternar la presencialidad apenas para resguardar mi burbuja sanita­ria, pero mi modelo pedagógico me asegurará la conducción de adquirir mis competencias, esa es la educación híbrida”, comentó.

Al respecto, Scheid sostuvo que se vuelve urgente la insta­lación del internet en la casa, en los barrios, en las escuelas, ya que no se puede hablar de una educación a distancia sin esa herramienta. “Una política de Estado con internet es la pri­mera política de igualdad de oportunidades y la educación es la política de igualdad de opor­tunidades. Claro que se habla de una nueva educación, se habla de una transformación educa­tiva, pero no sistematizamos lo que hicimos porque cuando se le pregunta a los autores, dicen ‘no, la evaluación la haremos después’. Ninguna evaluación se hace después en la educación a distancia”, indicó.

Lamentó que el sistema edu­cativo a distancia implemen­tado con varias dificultades el pasado año no pueda tener un exitoso avance en el 2021, debido a la falta de inversión que finalmente según su punto de vista se estaría dejando de lado.

“Según la ciencia de la salud vamos a tener todavía un año de incidencia. Eso es un tér­mino dinámico, ojalá se esté hablando de prevalencia ahí estaríamos hablando cuando ya todos nos vacunamos, pero la incidencia significa canti­dad de enfermos en cada terri­torio y eso es dinámico, cada día habrá más enfermos lasti­mosamente, nosotros no sabe­mos en qué curva estamos, la primera, segunda o tercera oleada. Ahora el 77% por ciento vuelve, pero ese modelo que pudo haber sido competitivo y la prosecución de algo más de calidad que fue la educa­ción a distancia vamos a dejar de lado porque no se hizo la inversión necesa­ria como por ejemplo el internet”, dijo.

La especialista en edu­cación señaló que si el 2020 fue problemático, la crisis pedagó­gica para el 2021 va a ser peor y se van a ahondar, porque se está tratando de hacer algo a distan­cia, que es para la presencialidad. Indicó que la cultura digital tiene un cambio paradigmático epis­temológico, un término muy profundo. “La tarea que le damos ahora a distancia tiene que tener un eje epistemológico, por qué le doy esa tarea a distancia. Si tengo 3 días un grupo, y dos, otro, no puedo capitalizar la presencia­lidad y no puedo dar una clase magistral, para eso que se haga la tarea a distancia, para qué tener presencialidad, es para capitali­zar el aprendizaje”, explicó.

Indicó que se podrían utili­zar las clases al revés, es decir enviar todo por adelantado, sin necesidad de tener gran­des plataformas, enviando por correo, donde una mamá tendrá que ayudar y luego el alumno va junto al docente para el feedback, error pro­ductivo, haciendo la consoli­dación del aprendizaje en la presencialidad.

“La pandemia reveló el com­promiso de los padres con la educación de sus hijos. Antes de cada 10 padres, 2 o 3 iban a la escuela. Ahora se van los 10. Todos están preocupados por­que tuvieron que ser ellos quie­nes enseñaron a sus hijos. Antes ellos no se daban cuenta de lo que aprendían sus hijos, están debutando los padres como un soporte también para el pro­ceso de aprendizaje”, señaló. “El MEC instaló una aplica­ción donde los padres colo­caban bajo su responsabili­dad que le mandan a los hijos a la escuela. Cuáles pueden ser las variables para que yo le mande a mis hijos a la escuela, uno que yo siga trabajando, la escuela no es solo para formar competencias, es de retención, de cuidado porque deben trabajar mamá y papá, dos alimentación, entonces yo como mamá y papá con bajos conocimientos informativos puedo determinar si hay ries­gos sanitarios para que mi hijo vaya”, agregó.



Fuente de la Noticia

Síguenos

Para que no te pierdas nada de nada.

%d bloggers like this: