Conecte con nosotros

noticias de buenaventura

La “Papachina”, una alternativa al agro de Buenaventura

Publicado

en

Comunidades de Buenaventura, Meta, Urabá y Caquetá le apuestan al agro

En Buenaventura, la papachina ha servido como medio de sostén a las familias quienes la han transformando en diferentes productos, desde chips hasta tortas. 

En Bajo Calima, Buenaventura, la comunidad retornó después del desplazamiento forzado hace algunos años. Con su regreso buscaron potencializar el territorio y darle oportunidad a la comunidad para fortalecer la economía de sus hogares.

Esto lo lograron al encontrar la papachina, una legumbre del Pacífico, producto fundamental en la canasta familiar de quienes viven en uno de los puertos más importante del país. Este producto les dio la oportunidad para no perder la esperanza, fortalecer los lazos de la comunidad y sacar adelante al territorio. Por ello, personas como Fabiola y John le han apostado a trabajar en equipo con los productores a través de la Fundación Puerto Aguadulce – Compas con el apoyo del Programa de Alianzas para la Reconciliación de USAID y ACDI/VOCA.

Lea También
El alcalde Víctor Hugo Vidal hizo un recorrido en los establecimientos de comer nocturno para analizar como va la reactivación económica en Buenaventura

La papa china es una legumbre, tiene un alto contenido de calcio y sus hojas aportan una buena cantidad de vitaminas y minerales. Con respecto a sus propiedades medicinales, la papa china puede ayudar a la flora intestinal, la gastritis y úlceras, aunque no existe una tradición para usarlo con estos fines. Por estas razones, emprender a partir de la proyección de la papa china o Malanga, como una oportunidad de negocio para comercializar a través de la innovación y la tecnificación, es la oportunidad para esta comunidad que busca reconciliarse con su historia.

‘’Por la misma necesidad se ha transformado el uso de la papa china, esta comunidad retornó hace diez años después del conflicto y esta legumbre fue la que se mantuvo, por ello todos le apostaron a este producto que pasó de no tener valor a ser una oportunidad económica.

“Gracias a esto, se convirtió en un sinónimo de resistencia en estas comunidades, ya que ha estado presente por muchos años brindando oportunidades económicas’’, aseguró Jhon Edward Renteria, Coordinador de Desarrollo Comunitario – Fundación Puerto Aguadulce Compas.

Extraído de somospartedelasolucion.com.co

Lea También
El secretario de educación Distrital afirmó que 32 colegios oficiales han vuelto a clases presenciales en Buenaventura
Anuncio

Tendencias