in

“La tecnología ya es un sector establecido que debe estar en la cartera del cliente”

“La tecnología ya es un sector establecido que debe estar en la cartera del cliente”

¿Por qué este fondo en este entorno?

La importancia de adoptar la tecnología en todos los sectores globales se hizo muy evidente cuando la Covid-19 nos obligó a teletrabajar y a adaptarnos a un entorno en el que necesitábamos más tecnologia. Esto nos demostró hasta qué punto la tecnología es algo imprescindible para las compañías de todos los tamaños y en todos los sectores. Desde nuestro punto de vista, la tecnología ya no es una apuesta de sector, sino un sector establecido, y por tanto es algo que no se debe ignorar en la cartera del cliente. Dicho esto, tras la fuerte subida que hemos visto este año en el sector, creemos que un enfoque de gestion más activo encaja mejor con el entorno actual, dado que nos permite identificar compañías capaces de ofrecer crecimiento extraordinario en el futuro y evitar las que pueden comportarse peor.

¿Cómo añade valor el fondo?

Intentamos identificar las compañías que están alineadas con las grandes tendencias, como la nube, la transformación digital, la inteligencia artificial, los vehículos/máquinas autónomos, los pagos electrónicos, el streaming, o el 5G. Nuestro trabajo como gestores activos es identificar aquellas compañías donde la magnitud y /o duración del crecimiento está infravalorado por el mercado. Hacemos esto en todos los sectores e independientemente del tamaño de la compañía. Estas compañías normalmente tienen los siguientes atributos: Un modelo de negocio disruptivo e innovador, un gran mercado al que poder dirigirse, una ventaja competitiva única y sostenible, y un equipo directivo comprobado. La capacidad de identificar estas compañías y posicionarlas adecuadamente dentro de la cartera del fondo, en función del binomio riesgo-rentabilidad que aportan, es fundamental para la generación de alpha en el largo plazo.

¿Cuál es el principal riesgo para el fondo en el futuro próximo?

Continúan los temores sobre el entorno macro con el debate centrado en la recuperación de las economías tras las restricciones que obligaron a la interrupción general de la actividad en todo el mundo. Aunque este debate sigue provocando volatilidad a corto plazo, hemos aprovechado estos momentos de incertidumbre como oportunidades para aumentar de forma selectiva nuestra posición en compañías en las que creemos que se ha producido una dislocación del mercado, o para reducir posiciones donde vemos que el riesgo-rentabilidad es menos atractivo. Un riesgo potencial que está principalmente relacionado con las compañías de software, podría ser una recuperación económica más fuerte de lo esperado. En este escenario, los sectores más cíclicos de la economía se harían más atractivos debido a la potencial revisión al alza de los beneficios. Al mismo tiempo, las características defensivas del software (crecimiento de ingresos predecibles y flujo de caja libre) se harían ligeramente menos atractivo en el margen. Además, una fuerte recuperación económica podría provocar también un movimiento al alza importante y sostenido de los tipos, lo que no constituye un escenario positivo para los valores de software. Hemos recortado nuestra exposición al sector de software durante los dos últimos años, debido a la rentabilidad extraordinaria experimentada por muchas de estas compañías, y hemos reinvertido en otras áreas que podrían beneficiarse de un subida cíclica, como los semiconductores y la publicidad.

La tecnología ha sido uno de los sectores beneficiarios de la pandemia, ¿cuál es la perspectiva para los próximos años?

El trabajo fundamental apunta a una demanda fuerte en las posiciones de nuestro Fondo en el corto plazo, asi como en las oportunidades a largo plazo que siguen siendo fuertes, y en algunos casos se están acelerando. Esperamos que las megatendencias estructurales como la transformación digital (nube/SaaS), la inteligencia artificial, las máquinas autónomas, OTT (vídeo over the top), comunicaciones avanzadas (5G), pagos digitales, comercio D2C (directo al consumidor) y publicidad digital, continúen impulsando el crecimiento de beneficios para las compañías tecnológicas comparado con otros sectores a medio y largo plazo. Además, comparado con el pasado, creemos que hay un abanico de oportunidades más amplio en tecnología, dado que la tecnología ahora está repartida entre todos los diferentes sectores más que ser un sector independiente.

Fuente de la Noticia

Report

Te gusto la publicación?

32 Points
Upvote
La app Fitprenda InStore

Con más tecnología, las tiendas se adaptan a la nueva normalidad

Natalia Gaitán le cuenta a El País cómo se repone de su lesión

Natalia Gaitán le cuenta a El País cómo se repone de su lesión