in

Las preocupaciones por los costos impiden que los adultos mayores busquen atención de emergencia, según un estudio

Las preocupaciones por los costos impiden que los adultos mayores busquen atención de emergencia, según un estudio | Noticias de Buenaventura, Colombia y el Mundo

Crédito: Pixabay/CC0 Dominio público

Las preocupaciones sobre lo que podría costarles la atención de emergencia han impedido que algunos adultos mayores busquen atención médica incluso cuando sintieron que podrían necesitarla, muestra un nuevo estudio.

En total, el 22 % de los adultos mayores que podrían haber necesitado atención del departamento de emergencias no fueron debido a preocupaciones sobre lo que podrían tener que pagar, según los nuevos hallazgos publicados en El Diario Americano de Atención Administrada.

Las personas de 50 y 60 años, las mujeres, las personas que carecen de seguro médico, las personas con ingresos familiares de menos de $30,000 y las que dicen que su salud mental es regular o mala tenían más probabilidades de decir que habían evitado recibir atención de emergencia debido a preocupaciones por los costos. .

El estudio, basado en una encuesta realizada en junio de 2020, pidió a los adultos mayores que pensaran en los dos años anteriores, incluidos los primeros meses de la pandemia de COVID-19.

Incluso entre aquellos que no habían tenido una emergencia médica en este tiempo, las preocupaciones sobre lo que les podría costar una visita de emergencia eran altas. Cuatro de cada cinco adultos mayores dijeron estar preocupados por el costo de la atención de emergencia (35% algo preocupado y 45% muy preocupado, y 18% no estaba seguro de poder pagar una visita).

Los datos del estudio provienen de la Encuesta Nacional sobre Envejecimiento Saludable, con sede en el Instituto de Política e Innovación de Atención Médica de la Universidad de Michigan y respaldado por AARP y Michigan Medicine, el centro médico académico de la UM. Los hallazgos se basan el informe de la encuesta publicado anteriormente y se basan en las respuestas de una muestra representativa a nivel nacional de 2074 personas de 50 a 80 años.

Los hallazgos confirman la experiencia de la autora principal Rachel Solnick, MD, M.Sc., quien se formó en el Programa Nacional de Becarios Clínicos del IHPI antes de unirse a la facultad de la Escuela de Medicina Icahn en el Sistema de Salud Mount Sinai en Nueva York.

«Como médica de emergencias, he visto pacientes que llegan a la sala de emergencias después de posponer su atención. A menudo llegan más enfermos de lo que hubieran estado si hubieran recibido atención antes», dijo.

«Ese escenario es lo que encuentro más alarmante en los hallazgos de esta encuesta. Algunos grupos que son médicamente vulnerables o que han sufrido peores resultados a causa de la COVID-19 tenían más probabilidades de informar que sus contrapartes evitaron la sala de emergencias relacionada con los costos. Estos hallazgos resaltan la importancia de reducir el número de personas sin seguro y la necesidad de que las aseguradoras comuniquen claramente la cobertura de los servicios de emergencia».

Keith Kocher, MD, autor principal del estudio y profesor asociado de medicina de emergencia en la UM, señala que la Ley federal No Sorpresas se promulgó después de que se realizó el estudio. Esa ley busca reducir la «facturación sorpresa» por atención de emergencia cuando una persona con seguro privado la recibe de hospitales o proveedores fuera de la red de su plan de seguro médico. En el momento del estudio, Medicare y Medicaid ya prohibían a los proveedores de atención de emergencia realizar este tipo de «facturación de saldos».

Aun así, una persona con seguro privado podría deber cientos de dólares en copagos o deducibles por una visita de emergencia, señalan los autores. Eso es especialmente cierto para las personas con planes de salud con deducibles altos, cuya inscripción está aumentando.

Aunque el porcentaje de adultos mayores que carecen de seguro médico es pequeño (4 % de la muestra del estudio), era un 35 % más probable que dijeran que no estaban seguros de poder pagar la atención de emergencia. Solnick señala que tanto los impactos económicos de la pandemia como la decisión de más de una docena de estados, incluidos Texas y Florida, de no expandir Medicaid a todos los adultos de bajos ingresos, significa que millones de personas pueden tener que pagar de su bolsillo las visitas de emergencia.

Más información:
Perspectivas de los adultos mayores sobre los costos del departamento de emergencias durante COVID-19, El Diario Americano de Atención Administrada (2022). www.ajmc.com/view/older-adults … osts-durante-covid-19

Proporcionado por la Universidad de Michigan


Citación: Las preocupaciones por los costos impiden que los adultos mayores busquen atención de emergencia, según un estudio (16 de diciembre de 2022) consultado el 18 de diciembre de 2022 en https://medicalxpress.com/news/2022-12-older-adults-emergency.html

Este documento está sujeto a derechos de autor. Aparte de cualquier trato justo con fines de estudio o investigación privados, ninguna parte puede reproducirse sin el permiso por escrito. El contenido se proporciona únicamente con fines informativos.



Fuente de la Noticia

Report

Te gusto la publicación?

32 Points
Upvote

El HHMI decide que se necesita una comunidad para mejorar la educación universitaria en ciencias

Patrick Dempsey acaba de quitarse el pelo y ya no se parece a McDreamy | Noticias de Buenaventura, Colombia y el Mundo

Patrick Dempsey acaba de quitarse el pelo y ya no se parece a McDreamy