Buenaventura en Linea
latino 4u » Los adultos mayores y el uso de la tecnología

latino 4u » Los adultos mayores y el uso de la tecnología

Por Wilfredo LeónEn la actualidad, existen diferentes productos y servicios que solo quedan en el recuerdo o resulta extraño verlos en la práctica.

Ejemplo de ello son las cartas personales enviadas por correo postal, las largas filas para pagos de servicio solo en sucursales (banco, luz, teléfono, etc.), llamadas a través de casetas telefónicas, telegramas, bibliotecas como únicas fuentes de información, entre otros.

Estos servicios y productos han evolucionado a formas más modernas gracias al avance de las computadoras y lo que ahora llamamos, Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC).

Las TIC son todos aquellos recursos, herramientas y programas utilizados para procesar, administrar y compartir la información mediante computadoras, teléfonos móviles, televisores, reproductores portátiles de audio y video o consolas de juego.

Hoy en día, su papel en la sociedad es muy importante, toda vez que de ellas dependen servicios como: correo electrónico, búsqueda de información, banca online, descarga de música y video, comercio electrónico, entretenimiento como video juegos, las plataformas digitales como Facebook y últimamente las reuniones virtuales sea para las escuelas o reunirnos con nuestros familiares en cuarentena por la pandemia.

Pero TIC, disponible para todos no es usado por todos. Hay grupos en nuestra sociedad que se quedan al margen o quedan rezagados. Quedar al margen o quedar rezagado no es bueno para la sociedad. Una de las consecuencias más negativas es que los rezagados se pueden convertir en víctimas de personas sin escrúpulos. Y no todos tienen el acceso ni el equipo con el cual usar la tecnología. Tres factores para el uso de la tecnología; conocimiento, equipo y acceso.

Según cifras recientes del Centro de Investigación Pew, antes de la pandemia, cuatro de cada cinco adultos de 50 a 64 años tenían internet de alta velocidad en casa, pero sólo tres de cada cinco personas de 65 años o más tenían el mismo acceso.

Por otro lado, más de una cuarta parte de las personas de 65 años dijo nunca haberse conectado a Internet.

Entonces, ¿cómo dice mi esposa, que hacemos?

A través de una nueva afiliación que publicamos en esta misma edición, AARP ayuda a sus millones de socios, y a todos los latinos mayores del país en general, a que se valgan de la tecnología para trabajar, aprender y conectarse con su familia y amigos aquí, o en sus países de origen.

La afiliación permite a AARP, OATS (Older Adults Technology Services) y su programa Senior Planet, ofrecer clases sobre tecnología a las personas mayores, sin costo alguno. Entre las clases en español más populares se encuentran, Acceso a Internet en casa, Introducción a las redes sociales, Cómo usar Zoom, Cómo comprar en Amazon y Cómo utilizar Google Maps.

Por Wilfredo LeónEn la actualidad, existen diferentes productos y servicios que solo quedan en el recuerdo o resulta extraño verlos en la práctica.

Ejemplo de ello son las cartas personales enviadas por correo postal, las largas filas para pagos de servicio solo en sucursales (banco, luz, teléfono, etc.), llamadas a través de casetas telefónicas, telegramas, bibliotecas como únicas fuentes de información, entre otros.

Estos servicios y productos han evolucionado a formas más modernas gracias al avance de las computadoras y lo que ahora llamamos, Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC).

Las TIC son todos aquellos recursos, herramientas y programas utilizados para procesar, administrar y compartir la información mediante computadoras, teléfonos móviles, televisores, reproductores portátiles de audio y video o consolas de juego.

Hoy en día, su papel en la sociedad es muy importante, toda vez que de ellas dependen servicios como: correo electrónico, búsqueda de información, banca online, descarga de música y video, comercio electrónico, entretenimiento como video juegos, las plataformas digitales como Facebook y últimamente las reuniones virtuales sea para las escuelas o reunirnos con nuestros familiares en cuarentena por la pandemia.

Pero TIC, disponible para todos no es usado por todos. Hay grupos en nuestra sociedad que se quedan al margen o quedan rezagados. Quedar al margen o quedar rezagado no es bueno para la sociedad. Una de las consecuencias más negativas es que los rezagados se pueden convertir en víctimas de personas sin escrúpulos. Y no todos tienen el acceso ni el equipo con el cual usar la tecnología. Tres factores para el uso de la tecnología; conocimiento, equipo y acceso.

Según cifras recientes del Centro de Investigación Pew, antes de la pandemia, cuatro de cada cinco adultos de 50 a 64 años tenían internet de alta velocidad en casa, pero sólo tres de cada cinco personas de 65 años o más tenían el mismo acceso.

Por otro lado, más de una cuarta parte de las personas de 65 años dijo nunca haberse conectado a Internet.

Entonces, ¿cómo dice mi esposa, que hacemos?

A través de una nueva afiliación que publicamos en esta misma edición, AARP ayuda a sus millones de socios, y a todos los latinos mayores del país en general, a que se valgan de la tecnología para trabajar, aprender y conectarse con su familia y amigos aquí, o en sus países de origen.

La afiliación permite a AARP, OATS (Older Adults Technology Services) y su programa Senior Planet, ofrecer clases sobre tecnología a las personas mayores, sin costo alguno. Entre las clases en español más populares se encuentran, Acceso a Internet en casa, Introducción a las redes sociales, Cómo usar Zoom, Cómo comprar en Amazon y Cómo utilizar Google Maps.

Estoy a la espera de AARP sobre como aprender sobre el uso de tecnología sin tener que usar la tecnología misma.



Fuente de la Noticia

Síguenos

Para que no te pierdas nada de nada.

%d bloggers like this: