in

Licitación de pasaportes: Abecé para entender lo que está pasando | Gobierno | Economía

La posibilidad de que Colombia enfrente un desabastecimiento de pasaportes tiene en vilo a millones de ciudadanos, luego de que la semana pasada se declarara desierta la licitación que buscaba un operador para la emisión del documento y de que se acerque la fecha de finalización del contrato con el actual proveedor. 

(Únase aquí a nuestro canal de WhatsApp y reciba toda la información económica de Colombia y el mundo).

Ante esta situación, diversos entes de control le han expresado a la Cancillería su molestia y han llamado la atención para evitar que esto ocurra.

¿Pero qué viene?, ¿cuáles fueron las razones que originaron este problema? A continuación le contamos en un abecé lo que está pasando: 

¿Por qué no prosperó la licitación?

La licitación en búsqueda de un nuevo operador fracasó meses después de que el 24 de mayo se abriera este proceso en el que, en principio, participaron once empresas.

Compañías como Thomas Greg & Sons de Colombia S.A (la actual contratista); Impresa Nacional – Casa de la Moneda de Portugal; Cadena S.A.; Thales Colombia S.A.; Identificación Plástica S.A.S; Consorcio STC; In Group; Get Group; Inversiones BMT S.A.S; Veridos México y Accesos Holográficos (sucursal Colombia) se mostraron interesadas en participar, pero poco a poco la larga lista se fue reduciendo. 

(Pasaportes en Colombia: Cancillería declara urgencia manifiesta). 

Esto se debió a que la mayoría de ellas se retiraron del proceso después de que se quejaron porque las condiciones de la licitación supuestamente favorecían a un único oferente: Thomas Greg & Sons de Colombia S.A, quienes han tenido este contrato en los últimos 17 años.

Las denuncias por esta situación agravaron la situación, tanto así que el Ministerio le pidió a la Fiscalía investigar las quejas que se estaban presentando y posteriormente, en julio de este año, se suspendió por primera vez el proceso.

Debido a que a la licitación solo se terminó presentando Thomas Greg & Sons de Colombia S.A, la Cancillería manifestó, la mejor decisión era declarar desierta la licitación, como finalmente ocurrió este jueves.

(Gobierno contratará de forma directa proveedor de pasaportes). 

La decisión se tomó, además, en la misma semana en la que el presidente Petro manifestó en la red social X que en su gobierno no habrá «licitaciones con un proponente. La lucha contra la corrupción va en serio».

Cancillería

Cancillería

Archivo particular

A inicio de mayo, en la plataforma Secop II estaban publicados los comentarios de algunas de las empresas que también buscaban quedarse con el millonario contrato.

Accesos Holográficos, por ejemplo, en uno de los comentarios decía que «una vez analizado el cronograma preliminar, vemos que los tiempos establecidos son demasiado cortos para la estructuración de una propuesta técnica, jurídica y económica. Es más que obvio que la envergadura de un proceso como este, requiere el concurso de múltiples disciplinas especializadas y la correcta integración de las mismas, las cuales terminan reflejándose en una propuesta oficial seria».

(Thomas Greg demandará por caída de licitación de pasaportes). 

Cadena S.A. por otro lado, en su documento de observaciones, coincidió con lo mencionado por Accesos Holográficos, pero agregó más aspectos. Señalaron que, por ejemplo, en los documentos que hacen parte de la licitación se pide que, a lo largo del contrato, «el contratista debe mantener inventarios para producir mínimo 200 mil pasaportes».

Pero además, mencionaban que para obtener el papel de seguridad necesario para ejecutar el contrato se requieren alrededor de 20 semanas; «lo mismo sucede con los chips cuya adquisición tarda entre 16 y 20 semanas y con el holograma que tarda de 10 a 12 semanas, así como con las carátulas que tardan alrededor de 14 semanas».

(Cómo agendar cita virtual para la expedición de su pasaporte). 

La empresa aseguraba que, exceptuando al contratista actual (la empresa británica), la mayoría de oferentes tendrían que abastecerse de buena parte de los insumos mencionados en los 58 días entre la adjudicación, lo cual no era rentable según los tiempos.

En una carta de la compañía Mühlbauer group, publicada por la Unidad Investigativa de este diario, por otro lado, se lee: «Opinamos que la exigencia de presentar muestras de documentos de viaje que sigan las especificaciones del pasaporte colombiano vigente favorece al proveedor que ha ejecutado el contrato durante los últimos 17 años, sin embargo, no agrega valor y va en detrimento de los propósitos de desarrollo y en contra de la seguridad del pasaporte colombiano».

¿De cuánto era el contrato?

Exactamente, según el Fondo Rotatorio del Ministerio de Relaciones Exteriores, de 599.651.582.571 pesos colombianos.

¿Qué iba a hacer la empresa escogida?

Suministrar, formalizar y prestar el servicio de personalización, custodia y distribución de libretas de pasaportes, así como el servicio de impresión, almacenamiento y entrega de etiquetas de visa colombiana con zona de lectura mecánica.

Por semejante responsabilidad es la preocupación que hay actualmente, ya que luego de que se declaró desierta la licitación, a la fecha no es claro qué empresa asumirá esta responsabilidad.

¿Qué dice Thomas Greg & Sons?

Esta empresa tiene el contrato hasta el próximo 2 de octubre y a pesar de que se había mantenido una buena relación con el Gobierno en los 17 años que han sido escogidos para estos servicios, la situación cambió esta semana.

Como lo reveló la Unidad Investigativa de EL TIEMPO, la Unión Temporal Pasaportes 2023, de la que hace parte Thomas Greg, recurrirá legalmente la decisión de Leyva.

Fuentes cercanas al proceso dijeron que estudian acciones administrativas, disciplinarias y penales para exigir respeto sus derechos.

(Thomas Greg considera ilegal caída de licitación de pasaportes). 

Según normas contractuales, la indemnización que ordena la ley es del 100 por ciento de la utilidad esperada, es decir, se esperaría que reclamen unos $ 100 mil millones. Esta indemnización será por los perjuicios causados y pedirían que se investigue un presunto prevaricato a funcionarios, por tomar una decisión que, en su criterio, es contraria a la ley.

Según la Cancillería, no. Esta semana tomaron una medida con la que esperan evitar el desabastecimiento de este documento tras el 2 de octubre, que es la fecha en la que termina el contrato con Thomas Greg & Sons.

El canciller Leyva firmó este 14 de septiembre una resolución en la cual declara ‘estado de urgencia manifiesta’ por 12 meses.

Esta figura está contemplada en la ley 80 de 1993 en el artículo 42. Allí se explica que la medida puede declararse cuando “la continuidad del servicio exige el suministro de bienes, o la prestación de servicios, o la ejecución de obras en el inmediato futuro” esto siempre y cuando se presenten situaciones excepcionales “que imposibiliten acudir a los procedimientos de selección o concursos públicos”.

Esto quiere decir que, con esta declaratoria, el Ministerio de Relaciones Exteriores podrá realizar una contratación directa sin necesidad de hacer una licitación.

El gran interrogante que queda sobre la mesa es qué empresa escogerá el Gobierno para suministrar estos documentos y hasta que eso no se resuelva, en el país seguirá el riesgo de que se empiecen a generar problemas con la producción de estos documentos necesarios para viajar, pues aunque se ha asegurado que hay un reserva de libretas, estas se agotarán en algún momento.

PORTAFOLIO
Con información de Política EL TIEMPO
 

Fuente de la Noticia

El legado de Botero, un artista de peso

El legado de Botero, un artista de peso

Lloviendo y con el agua lejos

Lloviendo y con el agua lejos