Buenaventura en Linea
Lo casi 100 niños muertos por comer pan envenenado en Chiquinquirá, la historia olvidada de 1967

Lo casi 100 niños muertos por comer pan envenenado en Chiquinquirá, la historia olvidada de 1967

Noticias Colombia.

La fatalidad se desencadenó a raíz del Folidol, un plaguicida que cayó accidentalmente en un bulto de harina con el que se hizo el pan. Ha sido la peor tragedia de envenenamiento en Colombia y la cuarta en el mundo.

La fatalidad llegó de manera accidental el 25 de noviembre de 1967 al municipio de Chiquinquirá, en Boyacá.

Cuando casi 100 niños y alrededor de 10 adultos perdieron la vida de manera trágica tras un envenenamiento colectivo.

Hospital de Chiquinquirá 1967

Sin embargo, las cifras sobre la cantidad de decesos nunca fue clara, pues de acuerdo a las personas de la época que estuvieron presentes en medio de la tragedia.

Omaira Sánchez, el rostro de la tragedia de Armero

“Habían muertos por todo lado”, además, “las autoridades y medios de comunicación de la época” al parecer no registraron de manera precisa a las víctimas.

en Chiquinquirá
Uno de los sobrevivientes

La historia fue recordada por el programa Los Informantes de Caracol Televisión, en donde a través del capítulo titulado “La tragedia olvidada de un envenenamiento colectivo en Chiquinquirá”, dejaron ver lo que ha sido la peor tragedia de envenenamiento en Colombia y la cuarta en el mundo.

Un plaguicida causó la tragedia

Al principio hubo varias hipótesis sobre qué habría desencadenado la tragedia, sin embargo, luego de varias investigaciones adelantadas por las autoridades de la época.

Se determinó que todo se debió a un plaguicida cayó accidentalmente sobre un bulto de harina con el que se hizo el pan, el cual comió gran parte del pueblo.

La tragedia empezó luego de que la mayoría de familias y niños terminaran de desayunar y se disponían a iniciar sus labores diarias.

Los niños salían de sus casas rumbo a la escuela, cuando por decenas empezaron a presentar extraños síntomas y luego a convulsionar.

En el pueblo nadie entendía qué estaba sucediendo, los padres de los pequeños los llevaban al hospital, el cual estaba “que no le cabía un alma”; todo estaba hecho un caos.

Toda Chiquinquirá estaba en el hospital y todos se preguntaba qué era lo que sucedía.

“En el hospital lleno de niños fallecidos también estaba el panadero, un joven de 25 años de edad llamado Joaquín Merchán”, relataron en el programa.

El veneno

Él, fue uno de los adultos que murieron en la tragedia, “al parecer su fallecimiento no se dio por comer el pan, sino por estar en contacto con el veneno durante varias horas”.

Se trataba del Folidol “un herbicida violento usado para evitar que las plagas acaben con los cultivos de papa”.

Cayó accidentalmente en la harina

Contaron que cuando la harina con la que realizaron los panes estaba siendo transportada en “un camión todero de Bogotá hasta Chiquinquirá, el frasco se rompió y el veneno terminó diluido en un bulto de harina”.

De acuerdo a un experto consultado en el programa, “ese veneno tiene una característica particular, cuando se calienta potencia los efectos nocivos”, dijo.

A Aurelio Fajardo, dueño de la panadería casi lo matan, contaron que en la madrugada cuando preparaban el pan, Joaquín Marchán le había indicado que uno de los sacos de harina olía fuerte.

Sin embargo, le respondió “usted lo que tiene es guayabo, hágale, a trabajar”.

Y tan solo 12 horas después, casi cien niños, Merchán y otros adultos estaban muertos y se firmaba para la historia del país la peor tragedia de envenenamiento colectivo.

en ChiquinquiráContaron testigos que luego de la tragedia al dueño de la panadería casi lo matan, sin embargo, la Policía se adelantó y lo sacó de Chiquinquirá.

Llegó a Medellín, de donde tuvo que huir cuando se enteraron quien era.

Una historia olvidada

Tras la tragedia y el sepelio de las víctimas, Colombia olvidó las muertes de casi 100 niños y varios adultos más.

Pues en el municipio nunca se realizó homenaje conmemorativo alguno. No pusieron “ni una placa desgastada”. Nada.

De hecho, nunca hubo un consolidado total y real de la cantidad de víctimas que hubo, habitantes de la época siempre creyeron que fueron

en Chiquinquirá

Sin embargo, los periódicos de la época informaron que fueron más de 500 las envenenadas. 83 niños y entre 2 o 4 adultos muertos.

La historia:

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente de la Noticia

Síguenos

Para que no te pierdas nada de nada.

%d bloggers like this: