Francia derrotó a Bélgica por la mínima (1-0) y jugará la final del Mundial de Rusia 2018 que se celebrará el próximo domingo en el estadio Luzhnikí de Moscú.

Un solitario gol de Umtiti a la salida de un córner anticipándose a Fellaini decantó un partido precioso, lleno de ocasiones de gol.

Tanto Francia como Bélgica demostraron todo su potencial ofensivo, y Courtois y Lloris, los dos porteros, tuvieron que emplearse a fondo para defender sus respectivas porterías.

Deje su comentario

Deje su Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here