Buenaventura en Linea
Museos, Mediación y Tecnología – EVE Museos e Innovación

Museos, Mediación y Tecnología – EVE Museos e Innovación

 

El diálogo entre el museo y el visitante se produce a partir de las acciones de mediación. La mayoría de las veces (más del 60%), esta comunicación entre los contenidos y el público es efectiva, debido a las subidas y bajadas en la comprensión de la narrativa museológica. Para suavizar esas diferencias, los museos comenzaron en su día a trabajar en técnicas de educación, comunicación y mediación. Según el ICOM, la mediación en el contexto del museo se produce entre el público y lo que el museo le ofrece para que pueda verlo con mayor o menor éxito – normalmente con poco, como decíamos -.

La mediación busca el intercambio de experiencias, las interacciones sociales entre los visitantes y la construcción de referencias comunes. Es una estrategia de comunicación educativa que brinda al público los medios para comprender mejor ciertos aspectos y crear su apropiación. Este enfoque hace del museo uno de los mejores lugares de contacto con el mundo de los contenidos culturales, y donde cada persona puede encontrar el camino de una mayor comprensión de sí mismo y de la realidad en su conjunto (ICOM, s.f.) Desde los primeros intentos hasta hoy, la mediación asumió múltiples formas dentro del museo. Actualmente, sigue buscando nuevos y mejores formatos. El acto simple de exponer los objetos estaba siendo cuestionado, consecuencia de la importancia que la participación de la audiencia tiene hoy en día para todos los museos, algo que, hasta hace muy poco, era tabú en este contexto nuestro. Algunos profesionales han llegado a la conclusión de que el acto de observar los objetos únicamente a través de su existencia física, no es suficiente para lograr esa nueva conexión que actualmente pretenden con sus públicos. El compromiso, la educación, el acceso público pleno y la democratización se estaban convirtiendo en parte del vocabulario de nuestros museos (Jewitt, 2014).

En los últimos años, la mediación ha ido avanzando gracias al uso de las tecnologías digitales. Comenzó con la introducción de vitrinas en la exposición que, con el tiempo se volvieron táctiles y, más tarde, con conexión Wi-Fi;  ahora, incluso, son interactivas multimedia. La tecnología digital sigue evolucionando, transformando el modo en que los museos – que han de buscar nuevas formas de reducir las distancias con su público – se involucran, comprenden, comunican, participan y difunden su conocimiento. Vivimos los tiempos de la accesibilidad del conocimiento (Riches, 2016). Los museos modernos buscan posibilitar la creación de soluciones más dialógicas, interactivas y participativas, algo que ya forma parte de su misión y visión. La presencia de estas tecnologías dentro de los museos permite al visitante poder de elegir qué, cómo y cuándo quiere acceder a la información, según sus propias preferencias y niveles de conocimiento. Cuando se aplican correctamente, las tecnologías digitales pueden ofrecer un enorme potencial para educar al público, especialmente a aquellos que se convertirán en los visitantes del museo del futuro, personas que no conocen nada más que un mundo digital (Network of European Museum Organization, NEMO, 2013). Más allá de ese carácter participativo profundamente importante, la forma de inclusión que pueden aportar estas soluciones es muy significativa para los museos. La tecnología permite incluir grupos hasta ahora marginados, construyendo comunidades más fuertes y sostenibles (Unión Europea, 2017). Los proyectos de tecnología digital para mediar la relación entre el público y las colecciones y contenidos de muchos museos se encuentran todavía en una etapa embrionaria. No hay conclusiones a largo plazo sobre su efectividad, aunque algunos autores ya están analizando estos eventos. La tecnología por sí sola no es una solución mágica para resolver las fallas del museo a este respecto. Es necesario encontrar el modo más adecuado de aprovechar las nuevas posibilidades y utilizarlas como una mejora en el trabajo diario del museo para con su público.

Alrededor de la década del 2000, las tecnologías digitales estaban en todas partes, e influían en todo, desde las estrategias comerciales hasta las relaciones humanas. Este nuevo entorno cambió la forma en que las personas ven, buscan y procesan la información. Los museos deben ajustar su trabajo a un comportamiento del consumidor que cambia a medida que aumenta el uso de dispositivos y plataformas digitales de forma intensiva (Chappuis, Gaffey y Parvizi, 2011). Para que los visitantes presentes y futuros sigan conectados a los museos y al conocimiento que ofrecen, es fundamental que éstos sigan la evolución de sus visitantes y de las sociedades en las que se encuentran. El desafío actual para los museos es «… comprender a sus públicos, sus preferencias y respuestas a las experiencias mediadas por la tecnología».

La transición tecnológica de los métodos tradicionales a las herramientas digitales puede generar enormes ventajas para los museos y sus visitantes, pero también enormes desafíos. Las nuevas tecnologías deben verse y valorarse como posibles soluciones para llegar al público de manera efectiva, permitiendo a todo tipo de personas, independientemente de su origen y nivel intelectual, visitar el museo y aprender a través de sus contenidos. «Las necesidades de los usuarios y las tecnologías digitales están reformulando nuestra comprensión de las colecciones de los museos y las relaciones entre los museos y el público» (Cameron, 2010).

Recursos bibliográficos:

CONECOM (2019): Digital technology as mediación in European fine-at museums. Interprogramas Secomunica Comunicaçao, Innovaçao e Economía Criativa. Universidad Católica de Brasilia / DF, Brasil.

Bodo, S.; GIBBS, K. y Sani, M. (2009): Museums as places for intercultural dialogue: selected practices from Europe.

Cameron, F. (2010): Digital Futures I: Museum Collections, Digital Technologies, and the Cultural Construction of Knowledge.

Chappuis, B.; Gaffey, B. y Parvici, P. (2011): Are your customers becoming digital junkies?

Digital meets heritage (2012): <https://www.digitalmeetsculture.net/article/digital-meets-heritage/&gt;

Unión Europea (2017): Promoting access to culture via digital means: policies and strategies for audience development.

Falk, J. (2016): Identity and the Museum Visitor Experience.

Hein, G. (1998): Learning in the Museum.

Hillier, L. (2018): How museums are using immersive digital experiences.

ICOM. Museum Definition – ICOM (2007).

Jewitt, C. (2014): Digital technologies in museums: New routes to engagement and participation. Londres.

Laudazi, A.; Boccacini, R. (sin fecha): Augmented museums through mobile apps.

MU.SA. Museum of the Future (2016): Insights and reflections from 10 international museums.

NEMO. Museums in the Digital Age (2013): Museums and the Development of Active Citizenship.

RA Team (2016): What virtual reality means for art.

Riches (2016): Access, Participation, Learning: Digital strategies for audience engagement with cultural heritage in museums and libraries.

Simon, N. (2016): What Does a Great Distributed Digital Museum Experience Look Like?


Si quieres recibir nuestro newsletter y los artículos de EVE por correo electrónico, rellena y envía el boletín adjunto, completando el campo correspondiente en el formulario de inscripción que encontrarás a continuación. Tu dirección de correo electrónico (asegúrate por favor de escribirla correctamente), será utilizada exclusivamente para enviarte nuestros newsletters y artículos, pudiendo darte de baja en el momento que quieras. Si no has recibido la confirmación de tu suscripción, mira en tu carpeta de spam.

Fuente de la Noticia

Síguenos

Para que no te pierdas nada de nada.

%d bloggers like this: