in

Nelson Ramos le contó a El País su fórmula ‘mágica’ para anotar goles de tiro libre

Nelson Ramos le contó a El País su fórmula 'mágica' para anotar goles de tiro libre


Enero 25, 2021 – 09:33 p. m.
Por: Daniel Molina Durango – Reportero de El País

Cuando tenía quince años, Nelson Ramos, uno de los arqueros vigentes con más goles en el fútbol colombiano, no sabía cómo hacer para que el balón se elevara cada que le tocaba realizar un saque de portería.

Ramos había viajado desde su Popayán natal hacia la capital del Valle para realizar un proceso de prueba con las divisiones menores del Deportivo Cali, donde le dijeron que si no corregía esa limitación, le iba a tocar empacar sus cosas y regresar a casa.

Pero el hoy veterano portero de 39 años, que ha pasado por equipos importantes del balompié nacional como Millonarios, América, Medellín, entre otros, no se dejó amilanar y apeló a la que considera que es la palabra que define su vida: la perseverancia.

“Entonces lo que hice fue empezar a llegar a los entrenos una hora antes para comenzar a patear y patear”, cuenta Nelson, quien finalmente se quedó en la institución azucarera, donde fue suplente hasta que la vida lo llevó, en el 2006, al Deportivo Pasto, donde debutó como profesional.

Ya con el gusto por patear el balón con su pierna zurda, Ramos se arriesgó a probar fortuna con los tiros libre, y en el 2008 marcó, ante Equidad, el primero de los nueve goles que ya suma.

Los dos más recientes los anotó en las últimas dos fechas del torneo de ascenso en Colombia vistiendo la camiseta del Boca Juniors de Cali.
Atlético y Barranquilla fueron las víctimas de la exquisita pegada que el meta tiene en los balones parados.

En diálogo con El País, Ramos confesó cuáles son sus secretos, no solo para marcar goles, sino también para nunca rendirse a pesar de las adversidades de la vida y el fútbol.

¿Cómo está viviendo este buen momento con Boca Juniors?

Desde el año pasado me puse una meta con el equipo y esa es que el 2021 lo íbamos a arrancar de una manera diferente, con buenos resultados. Y ese objetivo grupal se ha convertido también en algo individual porque llevo dos partidos anotando. Esto ha sido una bendición no solo porque los goles han sido bonitos sino porque el equipo ha podido sumar. Esto es un premio a todos estos años en los que llevo pateando y entrenando los tiros libre.

¿Cuál es su secreto para anotar?

Yo marqué mi primer gol en el 2008 con el Pasto, y lo hice luego de haber pateado muchísimo. Hoy en día le dedico una jornada a patear 30 o 40 balones, o a veces divido las cargas en dos días para no ir a desgastar la pierna. En un partido se te dan una o máximo dos posibilidades para anotar de tiro libre y las tienes que aprovechar.

¿Recuerda cómo fue su primer gol?

Fue en un partido contra Equidad. El primer tiempo había terminado 0-0 y en Pasto jugaba como volante David Montoya, a quien yo le había dicho que si se presentaba una falta, me diera la oportunidad de cobrar.
En la parte complementaria se dio una falta de costado y él se volteó y me llamó con la mirada, pero yo no quería ir. Entonces David al ver eso me gritó “vení a pegarle”, y antes de que yo ejecutara me dijo que hiciera lo que practicaba en el entrenamiento y preciso, va y me sale semejante gol.

Eso fue una sorpresa porque además me dijeron que el último gol de tiro libre de un arquero en Colombia lo había hecho René Higuita en 1998.

¿Cómo fue su vinculación con Boca?

Yo digo que fue un milagro, porque soy muy católico y seguidor de la Virgen de los Milagros. Yo en el 2019 me había quedado sin equipo porque Bucaramanga no contó más conmigo, entonces me devolví a Popayán con mi familia. Allá le dije a un amigo que me invitara a jugar un partido en una cancha sintética y justo ese día me encontré con Álex Otero (presidente de Boca), quien me dijo que necesitaban un arquero. En media hora arreglamos todo y pude seguir viviendo esto tan bonito que es el fútbol.

Hablando de milagros y casualidades, usted viajó a última hora a una Copa América con Colombia en el 2011 y luego, en el 2012, sufrió una grave lesión con Millos en su mejor momento. ¿Qué recuerda de eso?

Lo del 2011 fue especial porque más allá de lo que le pasó a David Ospina (se lesionó en un choque con Hugo Rodallega), uno tiene que estar listo para los retos, y en ese momento yo estaba en un gran nivel. Fue emocionante cuando me llamaron a contarme que era el nuevo arquero de la Selección.

Y lo de la lesión (en el tendón de aquiles) fue algo que me cortó muchos sueños. Los únicos que estuvieron conmigo fueron los integrantes de mi familia. Mucha gente decía que yo no iba a volver a ser el mismo y que era el fin de mi carrera, pero los goles los sigo haciendo con la zurda, la pierna que me lesioné. Por eso digo que mi palabra es la perseverancia.

¿Hasta qué edad planea jugar?

Espero estar activo en el fútbol unos dos años más, hasta los 42. Y a futuro estoy en la construcción de mi agencia deportiva, donde estoy haciendo convenios para tener unos diplomados de coach mental para los jugadores, un aspecto fundamental hoy en día.



Fuente de la Noticia

Report

Te gusto la publicación?

32 Points
Upvote
Familiares y amigos despiden a los jóvenes asesinados en Buga

Familiares y amigos despiden a los jóvenes asesinados en Buga

AI lanza una campaña para luchar contra la tecnología de reconocimiento facial

AI lanza una campaña para luchar contra la tecnología de reconocimiento facial