Buenaventura en Linea
Guy Henri Roger, periodista francés que admira el ciclismo colombiano.

“No creo que Froome le haga trampa a Egan”, escritor especialista en el Tour de Francia

Guy Henri Roger es un periodista francés del que se podría decir que conoce más a los escarabajos colombianos que a los mismos ciclistas europeos.

De hecho, hace poco lanzó en su país el libro ‘Bernal y los hijos de la cordillera’, en el que plasma lo que ha sido la participación de los pedalistas nacionales en el Tour de Francia, así como las historias de superación de esos escarabajos nacidos en pueblos de Boyacá y Cundinamarca, especialmente.

Cuando comenzaron sus cubrimientos de ciclismo para L’Equipe, tuvo el privilegio de ver lo que antes no veía: las grandes batallas en las montañas francesas y los constantes ataques en esos terrenos de unos ciclistas desconocidos para el mundo como eran los colombianos.

En 1987 vio coronarse a Lucho Herrera en la Vuelta a España. Ha cubierto 19 Tours de Francia y ha estado varias veces en Colombia entrevistando a Herrera, Fabio Parra, Martín Ramírez y a Patrocinio Jiménez, entre otros.

Roger habló con El País sobre su historia y la forma como ha visto a los colombianos en el Tour.

Guy Henri Roger, periodista francés que admira el ciclismo colombiano.

Especial para El País

Le puede interesar: ¡Buen arranque! Egan Bernal, tercero en la primera etapa del Dauphiné

¿Cuál fue su primer Tour?

En 1987, en ese año los colombianos cumplieron con Herrera quinto y Parra sexto, además del título de la montaña para Lucho. Un año después fue lo de Fabio Parra, que terminó tercero en el Tour. Él debió ganar ese Tour porque los dos primeros dieron positivo en controles antidopajes; Pedro Delgado, que ganó, nunca lo reconoció, y Steven Rooks sí aceptó que había tomado anabolizantes.

¿El Tour es una carrera ideal para los colombianos?

Les viene muy bien porque son agresivos en la montaña. Cuando descubrí a los colombianos, y el público francés también, me di cuenta que eran unos héroes porque el Tour se corría diferente. Antes, con Hinault, Ocaña, Anquetil y otros, se corría bajo el mando de un patrón. Hinault, por ejemplo, no permitía que nadie atacara y eso lo acataban todos. Cuando llegaron los colombianos, desde el principio hasta el final había ataques, eso fue un espectáculo nuevo y por eso los aficionados adoran a los colombianos.

Y de hecho dieron espectáculo en una etapa en la que Parra y Lucho hicieron el 1-2…

Eso fue en el Tour de 1985 con llegada en Lans en Vercors; Lucho ganó dos etapas, en Morzine y Sain Etienne; me contó cómo se cayó por un aceite que había en la carretera y Pascal Richard, que iba con él, quería que llegaran juntos a la meta; pero Lucho puso un diente menos en la caja de cambios y dejó a Richard para ganar en Saint Etienne.

¿Por qué Herrera no ganó un Tour?

En esa época el gran error de los colombianos fue armar un equipo nacional. Para ganar un Tour hay que tener rodadores para proteger en el llano y en los abanicos a los escaladores, y otros que sepan correr la contrarreloj. En esa época ni Lucho ni Fabio tenían corredores de esas características. Ahora se corre diferente porque Nairo fue criado en un equipo español y Egan en uno italiano.

Se dijo siempre que los ciclistas europeos no veían con buenos ojos que un colombiano ganara el Tour…

Yo no diría eso; les faltaba bastante para ganar el Tour. El del 88 lo tenía que ganar Fabio Parra sí o sí. En esa época se usaban métodos que no eran limpios y les hicieron trampa. Pero a nivel general estaban atrasados para vencer en un Tour, hay que saber subir, rodar en el llano y estar bien colocados para no perder tiempo en los abanicos. En esa época los colombianos estaban en la Universidad del Tour, pero les faltaba para graduarse.

¿Cuál es el ciclista colombiano que más lo ha impresionado?

Lucho, sin duda. Para mí tenía las mejores piernas en el mundo en los puertos montañosos, tenía una gran postura en la bicicleta, piernas largas y finas, una fuerza increíble, subía los puertos sentado como los verdaderos escaladores como Eddy Merckx, Bernard Hinault y Miguel Induráin.

¿Por qué Nairo no ha ganado el Tour?

Porque le faltó cambiar de equipo más pronto, perdió mínimo tres años permaneciendo en Movistar. Llegas a la concentración el primer día, saludas a las mismas personas, escuchas las mismas historias, comes el mismo menú, vas a los mismos entrenamientos… eso aburre. Sumado a las rivalidades que había dentro del Movistar, perjudica.

¿Puede ser este año?

Puede ser por varios factores: es un Tour para escaladores, tiene un equipo nuevo donde se encuentra con gente totalmente entregada a él, y lo otro es que cambió de entrenador, está con Michel Bartoli, que le ha cambiado todos los planes a Nairo y eso lo ha favorecido. Yo tengo ojo de águila y veo a Nairo como uno de los favoritos este año.

Pero se dice que Nairo no tiene buen equipo…

Eso también le podría perjudicar, pero es un corredor aguerrido, que tiene experiencia y puede hacer su carrera detrás del equipo de Egan, que son los que van a empujar el ritmo. Si Nairo está a rueda, no lo van a descolgar fácilmente. Pero es cierto, no es un equipo de la categoría del Ineos

¿Cuenta el Arkea con escaladores para que le ayuden en la montaña?

Todo eso va a cambiar con los nuevos planes de entrenamientos de Bartoli. Nairo no va a atacar a la loca. En Movistar tenía muchos compañeros como Valverde y Landa que le podían apoyar, pero él no tiene interés en romper la carrera en este Tour.

Sobre el triunfo de Egan el año pasado, ¿ganó porque esa era la idea o se encontró con algún bajón de Thomas en plena carrera?

Hay circunstancias y lo hablé con Egan. Él estaba listo para correr el Giro y una semana antes se cayó y se rompió la clavícula, tuvo que parar un tiempo. En la Dauphiné se cae Froome y también tiene que ir al quirófano, y en la Vuelta a Suiza se cae Thomas y eso también lo afecta. Mientras tanto, Egan llegó al Tour con Froome ausente y Thomas disminuido. En Ineos son listos, sabían que Egan era la carta importante en ese momento y lo protegieron así fuera su segundo Tour.

¿Hay lío por el liderato del equipo entre Egan, Thomas y Froome?

No hay ninguna polémica, hay gente que quiere vender papel. Entre Thomas y Egan se va a decidir por quien esté bien; si Egan tiene que trabajar para Thomas, lo va a hacer, y viceversa. Pero veo a Egan como un grandísimo favorito. Tampoco hay polémica con Froome, a él le dijeron que no le renovarían, entonces va a tener un papel secundario, aunque si se le presenta la oportunidad de ganar, lo puede hacer. Froome puede ser una carta escondida. Pero hay una gran amistad entre Froome y Egan, y no creo que Froome le haga trampa.

¿Egan puede ganar muchos Tour?

Creo que sí, sobre todo si gana este porque sicológicamente a los demás les va a dar muy duro y él se va a tomar más confianza. Tiene unas piernas ideales para subir la montaña, tiene fuerza y potencia. Nadie como él en ese terreno.

¿En qué consiste el libro que escribió sobre los ciclistas colombianos?

Hace años lo tenía en mente y en el periódico me decían que teníamos la carrocería, pero no el motor. Cuando Egan ganó el Tour, se dio todo. Decidí escribirlo no para contar las carreras, sino la historia del ciclismo colombiano. Hay una parte consagrada a Egan, y después desde el ‘Zipa’ Forero, Cochise, Ramón Hoyos, Rafael Niño, Patrocinio, Rafa Acevedo, Martín Ramírez, Ómar Hernández, Lucho, Fabio, hasta esta nueva generación toco lo que han sido sus inicios. Me fui hasta sus casas para que me contaran sus vidas. Cuento la complicidad que había entre Lucho e Hinault, tanto que Hinault quería que Lucho fuera a Le Vie Claire y él prefirió seguir en Café de Colombia. Y hay muchos otros secretos. Nunca se ha contado la historia completa.



Fuente de la Noticia

Comentar

Síguenos

Para que no te pierdas nada de nada.