Mesa de Negociación

Están en desacuerdo con requisitos de la Dimar y Capitanía del puerto sobre certificación.

Alrededor de 250 lancheros y unos 3.000 personas que dependen económicamente de esta actividad con restaurantes y otros locales comerciales se declararon en cese de actividades en el muelle turístico del puerto vallecaucano.

Los lancheros son quienes derivan su sustento del traslado de turistas y pasajeros a playas de Buenaventura y a otras localidades del Litoral Pacífico.

De acuerdo con voceros de este gremio, la decisión se tomó debido a que la Dirección General Marítima, a través de la Capitanía de Puerto de Buenaventura, estarían solicitando facturas y certificación de la casa matriz, cuando muchas de las lanchas no fueron adquiridas en un concesionario, además de retirar los vendedores de alimentos que se ubican en el muelle turístico.

Los lancheros esperan lograr acuerdo con las autoridades sobre el transporte fluvial a las playas, gran atractivo para muchos turistas y habitantes de la zona.

«Hay una serie de requisitos que nos parecen incoherentes, como el de la certificación que rebosó la copa», dijo uno de los lancheros que se movilizó

El Tiempo

DEJE SU COMENTARIO

Por favor escriba su comentario
Por favor escriba su nombre aquí