Foto Archivo

El Comercio de Buenaventura no aguantaría un nuevo paro cívico cuya convocatoria se ha venido haciendo a través de redes sociales, así lo dijo Cesar Arboleda, miembro de la agremiación de comerciantes de la ciudad.

Para Cesar Arboleda, Integrante de la Agremiación de comerciantes, la ciudad no está preparada como para asumir otra situación de esta ya que, de acuerdo a las estadísticas, este gremio no ha recuperado las pérdidas que generó el anterior paro de mayo de 2017 y esto ha obligado a que algunos cierren sus puertas.

El dirigente gremial considera que, si bien hay compromisos incumplidos, hay otras formas menos lesivas para el comercio de presionar al gobierno central, como es el de retomar los acuerdos y hacer un frente común que los obligue a que cumplir los puntos pendientes por realizar.

Fuente: Radio Buenaventura.

DEJE SU COMENTARIO

Por favor escriba su comentario
Por favor escriba su nombre aquí