El sentimiento de angustia une a las familias de los civiles Gilson Mosquera, Edinson Cuero y el intendente de Policía Wilber Rentería, oriundos de Buenaventura, quienes hacen parte del grupo de secuestrados presuntamente por el ELN desde el pasado viernes, en Chocó.

María Reyes, la madre del intendente de la Policía Wilber Rentería, que lleva 22 años al servicio de la institución, está sumida en la tristeza. Junto a su hija Ceferina, esperan que en las próximas horas puedan liberarlo.

“Le pido al gobierno que colabore, que nos ayude, que las familias de los secuestrados estamos desesperados, no aguantamos más, que tengan piedad de ellos”, dijo en medio de su tristeza.

Esta es la segunda vez que la familia del intendente bonaverense sufre porque lo privan de su libertad. Hace 17 años estuvo retenido unas horas por las Farc. Ahora esperan que los días sin saber de su paradero terminen rápido.

Ella pasa sus días de incertidumbre en la casa de su hija en el barrio Los Pinos de Buenaventura. Ambas también acompañan a la esposa y una de las hermanas de Edinson Cuero, uno de los civiles que fue privado de la libertad junto a Wilber y otras cuatro personas.

“El miércoles se fue a hacer un trabajo de lancha y fibra, me llamó el jueves, y luego cuando volví a llamarlo ya no contestó, después supe por la familia de Wilber que los habían secuestrado”, contó Yesenia Caicedo, esposa de Edinson.

Agregó que “él es un simple pescador que fue a trabajar, él no le debe nada a nadie, nosotros lo estamos esperando su hija de un año y yo”.

La familia de Gilson Mosquera, el otro civil secuestrado, también está a la espera de su liberación.

El pasado sábado, el ELN anunció a través de Twitter que solicitaron al Alto Comisionado tramitar ante el Ministerio de Defensa las condiciones para facilitar la liberación de los tres policías, el militar y los dos civiles secuestrados sobre el río Arquía, en la ruta Vidrí-Quibdó en el departamento del Chocó.

“Anoche informamos al Alto Comisionado de paz nuestra voluntad de apoyar la liberación de los prisioneros, y le pedimos tramitar ante el Ministerio de defensa, que genere condiciones de seguridad óptimas para facilitar tal liberación”, se lee en el comunicado emitido por el grupo subversivo.

Hasta el momento ni la Oficina del Alto Comisionado, ni el Ministerio de Defensa han confirmado que la información revelada en el comunicado del ELN sea verídico.

Además de Rentería, los otros uniformados interceptados fueron el subintendente Luis Carlos Torres Montoya, adscrito a la Unidad Nacional de Policía para la edificación de la Paz (Unipep), el soldado profesional Jesús Alberto Ramírez Silva y el patrullero Yemilson Gómez Correa, también de la (Unipep).

Fuente: El País.

Deje su comentario

Deje su Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here