Las vacaciones del alcalde ¿Una estrategia?

Foto Archivo

A pesar de estar preso desde hace una semana por un escándalo de contratación del único hospital público del principal puerto del Pacífico, Eliécer Arboleda, alcalde de Buenaventura, se fue de vacaciones.

Su reemplazo es la misma persona que autorizó las vacaciones, la jefe de recursos humanos de la Alcaldía, Magaly Caicedo Castro.

Según el vocero de la Alcaldía, Edison Bioscar Ruiz, el Alcalde lleva “dos años y cuatro meses de trabajo”, por lo que decidió tomar dos periodos de vacaciones que arrancan hoy y terminarán el 6 de junio.

Eso es toda una voltereta jurídica que puede llevar a evitar, por ahora, que el Gobierno designe a un alcalde encargado.

Ruiz le dijo a La Silla que la decisión de las vacaciones estaba tomada antes de la captura y que aunque Arboleda está preso “no pierde sus facultades porque no está suspendido”, por lo que podía pedirlas.

Lo hizo cuando faltaban pocas horas para que un juez enviara a Arboleda a la cárcel mientras sigue la investigación por desfalco y corrupción al hospital.

En Buenaventura daban por seguro que Arboleda continuará en la cárcel. Tan así que desde esta mañana comenzaron a circular, por cadenas de whatsapp de políticos, líderes sociales y medios, versiones de que el viceministro del Interior, Héctor Olimpo Espinosa o el secretario jurídico del Ministerio de Ambiente, Jaime Asprilla Manyoma serían designados en las próximas horas por el presidente Juan Manuel Santos como reemplazos permanentes de Arboleda.

Después de la medida de aseguramiento de hoy, seguramente el Presidente designará su reemplazo

Con TATIANA DUQUE / La silla vacia