En la noche del pasado jueves cuatro viviendas se desplomaron con la erosión costera que se vive en esa zona marítima de Buenaventura.

La intensa lluvia de la noche anterior causó que cuatro familias se quedaran sin un techo donde dormir y a la espera que el gobierno local les brinde un subsidio de arriendo mientras esperan la reubicación que el Gobierno Distrital les prometió durante la semana santa cuando otras cuatro casas también fueron derribadas por este fenómeno natural.

Jaime Vidal, director del Gestión de Riesgo y Desastres, indicó que son 30 viviendas las que se van a construir en unos terrenos ubicados en la parte alta de Juanchacho para reubicar igual numero de familias.

Explicó que la demora ha sido por los ajustes técnicos sobre el terreno y trámites que deben efectuarse en la admininistración pública para poder viabilizar este proyecto.

Fuente: Radio Buenaventura

DEJE SU COMENTARIO

Por favor escriba su comentario
Por favor escriba su nombre aquí