Foto Armada Nacional

Esa es una de las conclusiones que deja una reunión de seguridad realizada en Buenaventura con la participación de las autoridades de los departamentos del Valle y Cauca, la Fuerza Pública, Fiscalía, Defensoría del Pueblo y La Armada Nacional.

Según la gobernadora de Los Valle Caucanos, Dilian Francisca Toro, esa disputa “por rutas del narcotráfico” dejan hasta el momento 87 personas desplazadas, que actualmente están en la cabecera municipal de Buenaventura.

Además, indicó que en El Naya hay familias “confinadas” por “los enfrentamientos entre grupos disidentes de las Farc y/o grupos armados ilegales”.

Por su parte, el gobernador del Cauca, Óscar Rodrigo Campo, manifestó que hay dos rutas de narcotráfico identificadas, las cuales son El Naya y El Micay, las que generan las disputas.

Así mismo, señaló el gobernante de los caucanos que existen en la zona presencia de GAOS residuales del frente sexto de las Farc, el frente 30, la columna móvil ‘Miller Perdomo’, Los Pelusos, grupos que “están generando incertidumbre, amenaza y terror”.

“Se establecieron subcomités de prevención y comités de justicia transicional como parte de las medidas adoptadas”, agregó Campo.

Sobre la suerte del líder afro Iber Angulo y tres personas más, supuestamente asesinadas por un grupo disidente de Las Farc, no hubo detalles.

Entre las medidas adoptadas está la “protección colectiva e individual de los líderes”, afirmó Toro, a cargo de La Unidad Nacional de Protección.

Las Fiscalía tampoco dio veracidad a un video donde un vocero del Frente ‘Fuerza Unida del Pacífico’ se atribuye el secuestro y los crímenes de esas cuatro personas.

Además, señaló la gobernante que hay presencia de Ejército y Fuerza Armada, especialmente, “no sólo en El Naya sino en las cuencas de los ríos”.

Entre tanto, el general Luis Fernando Rojas Espinoza, del comando conjunto sur occidente del Ejército Nacional, pidió confianza en las Fuerzas Militares, que ya han ejecutado 170 capturas y pidió a la comunidad que se denuncien los actos de intimidación porque “los grupos residuales son muy pocos” y deben ser judicializados y llevados a los estrados.

Finalmente, se conoció que para contrarrestar las disputas y controlar las rutas de narcotráfico, está en marcha la Operación Atalanta.

En este comité realizado la tarde del domingo 10 de junio en Buenaventura, también hicieron presencia líderes sociales y voceros de dos Consejos Comunitarios, más un representante de la comunidad indígena nasa.

Fuente: Blu Radio

Deje su comentario

Deje su Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here