A 130 mil millones de pesos asciende la deuda del Hospital de Buenaventura Luis Ablanque de la Plata. Además, los ingresos mensuales no son suficientes para cubrir los gastos operacionales de tener funcionando los servicios de nivel uno y parte del nivel dos.

El nuevo gerente de la casa de salud, Juan Carlos Corrales, presentó este viernes un informe detallado sobre la situación financiera, y confirmó que es necesario acudir a la ley 550 para evitar una liquidación.

«Continúa en riesgo alto, los pasivos se incrementaron sustancialmente incluyendo el riesgo jurídico y los contratos, la deuda es de 130 mil millones de pesos, y las cuentas por cobrar ascienden a 6 mil millones de pesos», explicó.

También hay dificultades con los recursos que las EPS le adeudan al hospital, pues no todos los recursos podrán recuperarse, según la última auditoría de diciembre de 2018, de los 14 mil millones de pesos que le deben estas entidades al Hospital, solo se recuperaría menos de la mitad de los recursos.

Para superar la crisis financiera, la ESE Distrital, deberá someterse a ley 550 o de restructuración, una de las primeras acciones consistirá en reducir el número de personal.

«Hoy somos 612 empleados sin tener en cuenta el grupo extramural y de especialistas» dijo.

El funcionamiento del Hospital, actualmente cuesta alrededor de 5.200 millones de pesos, pero el recaudo del giro directo, solo es de 2.400 millones de pesos, de los cuales el 90 % debe invertirse en la nómina mensual.

Dentro del plan de mejoramiento que debía implementarse, estaba la reducción del personal en casi un 50%, pero no se ha cumplido.

Otra de las dificultades del hospital, también se presenta con la escasez del parque automotor de ambulancias, el nuevo gerente confirmó que se logró la recuperación de tres de estos vehículos y para la próxima semana ya podría estar en funcionamiento la lancha hospital que estaba sin motor.

Equipos como el mamógrafo y el tomógrafo fueron adquiridos hace varios meses, sin embargo no están en funcionamiento.

«El 1 de julio ya estaría en funcionamiento el tomógrafo, ya tenemos la medida de plomo respectiva para esto» manifestó el gerente.

En las próximas semanas se iniciarán con los compromisos de mejoramiento, entre los que está la puesta en funcionamiento de los nuevos equipos y ambulancias, y el recorte de personal, con lo que se espera mejorar la facturación del hospital y así poder superar la crisis financiera.

El País

DEJE SU COMENTARIO

Por favor escriba su comentario
Por favor escriba su nombre aquí