La Bocana, BuenaventuraFoto: Consejo Comunitario Bazan Bocana

En La Bocana, Buenaventura, denuncian que falta una mayor conciencia ambiental de los viajeros.

Francia Guaitotó desliza con firmeza el rastrillo sobre la arena a pesar del dolor lumbar que la flaquea. El sol golpea sus ojos con fuerza. Han pasado ochos horas desde que comenzó a recoger en compañía de sus vecinos la basura que bordean los cinco kilómetros de playa de su comunidad y el mal pareciera nunca acabar.

Cada mañana, las mareas del Pacífico que arriban a las paradisíacas playas de La Bocana, en Buenaventura, traen consigo toneladas de desechos sólidos que generan gran contaminación ambiental en esta población costera de 1.600 habitantes.

Aunque el fenómeno que ocurre desde hace más de 20 años es causado principalmente por la falta de educación de los pobladores de Buenaventura que terminan arrojando sus basuras al mar, miembros de la comunidad de La Bocana manifestaron que muchos turistas no son conscientes de la cantidad de basura que tiran cuando visitan las playas.

“El mayor problema es la basura que nos llega desde Buenaventura y los turistas que tampoco son conscientes del cuidado del medio ambiente. Nosotros nos hemos puesto las pilas comprando tarros y haciendo carteles para que los visitantes dejen sus residuos en el lugar adecuado, sin embargo, este un problema cultural que nos sobrepasa. La gente tira la basura en cualquier parte”, comenta Francia, quien ejerce desde hace cuatro años como vocera del Consejo Comunitario Bazan Bocana.

Durante la pasada temporada vacacional de Semana Santa fue común ver a turistas arrojar a la playa botellas plásticas, empaques de papas fritas e incluso, cajas de icopor.

Y es así como diariamente luchamos con este gran problema,que enfrenta la comunidad de Bazán bocana (buenaventura)Aquí podemos ver el diario vivir de nuestra comunidad…Por favor no arrojes basuras en la calle,parques o sitios públicos La solución está en nuestras manos!Tu haces la diferencia #evergreen#bocanalimpia#savetheplanetComenta y comparte por favor…!

Posted by Consejo Comunitario Bocana Limpia Y Bacana on Thursday, April 25, 2019

“Hay gente que es consciente de esta problemática y tira la basura en los lugares que hemos adecuado para ello, pero hay otra que a la que sinceramente no le importa que además de las cuatro toneladas de basura que recogemos a diario por culpa de la contaminación marina, tengamos que levantar la que ellos tiran”, manifiesta Francia, y agrega que en los últimos años también han delegado la responsabilidad de cuidar el medio ambiente a los hoteleros de la zona.

Un estudio de la Universidad Javeriana estimó que en la Bocana se acumulan a diario 2,6 toneladas de residuos orgánicos e inorgánicos que se generan principalmente de las viviendas, hoteles y locales comerciales del territorio. Solo el 30 por ciento corresponde a la basura acarreada por la marea.

Foto: Consejo Comunitario Bazan Bocana

Para Diego Arias, administrador del hotel La Bocana, el más grande de la zona, la contaminación de los turistas se da más en los ‘paseos de olla’ que terminan con “recipientes de comida, vasos y botellas de licor en la playa”.

Desde hace varios años el hotel dispuso varios cestos para la basura alrededor de sus 800 metros de playa y tienen a varias personas encargadas de la limpieza de los desechos que llegan del mar y que dejan los 1200 turistas que reciben cada mes durante temporada alta.

Francia Guaitotó desliza con firmeza el rastrillo sobre la arena a pesar del dolor lumbar que la flaquea. El sol golpea sus ojos con fuerza. Han pasado ochos horas desde que comenzó a recoger en compañía de sus vecinos la basura que bordean los cinco kilómetros de playa de su comunidad y el mal pareciera nunca acabar.

Cada mañana, las mareas del Pacífico que arriban a las paradisíacas playas de La Bocana, en Buenaventura, traen consigo toneladas de desechos sólidos que generan gran contaminación ambiental en esta población costera de 1.600 habitantes.

Aunque el fenómeno que ocurre desde hace más de 20 años es causado principalmente por la falta de educación de los pobladores de Buenaventura que terminan arrojando sus basuras al mar, miembros de la comunidad de La Bocana manifestaron que muchos turistas no son conscientes de la cantidad de basura que tiran cuando visitan las playas.

“El mayor problema es la basura que nos llega desde Buenaventura y los turistas que tampoco son conscientes del cuidado del medio ambiente. Nosotros nos hemos puesto las pilas comprando tarros y haciendo carteles para que los visitantes dejen sus residuos en el lugar adecuado, sin embargo, este un problema cultural que nos sobrepasa. La gente tira la basura en cualquier parte”, comenta Francia, quien ejerce desde hace cuatro años como vocera del Consejo Comunitario Bazan Bocana.

Durante la pasada temporada vacacional de Semana Santa fue común ver a turistas arrojar a la playa botellas plásticas, empaques de papas fritas e incluso, cajas de icopor.

“Hay gente que es consciente de esta problemática y tira la basura en los lugares que hemos adecuado para ello, pero hay otra que a la que sinceramente no le importa que además de las cuatro toneladas de basura que recogemos a diario por culpa de la contaminación marina, tengamos que levantar la que ellos tiran”, manifiesta Francia, y agrega que en los últimos años también han delegado la responsabilidad de cuidar el medio ambiente a los hoteleros de la zona.

Un estudio de la Universidad Javeriana estimó que en la Bocana se acumulan a diario 2,6 toneladas de residuos orgánicos e inorgánicos que se generan principalmente de las viviendas, hoteles y locales comerciales del territorio. Solo el 30 por ciento corresponde a la basura acarreada por la marea.

Para Diego Arias, administrador del hotel La Bocana, el más grande de la zona, la contaminación de los turistas se da más en los ‘paseos de olla’ que terminan con “recipientes de comida, vasos y botellas de licor en la playa”.

Desde hace varios años el hotel dispuso varios cestos para la basura alrededor de sus 800 metros de playa y tienen a varias personas encargadas de la limpieza de los desechos que llegan del mar y que dejan los 1200 turistas que reciben cada mes durante temporada alta.

Hay gente que es consciente de esta problemática y tira la basura en los lugares que hemos adecuado para ello, pero hay otra que a la que sinceramente no le importa.

Arias agrega que la mayoría de los turistas que no son responsables con el medio ambiente “dejan todos sus desechos acumulados en una esquina suponiendo que con eso hicieron bien”.

Según datos de la Secretaría de Turismo de Buenaventura, la llegada de viajeros a las playas del municipio aumentó en un 9 por ciento durante la temporada de Semana Santa gracias a las diferentes campañas que buscan promover a nivel nacional a este paradisíaco destino del Valle del Cauca.

En cuanto al mal comportamiento de algunos turistas, Jainer Murillo, secretario de esta cartera, manifiesta que se han realizado varias campañas con la Dirección Técnica Ambiental del Distrito para evitar que se sigan arrojando desechos en las playas.

“Pusimos un punto donde se le indica al viajero que se devuelva con la basura que lleva al sitio. Sin embargo, vamos a comenzar a aplicar el Código de Policía a estas personas que no son responsables con el medio ambiente”.

El Código de Policía establece que la persona a la que le sea impuesta un comparendo correctivo por arrojar basuras en sitios públicos deberá pagar un comparendo de 786.000 pesos, y participar en un programa comunitario o actividad pedagógica de convivencia.

Así luce cuando está limpia de Basura la playa de la Bocana.
Foto: Consejo Comunitario Bazan Bocana

Las afectaciones ambientales
La Corporación Regional del Valle del Cauca (CVC) describe que los ecosistemas de la reserva natural especial la Bocana están compuestos por playas arenosas, litoral rocoso, manglar y un bosque húmedo tropical cuna de varias especies endémicas.

Jose Ancisar Arenas Villegas, Director territorial de la Dirección Ambiental Regional Pacífico oeste de la CVC, agregó que los desechos que reposan a diario en las playas “son una amenaza para las especies que subsisten a la orilla del mar. Las tortugas terminan muriendo porque no pueden respirar a causa del plástico que se tragan, las bolsas caen sobre los corales y muchos mueren por efecto de ello”.

Investigadores de la Universidad del Valle señalan que tras la llegada del turismo hace 50 años este corregimiento de Buenaventura, el territorio ha sufrido un deterioro progresivo de sus de los ambientes naturales. Las causas principales serían el crecimiento urbano carente de planeación y la carencia de un servicio de acueducto y alcantarillado.

Importante

Posted by Consejo Comunitario Bocana Limpia Y Bacana on Saturday, April 20, 2019

Los pescadores artesanales de la Bocana también manifestaron que por la contaminación han tenido que adentrarse decenas de kilómetros en el mar porque allí es el único lugar en donde sus atarrayas no terminan cargadas de solo basura.

“La situación ha empeorado porque Buenaventura no tiene cómo recoger sus residuos sólidos y la gente que vive en bajamar lanzan al agua los desechos que nos llegan acá. La tarea es compleja porque los turistas piden playas limpias y eso es lo que les debemos brindar”, dice Francia Guaitotó, y agrega que en los últimos años varias organizaciones y universidades del Valle se han unido a ellos para la realización de jornadas de recolección de desechos.

El Consejo Comunitario de Bazan Bocana saca de su propio bolsillo para invertir en proyectos ambientales, porque, según ellos, la Alcaldía de Buenaventura “ni siquiera gira recursos para pagarle a las personas que ayudan con la limpieza de las playas”.

Sin embargo, Jainer Murillo López, secretario de Turismo del municipio asegura se están apoyando planes de conservación ambiental en este territorio y otros destinos imperdibles en esta parte del Pacífico.

Trabajo de limpieza en La Bocana, Buenaventura
Foto: Consejo Comunitario Bazan Bocana

La CVC indicó, por su parte, que han creado convenios con varias entidades para la construcción de programas de capacitación ambiental sobre reciclaje y que han entregado maquinaria para la transformación de residuos sólidos a las comunidades afectadas.

Por ahora, Francia seguirá levantándose temprano para recoger con ahínco las toneladas de desechos que bordean las orillas de su casa, con la esperanza de que pronto desaparezca este mal de las olas del Pacífico.

JULIÁN VIVAS
Redactor de EL TIEMPO
En Twitter: @_auscultar

DEJE SU COMENTARIO

Por favor escriba su comentario
Por favor escriba su nombre aquí