Con el lema del comando urbano, ‘Rapidez, Sorpresa y Contundencia’. los uniformados reforzarán la seguridad en el Valle del Cauca afrontando la lucha contra el narcotráfico, además de fortificar la seguridad en los municipios de mayores índices de criminalidad.

En la Plazoleta San Francisco, frente a la Gobernación, fue la presentación del Batallón de Fuerzas Especiales Urbanas (Bafur-3), acto que contó con la presencia de la gobernadora Dilian Francisca Toro; la secretaria de Gobierno, Noralba García; el general Luis Fernando Rojas Espinosa, comandante del Comando Conjunto #2 del Pacífico; entre otros funcionarios y oficiales.

Con este nuevo escuadrón se propone preservar el control y la seguridad en los cascos urbanos, en las zonas críticas del departamento.

Se trata de un grupo preparado con entrenamientos tácticos especializados. “Es una unidad altamente entrenada, disciplinada, para soportar todas las inclemencias y trabajos con sacrificio en el departamento”, dijo el mayor Diego Andrés Gómez Tamayo, comandante del Batallón de Fuerzas Especiales Urbanas 3.

El proceso comprende un análisis para determinar cuáles son los municipios que empezarán a trabajar. El Ejército se ha enfocado en la Operación Atalanta.

La gobernadora Dilian Francisca Toro destacó una disminución del 16 por ciento en el departamento, a diferencia de los dos últimos años del 9 por ciento y del 3 por ciento a nivel nacional.

Atalanta es una de las operaciones que adelanta la Tercera Brigada en el municipio de Jamundí, donde convergen rutas del narcotráfico y se desarrollan planes de inteligencia para cortar las redes desde el norte del Cauca y el sur del Valle del Cauca que se dirigen Buenaventura. También se han realizado operativos en el centro y norte de la región al dotar de movilidad al Ejército y la Policía para realizar un trabajo integral.

“Este es un Batallón de Fuerzas Especiales Urbanas que surgió en la reorganización y se crearon estas unidades para reforzar la seguridad de las zonas urbanas de los municipios porque ahí han ocurrido un sinnúmero de delitos como grupos de delincuencia organizada, microtráfico y situaciones especiales”, dijo el mayor general Luis Fernando Rojas Espinoza, comandante del Comando número 2.

La Gobernación invirtió 2.400 millones de pesos en dotación del equipamiento necesario para combatir los tipos de delitos. El apoyo comprende vehículos (8 motocicletas, 5 carros), dispositivos de comunicación para continuar y reducir el margen de criminalidad.

Durante el acto de presentación se mencionaron municipios o zonas afectadas por estos tipos de delitos entre ellos Jamundí como ruta principal y enfoque de operativos por parte de las fuerzas urbanas. El trabajo se extenderá a Palmira, Pradera, Cartago, Roldanillo y Buenaventura.

Toro precisó que estas fuerzas son urbanas porque se pretende realizar acciones territoriales contra bandas que afectan la región y trabajando en conjunto con los respectivos alcaldes.

Fuente: El Tiempo.

Deje su comentario

Deje su Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here