Buenaventura en Linea
Obispo de Buenaventura denunció que recibió amenazas de muerte
Foto LUIS ROBAYO/AFP

Obispo de Buenaventura denunció que recibió amenazas de muerte

Monseñor Rubén Darío Jaramillo ha hecho diferentes advertencias sobre la situación de violencia en la ciudad, especialmente sobre el reclutamiento de menores de edad para actividades delictivas.

El obispo de Buenaventura, Rubén Darío Jaramillo, aseguró que en los último días ha recibido amenazas de muerte. Este amedrentamiento tendría que ver con el liderazgo que asumió Jaramillo para que se terminen los hechos de violencia en la ciudad y por las denuncias que ha hecho sobre el reclutamiento de niños, niñas y jóvenes por parte de los grupos armados ilegales y las bandas delincuenciales que hay en esa región.

Según dijo el religioso en una entrevista en Caracol Radio, hay personas que están ofreciendo dinero para que terminen con su vida. “Desde el año pasado hubo unas amenazas contra mi vida por algunos, según decían, grupos poderosos que les incomodan mis opiniones y posiciones. La verdad resulta muy incómoda para quien vive en la mentira y en la corrupción”, aseguró el Obispo en una entrevista al medio digital Pacífico Web.

En este inicio de año Buenaventura vivió una ola de violencia tras la división de la banda criminal La Local en dos facciones conocidas como Los Espartanos y Los Shotas quienes entraron en una guerra directa que mantiene a los habitantes del puerto más importante del Pacífico colombiano viviendo con el miedo de encontrarse en el medio de un enfrentamiento.

“Hay muchos intereses desde políticos, económicos, narcotráfico y delincuencia que se sienten tocados y no quieren que nadie los mencione siquiera”, aseguró Jaramillo en la misma entrevista a Caracol Radio. El obispo desde el año pasado ha insistido en que todo lo que se diga para evidenciar la realidad de Buenaventura es tomado mal por algunas personas poderosas del municipio, que serían quienes están realizando estas amenazas.

El pasado 10 de febrero el obispo convocó a la población bonaverense a salir a las calles y hacer una cadena humana de 22 kilómetros para rechazar los actos de violencia que se presentaron por esos días en Buenaventura, incluyendo el asesinato de Deiner Castillo, un cantante de 20 años quien había ganado el incentivo “Cultura en Casa” de la Dirección Técnica de Cultura en Buenaventura.

El monseñor dijo que en Buenaventura más que miedo al COVID-19, hay miedo a las balas, que son las que están destruyendo la vida en el puerto. Sin embargo, dejó claro que continuará realizando todas las denuncias sin importar a quién impliquen, pues no se puede quedar callado ante las atrocidades de la violencia.

El Espectador

 

Síguenos

Para que no te pierdas nada de nada.

%d bloggers like this: