Todo se originó por el lavado de un carrotanque a la altura del sitio Peñitas de la Vía Cabal-Pombo que conduce a Buenaventura, el vehículo había transportado detergente. La CVC ya había oficiado a Invías y al concesionario Vía Pacífico advirtiendo de los riesgos de esta actividad ilegal sobre una vía nacional y su cercanía al río Dagua.

La CVC suspendió de manera inmediata la actividad de un lavadero ilegal de vehículos ubicado en el sitio conocido como Peñitas en la Vía Cabal-Pombo que conduce a Buenaventura y que tras el lavado de un carrotanque ocasionó la presencia de espuma en el río Dagua.

“Recibimos un llamado de alerta de la comunidad del sector de Cisneros por la presencia de espuma en el río, desplazamos funcionarios a la zona quienes descubrieron que todo se originó por el lavado de un carrotanque que había transportado detergente. Se observaron algunos peces muertos”, explicó José Ancizar Arenas, director de la Regional Pacífico Oeste de la CVC con sede en Buenaventura.

“Al lavadero se le aplicó una medida preventiva de suspensión de actividades inmediata”, dijo y añadió que ya se les habían enviado varios oficios en donde se le informaba que la actividad no estaba autorizada y que debía legalizarse pero no atendieron los llamados de la Corporación.

Además explicó que el control de estos negocios sobre esta vía nacional corresponde a Invías y al concesionario Vía Pacífico a quienes también se les han venido enviando oficios advirtiendo del daño que estos negocios podrían ocasionar como ocurrió en este caso.

“En la Vía Cabal Pombo, desde el sector de Cisneros hasta Buenaventura hay alrededor de 20 de estos negocios ilegales. Por ser una zona tan rica en agua a la comunidad le basta poner una manguera desde la montaña y ofrecer el servicio en la carretera para lavar todo tipo de automotores, hemos conversado con Invías, el concesionario y los consejos comunitarios de la zona, pero el argumento es que son comunidades de escasos recursos y esa es una forma de subsistencia, pero lo sucedido ayer podría volver a ocurrir y en proporciones más graves. Los funcionarios de la CVC seguirán ejerciendo vigilancia y control en la zona pero reiteramos el llamado a Invías y el concesionario para que la situación se controle”, expresó el funcionario.

También se pedirá a la Policía Ambiental que ejerza control poniendo comparendos a los transportadores y empresas por lavar los vehículos en la vía pública.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here