Conecte con nosotros
La configuración del cuadro es un poco extraña, con dos relojes redondos pero digitales y una pantalla central. La configuración del cuadro es un poco extraña, con dos relojes redondos pero digitales y una pantalla central.

Tecnología

pequeño para la ciudad y grande en tecnología

Avatar

Publicado

en

Toyota renueva completamente su modelo urbano por excelencia, el Yaris, y lo hace estrenando una nueva tecnología híbrida con la que el nuevo modelo se convierte en la principal referencia de este mercado. Ofrece la mejor eficiencia, con un consumo homologado de 3,8 litros, pero también cuenta con la más avanzada tecnología, con sistemas de ayuda a la conducción y de conectividad que no ofrecen coches más grandes. Y todo ello en un coche que es más pequeño que su antecesor pero que gana en habitabilidad. Sin duda, la mejor opción para el mercado urbano en los tiempos que corren.

Lo que Toyota hace con el nuevo Yaris no es una evolución sino una completa revolución. Lo es porque emplea una nueva plataforma modular, lo que le permite ofrecer un mejor comportamiento dinámico y también un cambio de dimensiones. Ahora es 4 cm más corto y se sitúa por debajo de los 4 metros de longitud. Al mismo tiempo, también es más ancho y con mayor anchura de vías. Eso unido a que también es más bajo y que la posición de los asientos está más pegada al suelo, tenemos un modelo mucho más dinámico.

El Yaris, lógicamente, es un coche pensado para el tráfico urbano por sus dimensiones y por esa tecnología híbrida “auto-recargable” que permite una eficiencia en la ciudad como ningún otro coche en el mercado. Lo mejor es que gracias al nuevo sistema híbrido, a la nueva batería de litio y a la combinación de sus motores de gasolina y eléctrico, también permite rodar por carretera combinando agilidad y eficiencia.

La configuración del cuadro es un poco extraña, con dos relojes redondos pero digitales y una pantalla central.

Su interior también es completamente nuevo y en el destaca un cuadro de instrumentos con dos grandes relojes a ambos lados, con información digital, y una pantalla en el centro con mucha información. Su volante tiene muchos mandos ambos lados para poder gestionar todo lo que tiene el vehículo. Es algo que requiere un poco de aprendizaje pero que luego resulta cómodo de utilizar. Aunque una de las cosas que más me ha gustado al subirme en este Yaris han sido sus asientos, de una gran calidad.

Foto: El pasado 1 de enero se inauguró la factoría de Kolin con la nueva denominación exclusiva de Toyota.
Toyota también fabricará el Yaris en República Checa

Charo Sardina

Les decía que es un coche muy tecnológico y no solo por su equipo híbrido o por su cuadro instrumentos digital, sino también porque es el único modelo de este segmento que ofrece un sistema head up display. Es además muy completo, proporciona diferentes ajustes, con datos de la velocidad y de las señales de la carretera o un indicador de modos del sistema híbrido, o incluso del mantenimiento de carril. Un equipamiento tecnológico que muchos modelos del segmento compacto no ofrecen. También cuenta con pantalla de ocho pulgadas con botones a ambos lados para facilitar la gestión y hacerla más intuitiva.

Mecánica híbnida

Pero vayamos con su mecánica, sin duda lo más importante del nuevo Yaris. Toyota tiene más de 20 años de experiencia en la tecnología híbrida, algo a lo que otros fabricantes de prestigio han llegado hace solo dos o tres años. Y esa experiencia demuestra la superioridad de la marca japonesa en este sentido. En este caso combina un motor de gasolina de 91 caballos con otro eléctrico de 80 CV y todo ello unido mediante un cambio CVT. En total, 116 caballos utilizables.

La gestión del uso de ambos motores es perfecta y permite circular en ciudad durante mucho tiempo con el motor de gasolina apagado. Con ello, sus consumos en ciudad son exageradamente bajos. Les aseguro que durante una parte de nuestro recorrido urbano estábamos rodando por debajo de los tres litros, y hablamos de un coche de gasolina bastante ágil. Su valor homologado en ciudad según el ciclo WLTP es de 3,0 litros, pero es que en condiciones normales, conduciendo solo con un poco de cuidado en la ciudad podremos rodar con ese consumo como valor real.

Una clave del gran éxito de este modelo es que cuenta con etiqueta 'eco' para facilitar su uso en ciudad.
Una clave del gran éxito de este modelo es que cuenta con etiqueta ‘eco’ para facilitar su uso en ciudad.

Lo mejor de este sistema híbrido de cuarta generación es que no solo funciona muy bien en ciudad, su terreno ideal, sino que también por carretera permite una conducción muy ágil y eficiente. En este caso tendremos una pequeña limitación con el cambio, de tipo CVT. Desde hace años he pensado que el cambio CVT era la única limitación que tenía el sistema híbrido de Toyota. Pero los ingenieros japoneses siempre me han dado la misma respuesta, “es mucho más eficiente que uno de doble embrague o de otro tipo”.

En este caso, y pese a que se mantiene este tipo de caja menos sofisticada, la experiencia de conducción ha mejorado mucho respecto al anterior Yaris Hybrid. Ya no hay ese desfase entre pisar el acelerador y apreciar que el coche empieza a acelerar realmente. Y si queremos tener aún menos esa sensación, al seleccionar el modo Power, esta sensación de patinamiento se reduce.

En las pruebas en recorrido urbano los consumos han sido muy bajos, pero es que en carretera también las cifras son buenas, aunque sin duda no es su terreno ideal. A lo largo de nuestra prueba en carreteras de acceso y salida de Madrid o por las vías de circunvalación, M30 o M40, el valor máximo que hemos conseguido ha sido de 4,7 litros. Eso circulando mucho por carretera y siempre con el acelerador pisado al máximo para conseguir las máximas prestaciones, aunque cumpliendo los límites legales.

El vehículo proporciona tres modos diferentes de conducción: el modo normal, una opción eco para reducir al máximo el consumo, pero también cuenta con una opción Power. En este modo permite mejores aceleraciones y una respuesta más contundente y rápida al pisar el pedal del acelerador. Pero ya sea en un modo u otro, siempre tendremos un coche con un consumo muy, pero que muy bajo.

Cuenta opcionalmente con un completo sistema 'head up display' configurable.
Cuenta opcionalmente con un completo sistema ‘head up display’ configurable.

Su comportamiento dinámico es muy bueno. Por un lado en la ciudad, donde al no tener que accionar un cambio manual y sobre todo al tener un motor eléctrico que siempre apoya al de gasolina, lo que le proporciona un comportamiento muy ágil. En muchas ocasiones permite ir con el propulsor de gasolina apagado. En carretera ese comportamiento dinámico es mucho mejor como consecuencia del empleo de la nueva plataforma modular TNGA-B . Esta plataforma le proporciona un comportamiento mucho más preciso y dinámico.

Ofrece mucha más rigidez al conjunto y además su centro de gravedad ha bajado más de 1 cm. Eso es una garantía de mejor comportamiento, como también lo es la ganancia de casi 5 cm de anchura de vías respecto a la anterior generación, lo que hace que el coche vaya mucho más asentados sobre el asfalto.

Con el Toyota Yaris 2020 llega una nueva referencia para el segmento del vehículo pensado para la ciudad. Antes de que las ciudades estén llenas de puntos de recarga y realmente sea operativo un coche 100 % eléctrico, esta es la mejor alternativa. Su consumo de carburante es muy bajo, diría que exageradamente bajo después de hacer muchos kilómetros con este coche. Lo mejor es que su precio de partida es de 18.450 euros. Y eso pese a que con respecto a sus rivales, este vehículo tiene dos motores, uno de gasolina y uno eléctrico, una tecnología de seguridad y de conectividad que no tienen sus principales rivales del mercado y que le posiciona como el destacado de este segmento.

Ficha técnica

Ficha técnica

Ficha Toyota Yaris 120H

Motor de gasolina

Motor: 4 cilindros en línea

Potencia máxima: 91 CV a 5.500 rpm

Par máximo: 120 Nm desde 3.500 rpm

Cilindrada: 1.490 cc.

Motor eléctrico

Potencia: 80 CV

Par motor: 141 Nm

Potencia combinada: 116 CV

Velocidad máxima: 175 km/h

Aceleración de 0 a 100 km/h, 9,7 segundos 

Caja de cambios: automática de tipo CVT.  

Tracción: Delantera  

Consumos homologado WLTP en ciclo combinado: 3,8 litros.

Dimensiones (longitud/anchura/altura), 3,94 x 1,75 x 1,50

Capacidad maletero:286 litros. 

Peso en vacío: 1.040 kg.

Precio: desde 18.450 euros.

Fuente de la Noticia

Tendencias

%d bloggers like this: